Elimina los puntos negros con bicarbonato y miel

Los puntos negros son bastante desagradables y pueden llegar a ser un problema estético bastante grave si no hacemos lo posible para atacarlos con tratamientos efectivos que puedan limpiar los poros sucios desde dentro.

Piel de porcelana: Elimina para siempre los puntos negros con bicarbonato y miel

¿Por qué aparacen los puntos negros? Los puntos negros no son más que los poros de la piel cuando están muy abiertos y se llenan de suciedad y grasa, lo que hace que se tapen y, si no se sacan o combaten a tiempo, y haciendo que nuestro rostro luzca con un aspecto bastante desagradable.

Y aunque hay casos más graves que otros, los puntos negros a nivel general se tratan en casa y con una correcta rutina de limpieza e hodratación deberían estar bajo control.  Sin embargo, si nots que tu caso es muy grave y que necesitas ayuda adicional, no dudes en consultar a tu médico, sólo él sabrá cuál es el tratamiento más adecuado para tu tipo de piel.

También debes considerar que si tu piel es muy sensible o tienes algún otro tipo de afección cutánea, también debes ir a consulta con tu dermatólogo antes de intentar cualquier tratamiento casero que pueda traerte efectos contraproducentes.

Piel de porcelana: Elimina para siempre los puntos negros con bicarbonato y miel

El día de hoy te traemos esta mascarilla a base de bicarbonato y miel.  El bicarbonato es un ingrediente que todos tenemos en casa, y que sirve desde la repostería, hasta la limpieza y desinfección del hogar.  A nivel estético tiene también muchos usos, ya que es un excelente aliado para la limpieza y exfoliación de la piel, contribuyendo además a la producción de colágeno, el ingrediente que hace que tu piel se vea y se sienta más elástica y tersa.

La miel por su parte, es un ingrediente 100% natural y que ha sido usado desde hace milenios por varias civilizaciones.  Se le atribuyen efectos hidratantes, desinfectante y sanadores de la piel, además que contribuye  a su suavidad y belleza.

Ingredientes:

  • 2 cucharadas de miel de abeja
  • 1 cucharada de sal
  • 1 cucharada de bicarbonato de sodio

Preparación:

  • En un bol limpio y seco mezcla los tres ingredientes hasta que estén bien integrados y sin grumos.
  • Unta la mascarilla en la piel limpia y seca y deja que actúe por unos 5 minutos
  • Repite unas 3 veces por semana para tener más efectividad.  El resultado en una piel limpia y sin puntos negros o imperfecciones ¡Pruébala y cuéntanos cómo te fue!

mui

Compartir:

SIGUENOS EN GOOGLE NEWS

Para combatir la censura en otras redes te invitamos a suscribirte a nuestro nuevo canal de Telegram

SUSCRIBETE A REPORTE CONFIDENCIAL EN TELEGRAM

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia, Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea Aceptar