#España | Corinna no se echa atrás y acusa de amenazas al director del CNI aunque éste lo niega ante el tribunal

La princesa alemana Corinna Sayn Wittgenstein ha declarado, por videoconferencia, en el juicio del ex director del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) Félix Sanz Roldán contra el comisario José Manuel Villarejo por presuntos delitos de calumnias y denuncia falsa. Tal y como adelantó OKDIARIO, la empresaria ha ratificado que fue amenazada por el general Sanz Roldán en una visita en el hotel Connaught de Londres en 2012. Sin embargo, el general –pese a que estaba obligado a decir la verdad porque ha declarado en calidad de testigo en la vista– ha asegurado que «nunca amenazaría a una mujer y a un niño.

Corinna se ha mostrado contundente en su declaración. Sanz Roldán la citó el 5 de mayo de 2012 en el lujoso hotel londinense. Ella, según ha declarado, asistió al encuentro por orden de Juan Carlos I. No tenía otra opción que presentarse a la cita aunque hubiese preferido no asistir. «Así que el general vino al hotel, yo estaba incómoda porque se celebró en mi habitación y dados los antecedentes desagradables, ocurridos las semanas previas, en los que se había ocupado mi casa…». Añade que, tanto el Rey emérito como el ex jefe de Inteligencia siempre quisieron que «constase que Juan Carlos le daba las órdenes a Sanz Roldán y éste las acataba».

En ese encuentro Sanz Roldán le dijo que si no seguía las instrucciones que le daba no iba a asegurar la seguridad física de la princesa alemana ni la de sus hijos. Unos días antes, Corinna se había negado a que trabajadores de una empresa de seguridad permanecieran durante cinco días en su casa y sus oficinas para comprobar «si había micrófonos ocultos». No entendía por qué necesitaban tanto tiempo si su casa era de un tamaño reducido.

Además, aseguró que, durante semanas, agentes españoles estuvieron entrando y saliendo de su domicilio y sus oficinas. Le dijeron que era para vigilar a posibles paparazzi que quisieran tomarle fotografías. Sin embargo, esta excusa no terminó de convencer a Corinna porque los agentes continuaban en su inmueble mientras ella estaba de viaje y fuera del país.

Corinna asegura que en aquel momento no denunció a Sanz Roldán porque tenía miedo. Se trataba de un agente de la Inteligencia.

Sanz Roldán

Por su parte, el general Félix Sanz Roldán ha reconocido que existió dicha reunión con la princesa alemana en Londres. Pero el ex jefe del CNI no ha reproducido el contenido de la misma por su «carácter secreto». Sanz Roldán ha asegurado que nunca ha amenazado a una mujer ni a un niño, sin ofrecer más detalles sobre el encuentro.

Hay que recordar que que el general estaba obligado a decir la verdad durante la celebración de la vista debido a su condición de testigo. Si se demuestra lo contrario podría ser acusado de un delito de falso testimonio.

Juicio 

Es la primera vez que el comisario José Manuel Villarejo, que se encuentra en prisión provisional desde noviembre de 2017, se sienta en el banquillo de los acusados.

La vista ha comenzado pasadas las 10:00 en el Juzgado de lo Penal Número 8 de Madrid. El primero en declarar ha sido el ex agente infiltrado y le ha cogido el testigo el ex director del CNI, Sanz Roldán. Además de estas declaraciones están las de Corinna Sayn Wittgenstein; de la jefa de Gabinete de la ministra de Defensa, Esperanza Casteleiro; y del comisario José Luis Olivera, ex director del Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO).

En esta causa se juzga si se cometieron delitos de calumnias contra el ex director de Inteligencia en una entrevista al comisario jubilado en el programa Salvados de LaSexta, donde Villarejo aseguró que Sanz Roldán amenazó a Corinna. La princesa alemana lo confesó en el encuentro que mantuvo en su domicilio londinense con Villarejo y el empresario Juan Villalonga, encuentro que fue grabado subrepticiamente por el comisario jubilado.

Otro de los motivos por los que se juzgará al comisario Villarejo en este procedimiento será por un delito de denuncia falsa.

Villarejo presentó una denuncia contra el general Félix Sanz Roldán y el ex director adjunto de El País Javier Ayuso por revelación de secretos y colaboración con actividades de organizaciones terroristas por la publicación de una fotografía en el periódico del Grupo Prisa en el que aparecen él y el comisario José Luis Olivera, ex director del Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado, en una misión especial.

El comisario explicó que el acceso a ese archivo sólo lo tenía el CNI -puesto que el dossier de dicho operativo obraba en su poder– y por ese motivo consideraba que la filtración no podía venir de ninguna otra parte que no fuese del Centro Nacional de Inteligencia.

La denuncia recayó en el Juzgado Central de Instrucción número 2 de la Audiencia Nacional del que es titular el ex policía Ismael Moreno, y no fue admitida a trámite. Después fue recurrida y archivada de forma definitiva por la Sala de lo Penal.

La Fiscalía Provincial de Madrid le pide un total de dos años de cárcel: un año de prisión, la inhabilitación especial para el ejercicio del derecho al sufragio pasivo durante el tiempo de la condena, y 20 meses de multa con una cuota diaria de 20 euros, por el delito de denuncia falsa; y otro año y la misma inhabilitación, por el de calumnias.

El juicio maldito

Este viernes, 15 de enero, se celebra este juicio después de suspenderse hasta en cuatro ocasiones. Primero, la magistrada Pilar Casado fijó la vista oral para el 7 de febrero, y en dicha fecha estaba previsto que se vieran las caras Corinna y Sanz Roldán a través de videoconferencia. Sin embargo, el juicio se suspendió hasta el 23 de marzo. Esta decisión fue adoptada después de que el magistrado de enlace en Reino Unido informara al Juzgado de lo Penal número 8 de Madrid sobre la imposibilidad de que la princesa alemana declarase en dicha fecha por videoconferencia por motivos técnicos.

En marzo, la magistrada suspendió la citación debido a la crisis excepcional provocada por el Covid-19. En un auto, al que tuvo acceso OKDIARIO, la juez manifestó que esta «medida de carácter preventiva» se adoptaba «para evitar el foco de contagio de coronavirus que presenta la concentración de personas en las instalaciones de un Juzgado». Por ello, acordó que el nuevo señalamiento sería determinado cuando no existiera riesgo de contagio de Covid-19.

Tras finalizar el estado de alarma, se fijó el 10 de julio para dar comienzo a la vista oral pero una vez más volvió a suspenderse hasta septiembre.

En septiembre tampoco se celebró porque no había juzgados disponibles en Londres para que Corinna pudiese declarar telemáticamente desde una sede judicial.

Al mismo tiempo el juicio sufrió un cambio de última hora: cambió el juez que juzgará al comisario. El juez Jesús de Jesús Sánchez ocupó la plaza vacante que ha dejado libre la magistrada María Pilar Casado como titular del Juzgado de lo Penal número 8 de Madrid, tal y como adelantó OKDIARIO.

Por: Ok Diario
Autor: Teresa Gómez
Fecha de publicación: 2021-01-15 09:45:49
Fuente

Compartir:

SIGUENOS EN GOOGLE NEWS

Para combatir la censura en otras redes te invitamos a suscribirte a nuestro nuevo canal de Telegram

SUSCRIBETE A REPORTE CONFIDENCIAL EN TELEGRAM

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Usamos cookies para asegurar que te damos la mejor experiencia en nuestra web. Si continúas usando este sitio, asumiremos que estás de acuerdo con ello. Aceptar