#EEUU | Los Proud Boys, la organización de extrema derecha liderada por el cubano-estadounidense Enrique Tarrio

Esta es la bandera de los Proud Boys.
Esta es la bandera de los Proud Boys.

Cuando en 2016, Donald Trump se proyectaba como el líder más prominente de los republicanos para llegar a la Casa Blanca, el activista canadiense-británico de extrema derecha Gavin McInnes, fundó los Proud Boys (chicos orgullosos).

Los Proud Boys son una organización que fue fundada solo para hombres, bajo una ideología nacionalista, neofascista y anti musulmana, con vínculos directos con los supremacistas blancos de todos los Estados Unidos que se opone al feminismo y promueve estereotipos de género.

Después de su fundación, la creciente organización dio un salto significativo cuando comenzaron a participar en manifestaciones de extrema derecha, teniendo como principal distintivo camisetas negras y amarillas.

En 2017 su popularidad aumentó cuando formaron parte de los disturbios que se desataron en Charlottesville, al momento que uno de sus simpatizantes arrolló con un vehículo a decenas de manifestantes que protestaban en contra de la violencia policial y el racismo, provocando la muerte de una persona e hiriendo una veintena.

Proud Boys
Proud Boys

La organización cree en la posesión de armas, glorifican la violencia, el cierre de las fronteras, la lucha contra el feminismo y el papel de la mujer como ama de casa. Sus líderes en ocasiones han participado en diversos eventos racistas y en contra de los progresistas y los partidos políticos con tendencia de izquierda.

El Southern Poverty Law Center (SPLC, Centro legal sobre la pobreza sureña), una organización no gubernamental de defensa de los derechos civiles, ha calificado a los Proud Boys como un “club de lucha de extrema derecha”.

Los Proud Boys se describen como “chovinistas occidentales”, una creencia de que lo propio del país al que pertenecen es mejor o superior a todos en cualquiera de los aspectos.

El FBI en un informe de agosto de 2018 los ha clasificado como un “grupo extremista con vínculos con el nacionalismo blanco” y han sido calificados como uno de los grupos más odiados de todo el país. Un mes después la Oficina Federal de Investigaciones retiró esta clasificación, pero caracterizaron la potencial violencia del grupo.

Los especialistas y académicos que estudian a los extremistas, etiquetan a los Proud Boys como un puente hacia la supremacía blanca, que muchos de ellos buscan establecer un vínculo más directo con el partido republicano.

Las redes sociales Twitter, Facebook, Instagram y YouTube, canceló su cuenta oficial por violar los términos de uso relacionados al promover los grupos extremistas violentos, el discurso de odio e incitar a la violencia contra una persona o un grupo.

Esta organización tuvo sus primeros inicios en Brooklyn, mismo lugar donde su fundador tenía las oficinas centrales de VICE Media. En noviembre de 2018 Gavin McInnes rompió relaciones con el grupo.

Enrique Tarrio, líder de los Proud Boys.
Enrique Tarrio, líder de los Proud Boys.

Enrique Tarrio el cubano-estadounidense líder de los Proud Boys

Luego de que McInnes dejara la organización, el cubano-estadounidense Enrique Tarrio, asume la presidencia de los Proud Boys, convirtiéndose en la nueva cara del liderazgo, después de que los más emblemáticos de la organización lo eligieran.

Un puesto que fue impulsado por haber liderado junto a otro miembro la violenta manifestación del 2017 en Charlottesville, Virginia, que finalizó con el asesinato de la contramanifestante Heather Heyer.

Las autoridades locales, incluido el jefe del FBI, calificaron este ataque como un acto de terrorismo doméstico. Tarrio le dijo a medios locales que había asistido al mitin para protestar contra “la remoción de estatuas”. Tenían también, como principal objetivo unificar al nacionalismo blanco en los Estados Unidos.

