Claves: La estrategia legal de Trump para disputar la Casa Blanca Por: Braulio Jatar Alonso

0

La tradición moderna indica que los medios de comunicación proyectan al ganador, el perdedor revisa con su equipo electoral sus números y, si estos coinciden de alguna manera, el candidato derrotado “concede” la elección, es decir acepta la derrota en una llamada telefónica a su opositor.

Luego en la primera quincena de diciembre, en una ceremonia de mera formalidad, los representantes de los colegios electorales de cada estado, consignan los votos y declaran al “Presidente Electo”. Solo en ese momento se hace oficial. No son las agencias de noticias, tampoco lo medios de comunicación, ni el Presidente quien hace tal anuncio. .

La certificación de resultados es un paso que los estados adoptan, para que el ganador de las elecciones en ese territorio pueda ser oficialmente confirmado.

En Nevada, la fecha límite es el 16 de noviembre. En Wisconsin, antes del 17 de noviembre. En Georgia, el plazo concluye el 20 de noviembre. En Michigan y Pensilvania, los condados deben certificar los resultados para el 23 de noviembre. En Arizona, la fecha límite es el 30 de noviembre.

 “Las autoridades electorales de cada estado se toman su tiempo en verificar los resultados, para asegurar la precisión del cómputo final y detectar posibles problemas técnicos, errores humanos o fraude”.

Al momento, en estricto derecho, no hay “Presidente electo”, y el candidato Donald Trump, no solo no ha «concedido», sino que por el contrario está disputando en una variedad de estados claves, los procesos en marcha conforme la legislación dentro de cada uno de ellos y, se sabe que algunas disputas legales llegarán hasta la Corte Suprema de Justicia.

Alan Dershowitz , abogado profesor de derecho retirado de Harvard,  identifica  dos categorías  de demandas por parte del equipo legal de Trump,  un grupo que  describe  como “desafíos al por mayor” y otro de “desafíos al detal”, ya que  en algunos casos se busca revertir un número importante de votos, mientras en el otro uno de escala menor, pero en ambos casos, la finalidad es la misma.  Él cree que la estrategia legal de la campaña de Trump no es subirlo a 270 colegios electorales (número suficiente para ganar la presidencia), sino por el contrario  evitar  que Biden llegue a ese número  “levantando suficientes desafíos, para que  esos estados no certifiquen a los electores a tiempo para la reunión de diciembre”, entonces la elección iría a la Cámara de Representantes,  en donde cada estado tiene derecho a un solo voto y los republicanos ganaron más estados que los demócratas y pudieran declarar  a favor  de la  reelección.

El equipo legal de Trump, nunca han señalado que buscan interrumpir el proceso de certificación, para que sea la Cámara Baja del Congreso la que decida la elección, por el contrario dicen tener  “pruebas” suficientes para demostrar que ha habido un “fraude masivo” en perjuicio de su representado y, sumarle tantos votos como sea necesario, para ser declarado ganador.  

Los abogados del Presidente, tienen entre sus pruebas algunas declaraciones juradas, entre ellas, la de Leamsy José Salazar un ex capitán de corbeta de la Armada Nacional de Venezuela, quien también fue jefe de seguridad del presidente Hugo Chávez y que bajo juramentó declaró ser testigo de la forma como el  mismo software usado en algunos estados en EEUU, era manipulado para sumar votos al “Chavimo” en Venezuela.

La cuestionada empresa Smartmatic está una vez más en el ojo del huracán, y habrá que esperar por los juicios, para de una vez por todas buscar o alcanzar a la verdad, sobre lo que ha convertido en una especie de leyenda electoral.  

Muchas veces en el pasado se ha cuestionado los resultados, pero nunca se han mostrado pruebas que confirmen la denuncia formulada por quien la agencia AP identifica como Leamsy Salazar.

A continuación los tuits de AP, agencia de noticias, que ha dado a Joe Biden, como ganador de las elecciones presidenciales.

La estrategia de Trump es legal pero también política. Las encuestas indican que un 87% de los republicanos piensan que hubo fraude, por lo que si no gana legalmente en esta oportunidad, dejará un camino tan empedrado a su opositor , que en poco tiempo volverá a ser el centro de la atención política en su país, con la mirada puesta  como candidato en el 2024.

Fuentes consultadas:

BBC MUNDO / Entrevista a Alan Morton Dershowitz canal NTD/ Associated Press (AP)

También podría gustarte

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia, Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea Aceptar Lee mas

Advertisements
Enable referrer and click cookie to search for pro webber