El Chavo | Las profesiones de sus actores antes de llegar a la comedia

0

El Chavo del Ocho, de Roberto Gómez Bolaños, se convirtió en un ícono de comedia que trascendió en la cultura latinoamericana y logró conquistar a varias generaciones, por más de cuatro décadas. Sus actores, quienes pronto alcanzaron el reconocimiento por su enorme talento, no siempre estuvieron en la cúspide de sus carreras, e inclusive llegaron a desempeñar profesiones muy distintas.

La comedia de Chespirito, ya era conocida por más de 350 millones de personas en la década de los 70, y se caracterizó por relatar la historia de un pequeño huérfano que vivía en un barril, en medio de una vecindad, rodeado de las interacciones de entrañables personajes como Quico, don Ramón, La Chilindrina, doña Florinda y otros.

No obstante, a pesar de que algunos de sus actores eran conocidos en el mundo de la farándula (caso de María Antonieta de las Nieves, alias La Chilindrina, quien había actuado desde niña), el resto del cast fue un misterio hasta su participación en El Chavo, comedia que pronto los llevaría a obtener los niveles más altos de audiencia televisiva.

Según el portal Infobae, antes de comenzar sus carreras artísticas, algunos de los actores de El Chavo, desempeñaron oficios diversos: boxeador, secretaria, fotógrafo, ingeniero, y hasta un ¡médico!, pero su amor por el arte fue tan significativo, que les valió la oportunidad de dar vida a célebres personajes que marcaron la infancia de muchos latinoamericanos.

El Chavo': Las profesiones de sus actores antes de llegar a la comedia

Florinda Meza

La popular doña Florinda, interpretada por Florinda Meza, y experta en hacerle la vida imposible a don Ramón, se había destacado como secretaria hasta su incursión en el mundo del modelaje, profesión que la motivó a probar suerte en la actuación, donde poco a poco comenzó a forjarse su propio lugar, hasta llegar a El Chavo, serie en la que fue protagonista. Actualmente, es la viuda del creador, Roberto Gómez Bolaños, mejor conocido como Chespirito.

Carlos Villagrán

El insoportable y mimado Quico, fue encarnado por Villagrán, quien antes de comenzar en la actuación se había desempeñado como fotógrafo, acompañando a su padre, también fotógrafo, con una cámara 5X7 y trabajando en las alamedas, para así mantener a su familia. Luego de obtener su primer empleo en el periódico El Heraldo de México, aprovechó su carnet de prensa para frecuentar las instalaciones de Telesistema Mexicano, y su llegada a El Chavo es historia.

Rubén Aguirre

El recordado profesor Jirafales de El Chavo, fue anteriormente un cronista taurino, y obtuvo también el título de ingeniero agrónomo, profesión que nunca ejerció. Fue descubierto por el productor cubano, Sergio Peña, quien le dio la oportunidad de ingresar al mundo televisivo, destacando en programas como El Club de los Millonarios, que llamaría la atención de Roberto Gómez Bolaños.

Édgar Vivar

El intérprete del señor Barriga y su malcriado hijo, Ñoño, siempre tuvo claro que quería convertirse en médico, y llegó al mundo de la actuación por mera “casualidad”. Mientras estudiaba en la Universidad Nacional Autónoma de México, debió tomar un curso extra para ganar algunos créditos y, ¡oh, sorpresa!, el único disponible era la clase de teatro. Aunque al principio no le entusiasmó mucho la idea, pronto fue enamorándose del mundo de las tablas, consagrándose como actor de doblaje y comediante, con El Chavo.

Ramón Valdés

El recordado don Ramón, fue hermano del gran actor Germán Valdés, Tin Tan, y a pesar de haber debutado en la actuación desde la edad de dos años, también llegó a representar otros oficios, como conductor de tráiler, carpintero y comerciante. Tras haber desempeñado papeles menores durante toda su vida, fue el del malhumorado padre de La Chilindrina en El Chavo del Ocho, con el que logró alcanzar fama mundial.

Roberto Gómez Bolaños

El afamado Chespirito obtuvo un título en ingeniería, pero nunca ejerció. Sin embargo, antes de iniciar su carrera como productor y comediante, Roberto también se desempeñó como ¡boxeador principiante!; esto le sirvió para defenderse del bullying, del que fue víctima en la infancia por su baja estatura, además de ayudarle a desarrollar de mejor forma sus personajes.

Su inmensa creatividad lo llevó a convertirse en creativo publicitario,, y de esta forma garantizar su llegada a la televisión. Su legado como comediante, actor, dramaturgo, director y compositor, aún es recordado por muchos de sus fanáticos.

800Noticias

También podría gustarte

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia, Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea Aceptar Lee mas

Advertisements