Feliciano Reyna: Atacar ONG afecta a personas más vulnerables

Compartir:

El presidente de la ONG Acción Solidaria expresó que el hostigamiento de organizaciones sociales es una práctica autoritaria. Advirtió que, con la detención de directivos y activistas de Azul Positivo, muchas personas quedaron sin la ayuda dispensada por la ONU, lo que deja a estos ciudadanos en una posición de total indefensión


El primer mes del año 2021 ha sido testigo de ataques por parte del oficialismo contra las libertades y DDHH en Venezuela. En la primera emisión de su programa de televisión, el vicepresidente del PSUV, Diosdado Cabello, aseguró que las ONG de DDHH dan golpes de Estado, al tiempo que ocurrieron hechos como el allanamiento por parte de la Dgcim a la sede Azul Positivo y detención de cinco de sus integrantes, se confiscaron los activos del canal de televisión digital VPI TV y se cerró temporalmente la sede del diario Panorama, ubicada en el estado Zulia.

Cabello advirtió al director de Provea, Rafael Uzcátegui, que se le abriría una investigación, luego que éste divulgara por las redes sociales un correo electrónico en el que se habla sobre un financiamiento al PSUV por parte de una institución del Estado de Gran Bretaña. Continuaron luego amenazas contra ONG como Prepara Familia y Acción Solidaria, a las que el gobierno de Nicolás Maduro acusa de recibir financiamiento ilegítimo.

Se busca acallar las voces de las ONG, asegura Feliciano Reyna

El presidente de la ONG Acción Solidaria, Feliciano Reyna, expresó que este tipo de prácticas contra estas organizaciones de DDHH son típicas de regímenes autoritarios y resaltó que, si las embestidas logran paralizar la acción de estas organizaciones, los que salen perdiendo son los ciudadanos que están en las situaciones más vulnerables, ya que son los que reciben la ayuda de la acción que ellas desarrollan.

“Hay claramente un intento de restringir, impedir que las ONG de DDHH podamos seguir trabajando, y se hace de dos maneras, como las ha mencionado Rafael Uzcátegui, de Provea. Una es tratar de bloquear, dar un carácter de irregularidad, ilegitimidad a la movilización de recursos que manejan estas organizaciones para poder operar, que, como todo, desde el punto de vista comunitario, necesitan recursos de todo tipo, humano y financiero, para poder moverse. Entonces hay un intento de legitimar la acción, como si advertir situaciones graves de DDHH, visibilizar la situación humanitaria compleja o, en el caso de los medios, difundir información para que la población sepa lo que está ocurriendo en distintos lugares del país, fuera algo para socavar las bases del Estado”, indicó Reyna.

Considera que el resultado de estas acciones, si se profundizan y logran hacer daño a algunas ONG, es afectar a la población en su conjunto, a las comunidades que se organizan para defender sus derechos y recibir apoyo cuando están en situación de vulnerabilidad.

Con o sin las ONG, los ciudadanos reclamarán sus derechos, asegura Feliciano Reyna

-Diosdado Cabello ordenó abrir una investigación contra Rafael Uzcátegui, coordinador de Provea, por decir que el partido partido de gobierno PSUV recibió dinero de cooperación internacional

“Aún en los sitios más cerrados, al final las personas encuentran unos resquicios por medio de los cuales siguen exigiendo se les garantice el cumplimiento de sus derechos y demandando que se les respete. Siguen peleando por condiciones para vivir dignamente, y aún en situaciones en que se logre temporalmente restringir esos espacios, decimos una vez más que por algún lado, si no se respeta a la población y se crean condiciones para una vida digna, va a saltar ese reclamo de la población”, argumentó Feliciano Reyna.

De ello citó como ejemplo las protestas que se han multiplicado en diversas regiones del país por servicios públicos, como el gas y el agua, o por la falta de alimentos. “Son formas de expresión de un descontento que está allí y encontrará cómo expresarse. En ese intento puede tener algunos momentos de logro, de callar una voz aquí u otra más allá, pero al final no hay manera de callar a una sociedad entera si no se dan condiciones para vivir con dignidad”.

Transferencias monetarias son a personas seleccionadas de acuerdo a protocolos

-La ONU suspendió los pagos del Programa de Transferencias Monetarias correspondientes al Plan de Respuesta Humanitaria en Venezuela. ¿En qué situación quedan las ayudas humanitarias en estos momentos?

-Lo primero que hay que dejar claro es que la suspensión afecta solamente a los programas de transferencias de efectivo a personas vulnerables, no se refiere a la respuesta humanitaria en su conjunto. Parece haberse generado una confusión allí, pensando que está suspendida la colaboración por ahora, pero lo que sí está afectado es ese programa de entrega de ayuda monetaria, por distintas modalidades a personas vulnerables. Suspender esos programas que ya tienen en funcionamiento desde que se diseñó para Venezuela el Plan de Respuesta Humanitaria, en 2019, es una afectación severa a las personas que han sido escogidas por medio de protocolos de identificación que se utilizan en los distintos sitios en el mundo donde se aplican estos programas. No son selecciones arbitrarias, sino muy específicas para ayudar personas en condiciones particulares de vulnerabilidad.

