Cúcuta estudia aplicar sistema “pico y cédula” para control de migrantes venezolanos

0

Migración Colombia advierte que, actualmente, cerca de 300 venezolanos ingresan diariamente al país a través de las trochas ilegales. Por lo que buscan medidas que controlen el ingreso fronterizo.

Infobae | La Nación

La pandemia de COVID-19 incidió drásticamente en la economía del Norte de Santander, al punto de que el gobierno departamental ha tenido que evaluar nuevas estrategias para la zona fronteriza y promover una reactivación económica que beneficie al departamento. Una de las medidas que el alcalde de Cúcuta, Jairo Yáñez, propone para este fin es aplicar el “pico y cédula” para el ingreso de la población migrante en los puentes internacionales.

Yáñez le solicitó al Gobierno nacional evaluar la medida en los pasos fronterizos con Venezuela para buscar un ingreso ordenado y responsable, tener un estricto control de las fronteras y así se “eviten traumatismos”.

 “La frontera se debe abrir de forma ordenada, planeada, con un estilo de pico y cédula para regular el ingreso, con aplicación de pruebas en la frontera de manera permanente que nos permita identificar quién y en qué condiciones entra al país”, le dijo el mandatario local.

De igual forma, el alcalde cucuteño expresó la urgente necesidad de implementar el registro biométrico para identificar de forma inequívoca a las personas, basándose en sus cualidades biológicas, como las huellas dactilares, los rasgos faciales, la voz, la retina, el iris (ojos), y el ADN. Según Yánez, este mecanismo se propuso a las autoridades migratorias hace unas semanas pero aún no se ha materializado.

“Es un hecho que el registro y caracterización de esta población es urgente, porque desarrollar políticas públicas sin información es muy difícil; pedimos urgencia en la instalación de los equipos biométricos en los puentes internacionales”, expresó el alcalde de Cúcuta.

El mandatario local, además, expresó que la reactivación de la frontera con Venezuela debe ser un trabajo en conjunto del Gobierno nacional que promueva y propenda “espacios laborales a las personas que estén regularizadas en el país”.

De acuerdo con Migración Colombia, cerca de 300 venezolanos ingresan diariamente al país a través de las trochas ilegales, de los cuales 200 lo hacen por Norte de Santander, tratando de llegar a regiones como Bucaramanga, Bogotá, Medellín y Cali en búsqueda de empleo y otras oportunidades.

Pese a estas alarmantes cifras, las autoridades fronterizas con Venezuela dieron un parte de tranquilidad a los colombianos y garantizaron que la reactivación se hará con responsabilidad y siguiendo todos los protocolos de bioseguridad que garanticen el bienestar de la población migrante y nacional.

“No podemos permitir esos pasos ilegales, vamos a atacarlos. Estamos con toda la presencia del Estado controlando esta zona y evitando que estas estructuras criminales se instalen en la frontera. (…) En Colombia antes de la pandemia había un millón 800.000 migrantes, de los cuales se devolvieron alrededor de 100.000 a Venezuela para pasar la pandemia. Sabemos de las condiciones difíciles en el país vecino, por lo que creemos que haya flujo de 200.000 o 250.000 migrantes que vuelvan a Colombia”, aseveró a La FM Lucas Gómez, gerente de la Frontera con Venezuela.

La frontera entre Colombia y Venezuela es un límite internacional continuo de 2.219 kilómetros que separa a los territorios de ambos países, con un total de 603 hitos que demarcan la línea divisoria. Es la frontera más larga que ambas naciones poseen con alguna otra.

También podría gustarte

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia, Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea Aceptar Lee mas

Advertisements
Enable referrer and click cookie to search for pro webber