“La AN debe restablecer Estado de Derecho»

Alejandro Aguilera lidera la «lista nacional» de candidatos del Movimiento Ecológico para el 6D. Admite que el resultado del domingo dejará a opositores en desventaja, pero insiste en usar el vot0. Asegura que en su partido no hay alacranes y rechaza las acusaciones de una complicidad con el gobierno de Nicolás Maduro


Trabajar para restablecer en el Estado de derecho es una de las propuestas de Alejandro Aguilera, quien lidera la «lista nacional» de los candidatos a la Asamblea Nacional (AN) por el Movimiento Ecológico de Venezuela, y que producirá escaños por cociente de votos en todo el país. En entrevista para TalCual, vía telefónica, Aguilera conversó en medio de uno de sus recorridos de campaña electoral.

El dirigente, secretario general del Movimiento Ecológico, rechaza las acusaciones de un sector del partido que lo señala de usurpar funciones y pactar con el gobierno de Nicolás Maduro para participar en el evento del 6D.

Asevera que al pueblo venezolano no se le puede hablar con mentiras. Ingeniero civil y abogado, destaca que, desde diciembre de 2019, se convirtió en el primer representante venezolano ante la Global Greens, organización que agrupa a 110 partidos verdes y más de 500 senadores y diputados.

El aspirante al parlamento fustiga las estrategias de la oposición que lidera el presidente de la AN, Juan Guaidó, reconocido por más de 50 países como presidente interino. Su propuesta se resume en restablecimiento del Estado de derecho, suspensión del Arco Minero y reducción de 50% del presupuesto de la Fuerza Armada Nacional (FAN).

«Estoy hastiado de la política tradicional, de la política radical, de la política visceral que solamente favorece un status quo que son los extremos nada más mientras todos los que estamos en el centro estamos clamando por un cambio que ahora no llega porque no controlamos. No buscamos el punto medio porque no le favorece a los pequeños extremos que son los que realmente pueden avanzar», asevera el candidato.

-Marcelo Monnot acusa a quienes se postularon para el 6-D de haber fraguado un pacto con Maduro. Denuncia que la tarjeta del Movimiento Ecológico está secuestrada por el CNE y los «alacranes».

-Ese sector ni siquiera pertenece al partido. Marcelo Monnot renunció en 2017 a la Secretaría General e inmediatamente asumí yo. En agosto de 2020, Leonardo Morales, rector del CNE, le respondió en una carta que desde 2017 fue recibida su carta de renuncia. Su renuncia la hizo pública. De los otros tres compañeros que declaran contra nosotros, uno vive en España, y los otros dos fueron expulsados de la Dirección Nacional. El Ecológico no es un partido judicializado, ni alacraneado, ni nada que se le parezca. No quiero que quede duda alguna de nuestra legitimidad y de nuestra fiel posición opositora a este parapeto de gobierno que no se acerca a un gobierno democrático.

-El 22 de septiembre de 2020, la Dirección Nacional Ejecutiva del Movimiento Ecológico de Venezuela informó que usted había sido suspendido de su cargo «por desacato a la decisión de No Participación en el fraude del 6D convocado por el régimen de Nicolás Maduro». Se señala que era el subsecretario del partido y fue acusado de usurpar funciones.

-Fui subsecretario en 2015 y 2016. Según los estatutos del partido, en ausencia del Secretario General, sube el subsecretario. Si estuviera suspendido no podría postular ante el CNE, ni sería representante ante la Global Green. Ese comunicado lo pusieron y a las dos horas lo retiraron.

-¿Entonces, no pactaron con el gobierno?

– Nunca. Y menos desde que asumí la Secretaría General. Soy totalmente opositor a este gobierno y todos los que hacen negocio en el partido los he apartado poco a poco. Nuestra lucha, insistimos, es por el restablecimiento del Estado de derecho, también por la suspensión inmediata del Arco Minero que es violatoria de la Constitución y de las leyes internacionales. Pero, hace falta coherencia de la oposición, unidad y estrategia. Esas aventuras de apostar por la nada no las volvemos a acompañar. Demasiado tiempo perdido y es inaceptable.