 Enrique Tarrio
Enrique Tarrio

Enrique Tarrio nació y creció en el popular barrio la Pequeña Habana en Miami, es activista, empresario y mayormente conocido por liderar el grupo de los Proud Boys y director de la organización “Latinos por Trump”, que se movilizaron para reelegir al presidente saliente Donald Trump.

En 2020 intentó incluirse en la política, fue candidato al Congreso de los Estados Unidos por los republicanos en representación del Distrito 27 de la Florida. Según documentos presentados al gobierno, Tarrio no recaudó suficiente dinero desde que anunció su candidatura.

Recaudar fondos le resultó bastante difícil porque fue expulsado de varios sitios web, plataformas de tarjeta de crédito y redes sociales por pertenecer a los Proud Boys un grupo “neofascista vinculado a nacionalista blancos” que comparten y promueven insultos raciales en los medios sociales.

A pesar de tener una carrera política truncada, siempre tuvo participación activa en mítines y contramanifestaciones en contra de los demócratas, Tarrio grababa un evento donde participaba Nancy Pelosi y la llamo «un pedazo de mierda». En la campaña pasada de las elecciones presidenciales se le escuchó llamar “Comunista” al expresidente Barack Obama, luego de haber interrumpido su discurso.

 Enrique Tarrio
Enrique Tarrio

Desde muy joven ha estado involucrado en problemas, en 2004 fue condenado por robo y obligado a cumplir servicio comunitario por 3 años. En 2013 fue sentenciado a 30 meses de prisión por haber revendido equipos médicos robados, según registros federales.

Para pertenecer a los Proud Boys se tiene que pasar por cuatro grados, algo así como una especie de ritual: primero, declarar públicamente que eres un Proud Boys; segundo, mencionar 5 tipos de cereales mientras otros miembros los golpean; tercero, hacerse un tatuaje de Proud Boys abstenerse de pornografía y masturbación; cuarto, soportar algún tipo de dificultad por la causa, es decir pelear con Antifa.

Enrique Tarrio, es un Proud Boys de cuarto grado, esa clasificación se la ganó cuando en junio del 2020 en las manifestaciones de Portland circuló un vídeo de él golpeando a un manifestante de Antifa que había lanzado fuego artificial a los manifestantes que se encontraban en el lugar.

Los Proud Boys idolatran a Donald Trump y son animados por la retórica incendiaria del presidente saliente, especialmente por las teorías de la conspiración, creando esto, un efecto de crímenes racistas y de odio.

Su popularidad creció cuando en el caótico primer debate presidencial el moderador emplazó a Trump a condenar los grupos radicales de derecha y supremacistas blancos, no accediendo a este llamado. La violencia según declaraciones de Trump proviene de la izquierda y no de la derecha.

Entonces en ese momento fue tajante y se dirigió directamente a uno de los movimientos más radicales de este país, los Proud Boys y les dijo: “Proud Boys, retrocedan y queden a la espera”.

Luego del caluroso debate Enrique Tarrio escribió: “estamos en pie señor”. Prácticamente como si tratara de generar una guerra civil en el país, donde solo estuvieran esperando la orden del presidente para atacar.

No hay registro de cuando Enrique Tarrio inició su vida en los negocios, pero tiene tres empresas, una dedicada instalar equipos de seguridad y otra que provee unidades de seguimiento GPS a diferentes compañías.

Tarrio también es dueño de una tienda de camisetas y artículos de derecha conocida como la 1776 Shop. La revista estadounidense Slate describió la tienda como un «emporium en línea de mercancía ultraderechista» que vende una variedad de artículos relacionados con los Proud Boys.

Líder ultraderechista celebra asalto a Capitolio de EE.UU. y prevé más acciones

Por: Impacto Latino
Autor: Alejandro Alemán Rivas
Fecha de publicación: 2021-01-11 21:30:26
Fuente

Compartir:

SIGUENOS EN GOOGLE NEWS

Para combatir la censura en otras redes te invitamos a suscribirte a nuestro nuevo canal de Telegram

SUSCRIBETE A REPORTE CONFIDENCIAL EN TELEGRAM

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia, Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea Aceptar