#España | Un grupo de médicos de Yepes dan con un tratamiento efectivo contra la COVID-19

Un grupo de médicos de Yepes, en la provincia de Toledo, ha iniciado una investigación que tiene como resultado la eficacia de un nuevo tratamiento contra la COVID-19. «Antihistamínicos y azitromicina como tratamiento para COVID-19 en la atención primaria de salud: un estudio observacional retrospectivo en pacientes ancianos», es el nombre completo de esta investigación que tiene al frente al doctor Juan Ignacio Morán Blanco y que ha sido publicado recientemente en la revista médica ‘Pulmonary Pharmacology & Therapeutics’.

Esta terapia que plantean desde este grupo de médicos ha conseguido reducir las muertes y los ingresos en UCI en pacientes de riesgo. Los resultados se han comprobado después de realizar el estudio durante los meses de marzo y abril del pasado año 2020, cuando comenzó la pandemia mundial por el coronavirus.

El estudio con 84 pacientes en residencias de ancianos

El grupo de médicos sometió a 84 pacientes de avanzada edad de dos centros de ancianos de Yepes y a sus 64 de sus cuidadores a un tratamiento precoz con antihistamínicos dexclorfeniramina, cetirizina y loratadina. Los médicos, además, añadieron azitromicina en 25 casos completamente asintomáticos.

El resultado de este estudio demostró que ninguno de los pacientes tratados con antihistamínicos desarrolló la enfermedad grave, ni requirió ingreso hospitalario, ni tampoco tuvieron efectos secundarios relacionados con el tratamiento. Todo un logro teniendo en cuenta la ola de contagios que se originó a principios de la pandemia.

«La edad media de nuestra población fue de 85 años y el 48% tenía más de 80 años. No se informaron ingresos hospitalarios, muertes ni efectos adversos de medicamentos en nuestra población de pacientes. A finales de junio, el 100% de los residentes tenían serología positiva por COVID-19. Aunque se necesitan ensayos clínicos para determinar la eficacia de los fármacos en el tratamiento de COVID-19, este análisis sugiere que el diagnóstico de atención primaria y el tratamiento con antihistamínicos, más azitromicina en casos seleccionados, pueden tratar COVID-19 y prevenir la progresión a enfermedad grave en pacientes de edad avanzada», señalan los médicos encargados de este estudio.

«El tratamiento precoz de los pacientes sintomáticos COVID-19 con antihistamínicos y azitromicina, y la administración de antihistamínicos en pacientes asintomáticos y de alto riesgo, contactos cercanos y familiares, tuvo excelentes resultados en nuestra población reduciendo la tasa de letalidad, los ingresos hospitalarios y los ingresos a UCI en esta población anciana, independientemente de la edad del paciente y los factores de riesgo», siguieron comentando desde el grupo de médicos.

El tratamiento curó a algunos afectados en pocos días

«Este tratamiento lo aplicamos en un inicio de brote en la residencia de mayores de Yepes y el resultado fue que pudimos curar a los afectados en pocos días. Cuando se realizaron test masivos, vimos que los pacientes habían pasado la enfermedad y del total, solo cinco habían pasado síntomas, lo que nos hizo sospechar que estos antihistamínicos curan, a nosotros no se nos ha muerto ningún paciente, a nosotros nos ha funcionado», ha explicado Juan Ignacio Morán, el médico a cargo de la investigación.

Para finalizar, Morán explicó que «hay que abrir los ojos porque pueden existir medicamentos económicos que pueden funcionar en algunos casos. Con este tratamiento evolucionan bien los pacientes con síntomas y los contactos estrechos».

Por: Ok Diario
Autor: Sara Caro
Fecha de publicación: 2021-01-27 15:36:12
Fuente

Compartir:

SIGUENOS EN GOOGLE NEWS

Para combatir la censura en otras redes te invitamos a suscribirte a nuestro nuevo canal de Telegram

SUSCRIBETE A REPORTE CONFIDENCIAL EN TELEGRAM

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia, Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea Aceptar