Desde @FundaREDES_ rechazamos este nuevo acto de intimidación contra defensores de DDHH pic.twitter.com/8gMGZd5MmB

— FundaREDES (@FundaREDES_) January 14, 2021

Evitar cualquier tipo de reserva en las ONG

“Otra cosa muy importante –prosiguió- es que haya un uso del lenguaje que hemos estado en desacuerdo en las Naciones Unidas sobre el manejo de recurso y que se hace público, y es como si lo que hubiera estado implementándose tuviera visos de irregularidad; cuando son mecanismos que, enfatizamos, se utilizan de la misma manera en todos los sitios donde se aplican estos programas, y no hay nada que pueda considerarse como que se está promoviendo un uso fraudulento de un mecanismo de pago o un intento de usar esos mecanismos de manera ilícita”.

Añadió que es importante decir que, a raíz dela detención de los compañeros de Azul Positivo, se hicieron reuniones para determinar lo que podía estar causando reservas al gobierno de Nicolás Maduro, y que entonces, precisamente por esas reservas y, a pesar que los programas son conocidos porque están inscritos en Plan de Respuesta Humanitaria, se dijo ‘vamos a suspender eso para rápidamente dar con un mecanismo que evite esas reservas’, con la participación de la Sudeban, y así se pueda solventar y no haya suspicacias.

En todo caso, sostuvo que nunca un programa inscrito en el Programa de Asistencia Humanitaria o realizado con base en la forma en que se implementan estos programas para ayudar a personas en situaciones especiales de vulnerabilidad, aunque algo que generara ese tipo de reservas, debe conducir a una detención arbitraria, generando prisión para unos actores humanitarios que actúan de buena fe para aliviar el sufrimiento.

Alertas prendidas

-Cómo ha afectado a las ONG la detención de los directivos de Azul Positivo?

-Prende varias alertas. Primero, que aún en un terreno como el humanitario y actuando con el propósito de atender personas en vulnerabilidad se puede terminar con una organización y actores humanitarios en detención arbitraria y con cargos como si se hubiera ejecutado algún hecho ilícito. Para la comunidad humanitaria y también para ONG de DDHH es una pésima señal y sí implica que vamos a tener muchísima precaución, porque no se quiere de ninguna manera que por estar actuando legítimamente se termine en una situación de esta naturaleza, con distintas consecuencias, con privación de libertad de manera arbitraria o afectación por coronavirus.

“Lo otro que para nosotros es fundamental en nuestra acción es atender a personas en situación de vulnerabilidad y, cuando hablamos de lo humanitario o afectación de DDHH, al final cuando se actúa contra una ONG humanitaria o de DDHH, la persona o la comunidad que pueda estar beneficiada por esta acción se ve afectada. En este momento quienes recibían esas ayudas, transferencias por Azul Positivo y de las otras organizaciones que estén suspendiendo su actividad significa que hay miles de personas que quedan, así sea temporalmente, desatendidas”, explicó Feliciano Reyna.

Reconocer el derecho a organizarse y financiarse

-El primer vicepresidente del PSUV, Diosdado Cabello dijo que las ONG dan golpes de Estado, ¿En realidad son enemigas del gobierno?

-Las organizaciones de la sociedad civil, donde hay práctica autoritaria de poder, siempre terminan siendo señaladas de tener este tipo de agenda. Es una práctica común, lo venimos viendo desde hace muchos años, desde que el gobierno ruso se propuso en 2006 pasar una ley de cooperación internacional que era severamente restrictiva para las ONG. Es una práctica más que conocida, pero se enfrenta con dos temas que son importantes. Uno de ellos es que nuestras organizaciones están debidamente registradas en el país, se ha cumplido con las regulaciones que tienen que ver con su funcionamiento, y dos, se basan en un artículo constitucional que establece que el Estado está obligado a reconocer el derecho de asociación y a facilitar el ejercicio de este derecho.

“El ejercicio de libertad de asociación –abundó Reyna- tiene a su vez sus componentes, atributos. El hecho es que también tiene que reconocerse el derecho de las organizaciones a solicitar recursos, recibirlos y utilizarlos siempre que sus fines sean legítimos. Estas acusaciones, frente al conjunto de nuestras organizaciones, no tienen ningún fundamento.

Silenciar voces

El levantar la voz por personas afectadas en lo que tiene que ser la garantía y protección de sus DDHH, señalar situaciones de abusos de poder, que se afecta el acceso a la justicia y no se cuenta con servicios de salud adecuados, que no se cuenta con acceso a la alimentación, o que se oprime a comunidades indígenas, son actividades legítimas de defensa de DDHH; igual cuando se trabaja para que se provean alimentos o para que funcionen las escuelas. Habría por lo menos, por parte del señor Cabello como funcionario del Estado, una afectación al Derecho humano de asociarse libremente”.

