Causas más comunes de infertilidad masculina

Múltiples problemas hormonales y genéticos pueden influir y causar la infertilidad masculina. Desde alteraciones congénitas hasta enfermedades adquiridas, todas requieren la evaluación de especialistas en el área para su solución.

El correcto funcionamiento de los testículos está influido por varios factores, siendo uno de ellos el hormonal. En cuanto a los espermatozoides, son liberados desde dichos órganos y dirigidos hacia el exterior a través de las vías espermáticas, conformadas por los epidídimos, los conductos deferentes, los conductos eyaculadores y la uretra.

Trastornos pretesticulares

Este tipo de condiciones se caracterizan por la alteración del sistema endocrino, en particular del eje hipotálamo-hipófisis-testículos. Las hormonas secretadas por la pituitaria (hipófisis) que intervienen en este proceso son la luteinizante (LH) y la foliculoestimulante (FSH).

Los daños directos sobre el hipotálamo e hipófisis pueden disminuir el grado de secreción de estas sustancias, lo que provoca un cuadro conocido como hipogonadismo hipogonadotrófico. La presencia de tumores (dentro o fuera de estos órganos), la exposición a radiación y, en casos raros, algunas neurocirugías, podrían llevar a este tipo de infertilidad en hombres.

Esta clase de hipogonadismo también puede ser causada por enfermedades genéticas. El síndrome de Kallman es un ejemplo de ello y se caracteriza, además, por la ausencia de sentido del olfato (anosmia).

El aumento en la secreción de la hormona prolactina conlleva la inhibición de esta vía hormonal y otros síntomas, como la disfunción eréctil. Se conoce bajo el nombre de hiperprolactinemia y puede desencadenarse en casos de tumores hipofisarios.

Cuando los pacientes con diabetes no reciben tratamiento y mantienen cifras de glucemia muy altas, pueden generarse lesiones microscópicas en los testículos. Esto conlleva una disminución de la calidad de los espermatozoides.

Trastornos testiculares

Esta categoría incluye a un conjunto de enfermedades caracterizadas por un mal funcionamiento de los testículos. Dentro de los trastornos testiculares congénitos destaca el síndrome de Klinefelter. Se trata de la presencia de dos cromosomas X y un cromosoma Y. Desde un punto de vista clínico, los pacientes suelen sufrir de talla alta, trastornos cognitivos o conductuales, tendencia a desarrollar malformaciones genéticas (en especial, cardiovasculares) y, por supuesto, infertilidad.

Entre las condiciones adquiridas más frecuentes destacan las siguientes:

*Criptorquidia: es la falta de descenso de los testículos hacia los escrotos. Se presenta desde el nacimiento y requiere tratamiento quirúrgico.

*Varicocele: es la dilatación patológica de las venas que drenan la sangre de los testículos. Suele relacionarse con fuertes dolores y el tratamiento es quirúrgico también.

*Orquitis: este término significa “inflamación de los testículos”. Puede presentarse en base a una infección de transmisión sexual (ITS) o como consecuencia de un traumatismo.

Trastornos postesticulares

Cuando ocurre obstrucción en cualquier parte de las vías espermáticas, los espermatozoides no pueden salir. Estas condiciones son independientes de la calidad de las células sexuales y de su producción, por lo que el problema es mecánico.

La eyaculación retrógrada es un ejemplo representativo de este grupo. En esta condición, cuando se libera el semen, se dirige hacia la vejiga y no hacia el exterior. Este fenómeno se produce como consecuencia de una mala actividad del músculo del cuello de la vejiga.

La infección de cualquier parte de las vías espermáticas podría llevar a la obstrucción de los conductos, lo que representa una complicación que genera infertilidad. La prostatitis y la epididimitis son ejemplos importantes, en los que se ve afectada la próstata y el epidídimo.

Otros pacientes pueden sufrir de un desarrollo anómalo de estas estructuras anatómicas, por lo que no se encuentran permeables en ningún momento. Es el caso de aquellos que padecen fibrosis quística. Esta enfermedad se caracteriza por una exagerada producción de moco.

3 alimentos provocan mayor tasa de infertilidad en los hombres - AS.com

Trastornos espermáticos

Este grupo final se refiere al conjunto de trastornos microscópicos que afectan al número, actividad y viabilidad de los espermatozoides. Suelen ser el resultado de muchos de los trastornos antes mencionados, como la criptorquidia y la orquitis.

Dependiendo del defecto, existen varias clasificaciones. Las más importantes son las siguientes:

Alteraciones en el número de espermatozoides: puede variar desde oligozoospermia hasta azoospermia, siendo este último término utilizado para definir la ausencia total de estas células.

Problemas en la movilidad: se conoce desde el punto de vista médico como astenozoospermia y puede existir compromiso total o parcial.

Existencia de formas anormales: se denomina teratozoospermia.

Problemas con el volumen del semen: los espermatozoides se encuentran suspendidos en este líquido, que a su vez es producido en las vesículas seminales. Cuando es escaso, dichas células no pueden transportarse de forma correcta y lograr la fecundación del óvulo.

Presencia de espermatozoides muertos: se conoce como necrospermia.

Por supuesto, pueden existir situaciones en las que se combinen varios de estos trastornos anatómicos y funcionales.

Factores de riesgo para infertilidad masculina

Los factores de riesgo son todas aquellas condiciones que aumentan la probabilidad de que una persona sufra una determinada condición. En el caso específico de la infertilidad masculina se han identificado los siguientes:

*Tabaquismo.

*Estrés constante.

*Sedentarismo.

*Trastornos del sueño.

*Obesidad.

*Uso de drogas recreativas.

Las enfermedades que se mencionaron en los apartados anteriores también son factores de riesgo, en especial la criptorquidia, el varicocele, el síndrome de Klinefelter y la orquitis.

¿Cuándo ver a un médico?

Por lo general, se recomienda acudir a un especialista en medicina reproductiva cuando los intentos de tener hijos resulten infructuosos. A menos que sea evidente la causa de la infertilidad, suele requerirse la evaluación integral de la pareja para determinar cuál de los dos padece la condición patológica.

Debido a que algunas condiciones médico-quirúrgicas como el varicocele, la criptorquidia y la orquitis pueden generar infertilidad en los hombres como una complicación permanente, se recomienda acudir al médico especialista lo antes posible para solucionar el problema.

Si bien existen profesionales específicos que se dedican al área de la fertilidad, en principio es conveniente acudir a un urólogo o endocrinólogo, según sea el caso. Para muchos pacientes es conveniente acudir a una consulta de planificación familiar.

 mejorconsalud.com

Por: Reporte Confidencial

Compartir:

SIGUENOS EN GOOGLE NEWS

Para combatir la censura en otras redes te invitamos a suscribirte a nuestro nuevo canal de Telegram

SUSCRIBETE A REPORTE CONFIDENCIAL EN TELEGRAM

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Usamos cookies para asegurar que te damos la mejor experiencia en nuestra web. Si continúas usando este sitio, asumiremos que estás de acuerdo con ello. Aceptar