Fiscal Roció Sánchez habría ocultado la versión de Camayo sobre Vizcarra #perú

0
El analista político Ángel Delgado reveló que la Fiscal Anticorrupción Rocío Sánchez, encargada del caso de los «Cuellos Blancos del Puerto»,
estaría envuelta en graves sospechas ilícitas.

Angel Delgado, señala que actuación fiscal era parte de ofensiva política del Presidente para atacar a adversarios

El analista político Ángel Delgado reveló a LA RAZÓN que la Fiscal Anticorrupción Rocío Sánchez, encargada del caso de los “Cuellos Blancos del Puerto”, estaría envuelta en graves sospechas ilícitas y sería acusada de omisión funcional en la investigación seguida contra la organización criminal, donde a la luz de los hechos y pruebas, habría ocultado declaraciones de José Camayo respecto a su amistad con Martín Vizcarra, visitante asiduo a la casa del empresario, donde bebía ron Zacapa.

“Es increíble que a través del tiempo transcurrido desde que salieron a la luz los llamados audios de la vergüenza, donde se presentaron conversaciones propaladas por la prensa con visos de escándalo y la presunta existencia de una organización criminal, donde se inculpó a todo el que tenía vínculos con José Camayo y César Hinostroza, no se haya incluido las visitas de Martín Vizcarra a la casa de José Camayo”, comentó.

Ángel Delgado remarcó que fiscalía anticorrupción sobredimensionó el caso de los Cuellos Blancos, y ahora se conoce que no era más que parte de la ofensiva política de Vizcarra para arrinconar a sus adversarios políticos utilizando el sistema de justicia, donde juegan un rol preponderante fiscales y jueces a la medida del Gobierno que mancharon honras de muchos empresarios, fiscales supremos como Pedro Chávarry a quien se le implicó maliciosamente.

“La fiscal Rocío Sánchez es de la escuela de Vela Barba y José Domingo Pérez. No hace falta ser pitonisa para darse cuenta que en los últimos lustros la justicia se ha mediatizado y politizado, llegando a convertir a la prensa en copartícipe de los procesos judiciales. En todo caso, la presión mediática sirve para evitar que jueces y fiscales corruptos o ineptos en nuestro medio intercedan y cambien el rumbo de las resoluciones”, opinó.

UN COMPLOT DESCARADO

“¿Cómo se entiende que Camayo haya ido a la juramentación del Presidente en el Congreso? Tras el cierre del Congreso es cuando se presentan estos audios y se destruye al Consejo Nacional de la Magistratura lo que permite investigar a jueces y fiscales incomodos al régimen. Fue realmente un complot descarado que se hizo adrede con muy “mala leche” donde se embarró a muchos fiscales supremos que no eran objeto de ninguna investigación”, apuntó.

Delgado dijo recordó que inicialmente con el pedido de las jueces del Callao y en un proceso especifico se intervinieron las líneas telefónicas, porque la Fiscal suponía que el delincuente Caracol tendría contactos con la Policía, con los aduaneros y con gente del Poder Judicial, con cuya autorización se llega incluso a “chuponear” a parlamentarios, consejeros de CNM y esos audios eran presentados mediáticamente de manera escandalosa.

“Esos audios desde el punto de vista legal son una prueba ilegitima, porque a los fiscales supremos y a los miembros de CNM no se les podría abrir, así nomás, el secreto de las comunicaciones. El fiscal Pedro Chávarry antes de asumir la Fiscalía de la Nación no necesitaba de ninguna negociación política ni de votos, porque el más antiguo después de Pablo Sánchez era Chávarry”, explicó.

Fiscal Anticorrupción Rocío Sánchez tiene cuestionamientos sobre su labor en el caso de los “Cuellos Blancos del Puerto”.

LA MENTIRA APAÑADA

Sin embargo, -señaló Delgado- que toda la campaña vizcarrista en el caso de Chávarry fue únicamente por que se reunió en la casa de José Camayo con un grupo de periodistas hecho que no es ilicito. El fiscal Chávarry contó que llegó tarde a la casa de Camayo que no conocía y que esa reunión no se llevó a cabo. Chavarry no eran amigos pero sin embargo, lo vincularon para bajárselo por haber investigado el caso del Aeropuerto Chinchero en el Cusco.

“La mentira pertinaz de Vizcarra quien era visitante habitual a la casa de Camayo, donde se reunió como hasta cuatro veces, pues tenía la costumbre de ir a tomar el ron Zacapa que se cuenta como una anécdota. Vizcarra tenía que negar su amistad con Camayo porque ¿con qué autoridad Vizcarra podría comprometer a Chávarry en el proceso penal de los Cuellos Blancos que lo veía la señorita fiscal Rocío Sánchez?”, precisó.

La Fiscal Rocío Sánchez le caya la boca al Camayo que era el organizador de la reuniones y pagaba los almuerzos y lo meten preso, lo asustan y lo convierten en colaborador eficaz entre comillas, incomprensiblemente habla en su investigación del Fiscal Supremo Tomas Gálvez que denunció al grupo Lava Jato, pero no dice nada de la cantada amistad del Martín Vizcarra con el empresario José Camayo.

También podría gustarte

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia, Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea Aceptar Lee mas

Advertisements
Enable referrer and click cookie to search for pro webber