«No hay garantía de que el gobierno va a tratar diferente a esta Asamblea»

Compartir:

Al frente de la «lista nacional» de Avanzada Progresista, Luis Augusto Romero enarbola las banderas de la «dolarización del salario». En entrevista con TalCual ahonda en su propuesta legislativa para una nueva Asamblea Nacional (AN) y aborda los caminos políticos que su partido impulsa, para los cuales se topará con el chavismo actuando como chavismo y el gobierno interino de Juan Guaidó


Luis Romero es secretario general de Avanzada Progresista y encabeza la lista nacional de ese partido, cuyos ganadores surgirán del cálculo por cociente electoral nacional. Estar en el tope de los nombres garantiza que el suyo saldrá entre los triunfadores del evento del 6D. Convoca a marcar por la tarjeta del partido fundado por Henri Falcón, llamando a votar para lograr una mayoría en un nuevo parlamento con la que confrontar al oficialismo.

Habla de acumulación de fuerzas, de escenarios electorales regionales, locales y hasta presidenciales a futuro, de conseguir que el gobierno actúe distinto a como lo ha hecho durante todos estos años. Ahora sí, aspira, mientras sostiene que una mayoría opositora puede ayudar a torcer el brazo del poder.

La propuesta más comentada de su tolda es la «dolarización del salario», pero también habla de generar condiciones jurídicas para recuperar la inversión extranjera en Venezuela y pone la mirada en una reforma a la ley de hidrocarburos.

-¿Cuáles son las tres ideas fundamentales de Avanzada para esa Asamblea Nacional?

-Lo prioritario es atender el drama social. Puede sonar demagógico o etéreo, pero no lo es. Impulsaremos iniciar las discusiones que permitan aprobar un conjunto de reformas legislativas para que la moneda venezolana esté anclada a una divisa fuerte. Sabemos que la moneda de curso legal es el bolívar y que no es tan sencillo aprobar una ley con otra moneda, sino que es un proceso que debe ser muy serio. Hemos manejado la posibilidad de una circulación dual. Esperamos contar con la voluntad política de todos los factores en la AN, incluyendo el partido de gobierno.

-Henri Falcón, presidente de Avanzada Progresista, ha dicho que «no se le puede pedir mejores condiciones a un gobierno autocrático», hablando de lo electoral. La frase pudiera usarse para cualquier otro ámbito pues la AN ya ha estado en manos de la oposición y el gobierno se comportó como se comportó.

-A partir del triunfo de 2015 la oposición que obtuvo 2/3 partes de la Asamblea Nacional cometió una serie de errores que dinamitaron la posibilidad de ejercer una mayoría. Cuando el objetivo de esa Asamblea Nacional fue sustituido por «Maduro sale en seis meses» se instauró en la relación de esos dos poderes un juego suma cero. Esa Asamblea quedó entrapada en una polarización muy radical. Por supuesto que el gobierno da el primer paso cuando inhabilita a parlamentarios de Amazonas para impedir que la AN tuviera las dos terceras partes. No fue una responsabilidad exclusiva de las autoridades de la Asamblea Nacional. De un gobierno como este se puede esperar un comportamiento como ese, y cosas peores, porque no le gusta que lo escruten, que le pidan cuentas. Ahora, una dirigencia opositora que cae en ese peine también tiene su cuota de responsabilidad. Aquí lo que convenía era iniciar la construcción de un camino consensueado entre Ejecutivo y Legislativo para ponerse de acuerdo en una serie de temas para avanzar.

-En 2016 se desincorporaron los diputados de Amazonas y se acató al TSJ, y aún así nunca se levantó el desacato. ¿Qué les hace pensar que el PSUV tendrá esa voluntad política ahora sí y antes no?

-Precisamente por eso hacemos tanto énfasis en que la gente salga a votar. No existe ninguna garantía de que el gobierno a esta Asamblea Nacional la va a tratar diferente de la anterior. Por eso es muy importante que la mayoría opositora del país se exprese el 6 de diciembre. Porque en la medida en que el músculo opositor sea mayor, en esa medida tendremos una posición más cómoda para confrontarnos con el gobierno. Te lo digo desde mi experiencia de un año y medio sentado con el gobierno en la Mesa de Diálogo Nacional, donde usamos una metodología de acuerdos parciales porque sabemos que el gobierno puede ir variando posiciones de acuerdo a cómo se va moviendo la dinámica política.

-¿Cuál es el principal adversario de Avanzada Progresista?

-La desesperanza de la gente frente a una agenda que ha ratificado desde 2015 hasta hoy el mimo error. Esa estrategia fracasada ha llevado al descreimiento de la gente en el voto. Y lo estamos pagando todos los políticos porque de los derechos ciudadanos el más trascendente es la expresión política a través del voto.

-¿Qué tan prioritario es para Avanzada Progresista desplazar al G4 como referentes de la oposición?

-Para nosotros es muy importante que regrese la política sensata, que regrese la estrategia de acumulación de fuerzas. Viene en 2022 el referendo revocatorio y antes hay elecciones de gobernadores y alcaldes. ¿No será mejor llegar a un revocatorio con 14 gobernadores y no con cuatro? No nos interesa desplazar al G4, a cuyos factores que quieran rectificar les damos la bienvenida. La ruta es la acumulación de fuerzas y la herramienta es el voto, y lo que queremos desplazar es el extremismo. Nosotros no excluimos a nadie, pero sí hemos sido víctimas de exclusión.

talcualdigital

Compartir:

SIGUENOS EN GOOGLE NEWS

Para combatir la censura en otras redes te invitamos a suscribirte a nuestro nuevo canal de Telegram

SUSCRIBETE A REPORTE CONFIDENCIAL EN TELEGRAM

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia, Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea Aceptar