-¿Cree que el sector mayoritario de la oposición apuesta a la nada?

-En el caso de la estrategia de la abstención, sí. Esto ni siquiera puede ser considerada estrategia. Solo debemos vernos las consecuencias que hasta el sol de hoy pagamos por no participar en las parlamentarias de 2005 y los grandes avances por haber tomado la decisión correcta de participar en 2015.

-¿En qué se sustenta su oferta parlamentaria?

-Nosotros tenemos como propuesta restablecer el Estado de derecho en Venezuela, buscar la verdadera autonomía de todas las instituciones y de todos los poderes públicos en el país. Eso, ante cualquier proyecto o pretensión personal del partido, es el requisito sine qua non que tenemos todos los candidatos a nivel nacional.

-¿Eso pasa por la renovación de los poderes públicos?

-Sí, pero ajustado al derecho. Un ejemplo, nosotros siempre hemos sido contrarios a la propuesta que en algún momento se hizo por parte del oficialismo y de la oposición, de cuando iban a renovar el Consejo Nacional Electoral (CNE) de dos rectores del oficialismo, dos de la oposición y uno en consenso entre las partes. Ahí se vulnera el Estado de derecho, ahí se está violando la legislación. Si son cinco rectores, son cinco rectores independientes, que realmente crean en la ejecución y que realmente hagan brillar la institución como lo dice la Constitución.

*Lea también: Miguel Salazar: «No vamos al parlamento a confrontar al gobierno»

-¿Qué pasos deben darse, desde su punto de vista, para restablecer el Estado de derecho?

-Ante todo buscar un punto medio que permita que la polarización y los extremos no dominen la política en Venezuela. O sea, es un debate político que se da a lo interno de la Asamblea Nacional, que buscará que nosotros podamos tener como norte los puntos que nos unen y no los que nos alejan, de manera que podamos avanzar para superar la crisis humanitaria que estamos padeciendo como nunca antes en la historia de Venezuela.

-Hablando del Estado de derecho, la forma cómo se designó este CNE que convocó a las  parlamentarias, y sus condiciones, hace creer a muchos sectores del país y de la comunidad internacional que se trata un proceso fraudulento.

– El todo o nada que ejercen ambos extremos que hacen política en Venezuela, tanto el oficialismo como la oposición, hace ver verdades a medias y es lo que le dicen al pueblo venezolano. Los CNE anteriores, en varias ocasiones, los que antes gobernaban también fueron designados por el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) parcialmente, y la oposición participó. Entonces al pueblo venezolano no se le puede hablar con mentiras. Hubo un acercamiento, tuvo la Asamblea Nacional su oportunidad de poder designar cuando convocaron a la gente y lamentablemente faltaron dos compañeros parlamentarios y no se pudo. La voluntad política tiene que prevalecer sobre el bienestar colectivo independientemente que estés en una desventaja. A lo largo de la historia de Venezuela, siempre lamentablemente el Poder Electoral ha favorecido a una tendencia. Hay que hacer valer las reglas del juego. Esas las dictaría es la Constitución, ajustándose al derecho y a que realmente tengamos la posibilidad de construir una Venezuela que realmente todos queremos. De lo contrario no vale de nada quitar al oficialismo del gobierno y colocar a una oposición que solamente se va a cambiar el color de la camisa.

-¿Entonces, cree que la pelea debe darse el 6-D a pesar de que las condiciones son cuestionables?

-Totalmente. La pelea siempre es desde adentro. Nicolás Maduro tiene más de 80% de rechazo. Nosotros sabemos que la oposición ya tiene una muestra de su capacidad de movilización, cuando un proyecto unitario se demostró en el 2015. Pero, lamentablemente tenemos que ver también no solamente los éxitos, sino los fracasos y los fracasos en las elecciones parlamentarias del 2005 cuando entregamos todos los poderes públicos al gobierno y, hasta el sol de hoy, cargamos con esa cruz. Considero que es la decisión política más nefasta de la historia de Venezuela.

