7 ejercicios básicos para tener unos brazos poderosos. – Circuito Global

Los problemas relacionados con la pandemia y sus consecuencias en las relaciones sexuales son comunes en todos los países, dado que el comportamiento sexual de todas las personas es el mismo, según aseguran los expertos.

Si ya de por sí la convivencia y las relaciones de pareja son muy complejas, si le sumamos el encierro, la ansiedad por la pandemia, la pérdida del trabajo o los problemas económicos y le agregamos la poca intimidad o el momento adecuado para tener relaciones sexuales, se crea un detonante para que se generen muchos divorcios.

“El impacto psicológico y económico de esta pandemia durará meses después del regreso a la normalidad. Esta situación puede suponer incluso el fin de muchas relaciones”, afirma la doctora Maylin Bello, especialista en sexología de la Fundación Programa Integral de Salud Comunitaria y Social (Piscys) del ministerio para el Servicio Penitenciario.

La pandemia no solo ha impactado en las relaciones estables, sino en aquellas parejas que no conviven bajo el mismo techo porque las formas de encontrarse ya no ha sido consecutivas. “S e han prolongado los encuentros por el resguardo y el cuido cuando la persona es consciente por el cuidado del coronavirus”, destaca Bello.

En cuanto a aquellas personas que se disponen a iniciar una nueva relación, recalcan que en este momento es arriesgado por la exposición al contagio, así como tener relaciones sexuales no monógamas.

Se buscan las formas

Sin embargo, la pandemia ha traído consigo la generación de nuevas alternativas para que las personas tengan estos encuentros eróticos y sexuales. En el mercado nuevas aplicaciones para tener relaciones a través de apps y medios informáticos han aumentado sustancialmente durante los meses de confinamiento. Algo que también ha ocurrido con el consumo de pornografía, según reportan algunos estudios.

Aquí destaca el llamado sextIng, estrategia que ya existía pero que con la pandemia se ha incrementado su uso. Este término se refiere al envío de mensajes sexuales y eróticos y en algunos casos mal aplicados hasta pornográficos, por medio de teléfonos móviles, mensajes, audios o videos que incitan a la otra persona a que se erotice y sienta deseo sexual.

La sexóloga asegura que las personas que tienen una relación a distancia y que no se han podido encontrar físicamente a consecuencia de la pandemia han empleado este método para poder tener ese acercamiento. “Lo positivo, es que ha sido muy efectivo y seguro porque si una persona tiene coronavirus y la otra no, puede manejar esta técnica del sextIng para mantener el deseo sexual, la comunicación activa y efectiva e la pareja.

Sin embargo, el sextIng corre riesgos si no existen las previsiones adecuadas: no colocar el rostro, o tatuajes, marcas especificas .. porque hay que prevenir que lo que suba a la web o en el celular, caiga en manos de otra persona o que sea usado por la pareja como represalia al momento de la ruptura.

“En relaciones estables que se encuentran todos bajo el mismo techo, durante la pandemia, esta situación ha impedido a la pareja tener los encuentros sexuales habituales. No obstante, por otro lado, se ha encontrado que compartir más tiempo en casa ha generado que el nivel de tolerancia puede perderse y si en esa relación había cierta ruptura o había una cierta discordia, esta puede ser un estímulo para que se incrementen las diferencias, inclusive se ha visto el aumento de la violencia en la pareja y en el hogar, porque las personas al no tener el nivel adecuado de sus emociones pueden llegar a drenarlas de manera no operativa ni de manera eficaz ,tanto hacia la pareja, como hacia los hijos y las personas que conviven bajo el mismo techo”, recalcó Bello.

Estudio revela que las parejas son "infelices" cuando tienen hijos | Nueva  Mujer

Dejarse llevar por la creatividad

A juicio de la doctora Bello es importante que durante la pandemia debe activarse esa creatividad y esa imaginación que debe tener la pareja para rescatar el deseo sexual, pero también es imperioso aplicarla inteligencia emocional, estar en conexión con nuestras emociones y comprender las emociones de la pareja.

“Tenemos que tener claro que esto es un evento que no debe desunir a la pareja, sino que los debe unir y para ello podemos evocar recuerdos del porqué están juntos. Claro está, si la pareja ha tenido problemas que no han subsanado, esto puede ser que se incremente en este contexto , pero si recordamos el por qué están juntos , por qué conviven, hablar de cómo han cambiado en estos años y preguntarle al otro por sus nuevos gustos”. La cuarentena es la excusa perfecta para darle una mirada íntegra y coherente a la relación. Esto va a ser una fuerte ancla para la relación de pareja.

Con el encierro hay más oportunidades para tener intimidad, por eso decir que está cansado para evadir a su pareja ya no puede ser una excusa. Si viene de una mala racha sexual con su cónyuge, “lo mejor es aprovechar el tiempo para hablar de eso y avivar la llama”. Aunque el encierro limita la novedad, según la experta, hay que probar en lugares diferentes de la casa, ayudarse con material audiovisual o poner en práctica otros rituales para los que usualmente no hay tiempo, como masajes o noche de velas. Al principio, muchos experimentarán un aumento de relaciones sexuales, pero luego bajará por la costumbre. En este punto, la experta recomienda acordar días libres de sexo para que el otro no sienta rechazo.

Consejos ante el sexting
Aunque es una práctica habitual, puede suponer un grave peligro dentro de internet porque, después del envío de esas imágenes, el emisor pierde todo el control sobre ellas. De este modo, ese contenido puede llegar a mucha más gente por diversos motivos:

El receptor envía a propósito ese contenido a otras personas, las cuales lo vuelven a reenviar sin fin hasta llegar a un público muy amplio.
El protagonista de las imágenes las envía por error a la persona equivocada, que se las envía a otras personas.
Alguien roba el móvil, tablet u ordenador de uno de los que posee las imágenes, que las publica en internet.
Alguien crackea el dispositivo móvil u ordenador de uno de los que posee las imágenes, enviándola así a más gente, publicándolas en internet o reenviándoselas a su protagonista para comenzar una fase de chantaje o extorsión.
Además de saber qué es el sexting, es necesario conocer que esas imágenes pueden acabar en múltiples lugares:

Cómo tener sexo en una relación a larga distancia? Te decimos cómo subir la  temperatura

En los dispositivos móviles de los conocidos del/la protagonista, como, por ejemplo, sus propios padres.
Redes sociales, donde se tiene un acceso público a ellas.
Páginas de contenido sexual y/o pornográfico.
En manos de groomers, que ven en ellas a sus presas perfectas para que accedan al cumplimiento de sus peticiones (groomers es todo acoso producido a través de internet –redes sociales, foros, juegos online…- por parte de un adulto hacia un menor con intenciones claramente sexuales)
El sexting o envío de mensajes, imágenes o vídeos de contenido erótico no tiene por qué suponer un peligro si se hace con precaución, moderación y sentido común. Del envío de ese contenido no siempre se derivan los problemas anteriormente mencionados. Sin embargo, una vez enviadas las fotografías, se pierde el control que se tenía sobre ellas, pudiendo acabar en manos de gente indeseada o en lugares públicos (como redes sociales).

Compartir:

SIGUENOS EN GOOGLE NEWS

Para combatir la censura en otras redes te invitamos a suscribirte a nuestro nuevo canal de Telegram

SUSCRIBETE A REPORTE CONFIDENCIAL EN TELEGRAM

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia, Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea Aceptar