El segundo aspecto, detalló es que el silenciar las voces de las ONG o apuntar a impedir que cooperen, ponerle obstáculos severos, y evitar que puedan operar, provoca un impacto sobre las poblaciones que es inmenso. “Se deja desprotegidas a las personas, a las comunidades, y cuando estas organizaciones tienen también relaciones con los sistemas internacionales de DDHH, con el sistema de Naciones Unidas, lo que está definido y protegido de represalias por contribuir con los sistemas de DDHH y sistema humanitario, tiene carácter de enorme gravedad porque se entiende que afectar organizaciones es afectar a la población”.

Lea también: Rafael Uzcátegui: Planteamiento de reconciliación del gobierno no es sincero

No ingresan pruebas de antígeno para Covid-19

-El presidente de la Asamblea Nacional que declaró su continuidad administrativa, Juan Guaidó, aseguró que el gobierno de Nicolás Maduro bloque la entrada de ayudas en medicinas. ¿Cuál es la situación?

-El sistema humanitario está funcionando por medio de agencias de Naciones Unidas y un conjunto de organizaciones nacionales e internacionales, lo hace con dificultad por este entorno político en que hace el trabajo y el temor de que pueda enfrentarse a una situación como la de Azul Positivo. Hay acuerdos que se lograron el año pasado, entre la Organización Panamericana de la Salud, el Ministerio de Salud y la comisión de Ayuda humanitaria de la AN y empezó funcionando muy bien, pero ahora hay un aspecto que se acaba de hacer público, y es que dentro de ese acuerdo había la posibilidad de proveer miles de pruebas de antígenos para poder hacer prevención frente al coronavirus. Entendemos que no se están utilizando esas pruebas todavía.

“Más allá de eso –enfatizó- uno prefiere no meterse en la pugna del conflicto político. Lo que debería ser el centro de todo es que las personas sean reconocidas, cuidadas, en su situación de gran vulnerabilidad y la del coronavirus se suma a la emergencia previa. Abogamos por que, si se logró en ese acuerdo que llegaran miles de pruebas a la población, eso debe hacerse de inmediato. Esperamos que sea así”.

Detalló Reyna que había un acuerdo para hacer la distribución a través de hospitales previamente designados, lo que permitiría el manejo de los casos, con acceso de la información y que pudiera construirse un mapa de cómo se está comportando la epidemia, algo que no se ha sido cumplido.

Alto grado de necesidad

-¿Qué sucedió con el Programa de Alimentos de Alimentos de la ONU? Se habló en el último trimestre de 2020 que ingresaría al país?

-Abogamos por esa entrada. Seguimos pensando que el programa no solo debe poder estar en el país con el programa Alimentación Escolar, sino que se le dé una entrada con plenas facultades para implementar el conjunto de sus programas; esto se haría siempre, como es la idea, en interlocución con el gobierno. Pero el Programa Mundial de Alimentos, por esa experiencia global, tiene sus protocolos de implementación que al final terminan beneficiando a la población de una manera muy universal. No sabemos qué ha pasado. Entendemos que después de haber avanzado y haber escuchado con fuerza su entrada en octubre, no ha sucedido y otra vez decimos, que retrasar el funcionamiento de programas que están allí, al final termina dañando, afectando a una población que necesita ayuda.

“Uno mira la situación en algunas áreas, sobre todo en Caracas y cuando vamos recibiendo información, nos damos cuenta de que verdaderamente el grado de afectación, vulnerabilidad y necesidad, es inmenso. No hay manera de taparlo, por el contrario, lo más importante que debería hacerse es admitir que hay un grado de necesidad importante, no queremos que continúe la migración, que también sufre, sino podamos resolver internamente los problemas”, añadió.

Buscar un mínimo de acuerdos

-¿Cree que existe la intención de eliminar definitivamente las ONG de DDHH y Medios de Comunicación Social?

-En una situación como ésta no hay otra posibilidad que, otra vez, volver a un mínimo de acuerdos entre quienes estamos en esta lucha cotidiana por mejores condiciones de vida de la población, para generar las condiciones para ir saliendo de este conflicto político que está en la raíz de todo lo que nos afecta. Cuando vemos que se abre una ventana para esas conversaciones, para tratar de llegar a unos acuerdos mínimos que le den cauce al conflicto y puedan ir generando condiciones para vivir mejor uno se anima y los apoya. Ojalá seamos capaces como sociedad de entender que por donde vamos no estamos nada bien y que tenemos que llegar a esa posibilidad de acordarnos por el bien general.



Por: Tal Cual Digital
Fecha de publicación: 2021-01-24 11:30:37
Fuente

Compartir:

SIGUENOS EN GOOGLE NEWS

Para combatir la censura en otras redes te invitamos a suscribirte a nuestro nuevo canal de Telegram

SUSCRIBETE A REPORTE CONFIDENCIAL EN TELEGRAM

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia, Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea Aceptar