*Lea también: Romero: «No existe ninguna garantía de que el gobierno va a tratar diferente a esta AN»

-¿La nueva AN podría ser una oferta engañosa?

-Claro que habrá una desventaja increíble. A quienes adversamos no los considero políticos. Los considero lo peor de la sociedad, altos funcionarios vinculados con droga, trata de gasolina, pranatos, guerrilla, terrorismo. Pero las armas del político son la oratoria, la estrategia y el voto. Los otros caminos, los atajos, serán siempre rechazados por quienes defendemos la Constitución.

-El Movimiento Ecológico hizo alianzas por estados con otras organizaciones. ¿Qué criterios se siguieron para esto?

-Con la Gran Alianza vamos en 10 estados. Con Soluciones en un estado. Con Voluntad Popular (VP) y Primero Venezuela (PV) en uno, y en 12 estados candidatos propios del partido. El crecimiento del partido estará en donde vamos solos. Por eso es que esperamos una participación entre el 40% y 50% , no como dicen algunos de la oposición que no se llegará al 20%.

-¿Qué va a pasar después del 6-D? Hay serios cuestionamientos  de la comunidad internacional a la AN que saldrá de las elecciones luego de un proceso el que se cambiaron las normas y que vislumbra que el gobierno va a obtener una mayoría importante de las curules.

-Esa respuesta solamente la puedo dar después de las elecciones, inclusive después de finales de enero. No solamente es el cuestionamiento que pudiera haber teniendo el resultado de la Asamblea Nacional, sino también el cuestionamiento a las dos presidencias que gobiernan en Venezuela. Tanto la presidencia de Maduro como la presidencia de Guaidó van a sufrir cuestionamientos muy fuertes desde el área internacional. No lo sabemos ahorita. Tendremos que esperar. Pero muchas instituciones, parapetos de instituciones, independientemente que sean legítimos o no legítimos, van a ser muy cuestionadas.

-¿Cuál es la expectativa que tienen sobre las curules que el Movimiento Ecológico pudieran obtener en este proceso?

-Nosotros esperamos seguir avanzando para restablecer el Estado de derecho en Venezuela, no solamente con la fuerza del movimiento político, también con todos los órganos internacionales a los cuales nosotros pertenecemos, como la Federación del Partido Verde de las Américas, la Global Green, la Mundial Verde. Ya hablándole en términos partidistas, nosotros tenemos que detener el mayor ecocidio y etnocidio inmundo que está en desarrollo en Venezuela, que es el tema del Arco Minero. Ahí no hay ningún tipo de negociación posible, ante la vulneración del patrimonio público que es la naturaleza de Venezuela y de los derechos fundamentales que se están violando a las etnias indígenas.

*Lea también: Segundo Meléndez: “La nueva AN no puede ser para pase de cuentas entre grupos políticos”

-¿En qué aspectos sustentan la agenda legislativa?

-Tenemos agenda legislativa, pero más que todo evolutiva, en la legislación ambiental que existe en Venezuela. Tenemos que reconocer que la legislación venezolana es una de las más evolutivas de Latinoamérica en materia ambiental. Lamentablemente el papel lo sostiene todo y todo ha quedado en papel. Lo que tenemos que hacer es que el Ejecutivo permita que se respete la legislación venezolana.

-¿Hacia dónde cree debe dirigirse el prespuesto de la FAN, del que plantea una reducción de 50%?

-Planteamos reducir el presupuesto de la FAN a 50% y que esos recursos sean dirigidos a la educación y a la salud, para que nosotros podamos afrontar y confrontar la crisis humanitaria que estamos viviendo.



333


talcualdigital

Compartir:

SIGUENOS EN GOOGLE NEWS

Para combatir la censura en otras redes te invitamos a suscribirte a nuestro nuevo canal de Telegram

SUSCRIBETE A REPORTE CONFIDENCIAL EN TELEGRAM

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia, Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea Aceptar