Venezolanos son cada vez más víctimas de asesinatos en Colombia

Caracas. El homicidio es el delito que más impacta a los venezolanos migrantes en Colombia, de acuerdo con datos suministrados por la Policía al Observatorio del Proyecto Migración Venezuela. Y es que contrario a lo que pueda creerse, la migrantes forzosos venezolanos son víctimas de la criminalidad.

Aunque son un poco menos de 4% de la población, los venezolanos han puesto a lo largo de 2020 5% de los muertos por ese delito con picos como el observado en septiembre, mes en que la cifra llegó a 6,4%.

LEE TAMBIÉN

Venezolano es asesinado al resistirse al robo en cicloruta de Bogotá

La nota del Proyecto Migración Venezuela destaca que, en comparación con el mismo periodo de 2019, los homicidios contra venezolanos aumentaron 40,4%, «un fenómeno contrario al que vive el país en general, que ha visto disminuir el homicidio 8% en el mismo lapso de tiempo».

Aún peor: este año, de acuerdo con cálculos del Observatorio con base en cifras de la fuente policial, la tasa de homicidios de venezolanos viene en aumento progresivo, incluso durante los meses de cuarentena por el COVID-19.

Por ser migrante y venezolana

Keila González vivió para contarlo. La mujer estuvo a punto de ser asesinada dentro de uno de los autobuses de la ruta L 25 Portal Suba de Transmilenio, el pasado 15 de noviembre por el solo hecho de ser migrante y venezolana, según contó al Proyecto Migración Venezuela.

“Esta hp es venezolana, porque así es como les gusta andar a ellas, con los zapaticos arreglados, bien vestidas, solo vienen aquí a quitarnos el trabajo…”, le espetó un colombiano de unos 25 años, indignado porque, a diferencia de otro hombre con un marcado acento venezolano que ofreció a cambio interpretar alguna canción, a él nadie le había dado dinero cuando se subió a pedir dinero.

LEE TAMBIÉN

Venezolanos en Colombia: estas son tres rutas para encontrar trabajo

Los insultos del hombre escalaron hasta el punto de escupirle en la cara. “No le da miedo, sapa hp, le voy a atravesar el corazón con este puñal”, añadió, pero la reacción de un pasajero, y de un uniformado, permitieron a Keila burlar la muerte, refiere la nota del Proyecto Migración Venezuela.

«Veneco en la mira»

Otro fue el caso del venezolano Alejandro Torres, quien vivía amedrentado y amenazado, antes de que el miedo lo hiciera renunciar a su trabajo, reseña la nota del Proyecto Migración Venezuela.

Trabajaba en un pequeño local de publicidad en el barrio Ricaurte, en el sur de Bogotá, y a menudo era víctima de intimidaciones por su nacionalidad, según consta en registros testimoniales de la Clínica de Movilidad Humana Transfronteriza de la Universidad del Rosario.

Veneco, lo tenemos en la mira” fue la calcomanía pegada en una de las paredes del local que encontró un día, junto con la imagen de una rata y la bandera de Venezuela.

LEE TAMBIÉN

Venezolanos migrantes en Colombia: ¿empeoran la criminalidad?

Ese tipo de amenazas e intimidaciones son el quinto delito con más denuncias en el país (4%). Aunque solo 1% de las víctimas de amenaza en Colombia son venezolanas, es decir 304 personas, entre enero y septiembre de este año se registró un aumento de 101,3% en relación con el mismo periodo del año anterior, subraya el texto.

Para Laura Dib, abogada de la Clínica Jurídica para Migrantes de la Universidad de los Andes, el panorama de los migrantes como víctimas puede ser muy preocupante si se tiene en cuenta el subregistro que supone casi 1 millón de ellos en condición irregular Colombia y quienes, por temor a ser deportados, no se atreven a denunciar.

Lee la nota del Proyecto Migración Venezuela aquí

Redacción El PitazoVista_4

Redacción El PitazoVista_4

el pitazo

Compartir:

SIGUENOS EN GOOGLE NEWS

Para combatir la censura en otras redes te invitamos a suscribirte a nuestro nuevo canal de Telegram

SUSCRIBETE A REPORTE CONFIDENCIAL EN TELEGRAM

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia, Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea Aceptar