Cómo hacer una limpieza de cutis en casa y con resultados profesionales

Compartir:

Una limpieza de cutis te permite quitar impurezas y ganar un rostro luminoso. La buena noticia es que ya no requieres gastar tu tiempo (ni un dineral) en un centro de estética ya que puedes obtener los mismos resultados profesionales desde tu casa. A continuación, te compartimos toda la información que necesitas saber.

Una vez al mes es aconsejable realizar una limpieza de cutis en casa realizada de forma profesional. Aunque ir a un centro de belleza para que te la realice parece la mejor elección, puedes llevarla a cabo en la comodidad de tu hogar, de forma fácil, rápida, económica y sumamente efectiva.

Limpieza facial paso a paso:

  1. Agua y Jabón o Leche Limpiadora. El primer paso para una limpieza de cutis es eliminar la suciedad más superficial con agua y jabón (de farmacia para el rostro) o una leche limpiadora. Elimina todos los restos de maquillaje y no olvides el contorno de ojos.
  2. Abrir los poros con vapor. Este paso es perfecto para que los productos que vienen después penetren mejor en el cutis. Se trata de hervir agua y que haya vapores. Si aquí le echas unos aceites esenciales, como de lavanda, tu rostro además se relajará. 
  3. Aplica un Exfoliante o Peeling. Utiliza un producto exfoliante  con un suave masaje circular con una gasa o un algodón, sin presionar. Evita el contorno de ojos y los labios. Masajea un poco más insistentemente en la frente, la nariz y la barbillla. Con este exfoliante ayudarás a mover las células muertas, los puntos negros y los granitos. 
  4. Elimina puntos negros y granitos. Con las manos bien limpias y usando dos gasas o algodones limpios, extrae los puntos negros más visibles y haz una leve presión en las zonas con más impurezas. Una vez acabado, haz abluciones con agua templada sobre el rostro.
  5. Mascarillas. Elije mascarillas con propiedades calmantes, antiinflamatorias y bactericidas y utiliza la máscarilla que más necesites. Unas son hidratantes, otras anti-arrugas, otras para pieles grasas, para pieles sin luminosidad o anti-manchas. Cuando acabes retira la mascarilla con un pañuelo o con una infusión de manzanilla templada, casi fría empapada en un algodón. Vuelve a hacer abluciones con agua sobre el rostro. 
  6. Cierra los poros con un Tónico. Una vez que hayas retirado la mascarilla hay que cerrar los poros con un tónico, que puedes comprar o incluso hacer en casa como el té verde, que es un astringente natural.
  7. Acabamos con una Hidratación. Elige una hidratante según tu tipo de piel (grasa, seca, mixta o norma)l. Una vez seca la piel, con mucha suavidad extiende en el rostro una crema hidratante y deja que penetre en la piel durante unos minutos.
Limpieza facial en casa.

Limpieza de cutis según los tipos de piel:

  • Piel grasa. Suelen necesitar limpiezas más frecuentes, pero si realizas las limpiezas diarias necesitarás menos limpiezas profundas. Esta tiende a recoger la suciedad y polución del ambiente y es importante, por tanto, quitar esa grasa y destaponar los poros para que la piel respire. 
  • Piel seca. El problema de las pieles secas es que pueden aparecer arrugas y líneas finas antes de lo esperado. Una buena limpieza de cutis te ayudará a rejuvenecer el rostro.
  • Piel mixta. No es muy práctico usar un tipo de limpieza distinta por zonas, así que lo mejor es usar productos intermedios que no sean agresivos y con un algodón utilizas el producto para pieles grasas en la zona que más lo necesite.

mui

Por: Reporte Confidencial

Compartir:

SIGUENOS EN GOOGLE NEWS

Para combatir la censura en otras redes te invitamos a suscribirte a nuestro nuevo canal de Telegram

SUSCRIBETE A REPORTE CONFIDENCIAL EN TELEGRAM

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia, Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea Aceptar