Henkel García, a ND: Cuentas en divisas facilitan el pago en bolívares pero pesa sobre ellas desconfianza en el gobierno

El director de Econométrica, Henkel García, considera que las cuentas en divisas aprobadas recientemente por el Banco Central de Venezuela no son una idea descabellada desde el punto de vista financiero. Sn embargo, cree que «es una medida puntual que facilita el pago pero está lejos de representar un cambio significativo para crecer».

García también cree que los venezolanos con acceso a dólares solamente depositarán el mínimo de dólares en esas cuentas para facilitarse el pago de bienes y servicios, y que el resto las dejarán debajo del colchón.

A continuación nuestra entrevista:

– Las cuentas en divisas tienen la ventaja de que, al pagar en bolívares, se acaba el problema del vuelto y el problema de los comercios decidiendo a qué tasa cambian el dólar. Sin embargo, está la duda de si los venezolanos querrán depositar sus dólares en bancos nacionales supervisados por el gobierno. ¿Cómo ve eso?

– Desde el punto de vista teórico esto ayudaría a pagar, porque la gente teniendo dólares no perdería poder de compra. El equivalente en bolívares iría de la mano del tipo de cambio. Lo que no queda claro es cómo yo alimento esos dólares, ¿va a haber un mercado cambiario que me permita a mí comprar dólares y que esos dólares sean acreditados en esa cuenta? ¿o tienen que ser dólares en efectivo que voy a terminar depositando allí? Esa parte no queda clara.

– Lo que hay detrás es una operación cambiaría que podría ser llevada a cabo dentro de cada banco. Pero lo que se dejó colar por Reuters es que quienes serían encargados de hacer esto es el BCV. O sea, el BCV se queda con esos dólares y le entrega bolívares al banco, y el banco después, por la misma transacción de pagos, se lo hace llegar al comercio al que se le hizo la compra.

– Esto es una dirección, pero me inquietud si puede ir en la otra dirección. Es decir, si yo voy a poder comprar dólares. Eso no lo tengo claro y no sé si alguien lo tiene claro. Si no, la única posibilidad es lo que tú planteas: vas a tener que llevar tus dólares allí y, en ese caso, quizás el incentivo de la gente no sea muy alto porque yo prefiero tener los dólares en mi casa y más con la desconfianza que hay en el Gobierno.

– La gente creo que va a dejar lo mínimo necesario para efectuar pagos porque es mucho más funcional pagar por ahí lo mínimo necesario. Si van a ahorrar preferirán mil veces ahorro-colchón o afuera que dejar esa plata allí, porque no hay una confianza mínima para dejarlo en el banco.

– Una vez creada esa cuenta en divisas, ¿es posible retirar luego los dólares en efectivo si el usuario así lo desea?

-Entiendo que una vez creada la cuenta en divisas podrás retirar efectivo cuando quieras. Claro hay una cosa interesante que técnicamente es posible: poder sacar dólares si usas una tarjeta de débito y habrá unos cajeros para solo sacar dólares. (Pero) hay que recordar que podrás retirar solo montos exactos, de 20 dólares en 20 dólares, como es en el exterior.

– El pago del transporte público vía esas cuentas es otro incentivo para que los usuarios, sobre todos los que utilizan transporte público, depositen sus dólares en bancos nacionales, muchos de ellos provenientes de remesas. ¿Significa esto la desaparición del bolívar como medio de pago?

– Yo no creo que lo del transporte público sea relevante. No veo a la gente llevando sus dólares a estas cuentas para pagar transporte público. No creo que sea un número significativo de personas que quiera hacer esto.

– Además, casi la totalidad de las remesas no llega en efectivo. Llegan de manera indirecta a través del intercambio de dólares en cuentas de afuera, y luego acá en Venezuela alguien que esté interesado entrega los dólares al familiar o a quien le enviaron las remesas. No llega remesas en efectivo, y queda determinar si eso va a terminar en el sistema bancario local.

– Yo no lo veo. Tampoco me queda claro cómo será el mecanismo de transporte público. Un sistema de transporte que apenas puede pagar los frenos, que está en precario estado, me cuesta creer en la posibilidad de ver un sistema tecnológico allí montado. Me cuesta creer que vamos hacia allá y de ocurrir nos va a llevar bastante tiempo. En esta tercera pregunta casi todas las premisas las considero muy lejanas a la realidad.

– Una vez que un banco obtiene los dólares de los usuarios, ¿está obligado a vendérselos al BCV a cambio de bolívares? ¿De dónde salen esos bolívares?

– Una vez que el banco tiene esos dólares no se los tiene que entregar al BCV. Le tiene que entregar al BCV solamente aquellos dólares producto de la venta (relacionado con el gasto del usuario en bolívares). Porque, como yo intuyo, esa operación cambiaria pasa por el BCV. El banco tendría que entregarle esos dólares al BCV y el BCV le daría los bolívares.

– El BCV sería el transmisor del dinero. La idea no es tan descabellada desde el punto de vista económico porque se crea un pasivo que son los bolívares que entrega el BCV, pero tiene un activo que son los dólares que recibe. Todo esto es mucho más sano que la creación de bolívares que ellos hacen para que el gobierno gaste. Es una transacción que tiene un doble asentamiento: hay una emisión de pasivos que son bolívares, pero también el BCV recibe activos que son los dólares.

– Si están bien resguardados o si el gobierno le echa mano a eso, eso es otro tema a discutir, pero la operación en sí no es descabellada.Es sana desde el punto de vista financiero.

– ¿Cuál es el impacto de esas medidas sobre la hiperinflación?

– Tal y como está concebido no veo presión de inflación. Esos bolívares que recibe el comercio muy probablemente terminan demandando los mismos dólares que tiene el BCV. Por eso es que te mencionaba que hay que indagar un poco más, si ese mercado cambiario es bidireccional. Si el BCV recibe dólares y entrega bolívares, ¿estaría dispuesto a recibir bolívares para entregar dólares?

– Intuyo que debe ser así. Se está creando un mercado cambiario, pero no veo presión significativa a los precios de bienes y servicios.

– Algunos analistas consideran que este y otros pasos son positivos y permiten un cierto crecimiento económico. ¿Qué opina usted?

– Es una medida puntual que facilita el pago pero está lejos de representar un cambio significativo para crecer. Venezuela necesita machismo más, es mucho más relevante la cantidad de financiamiento internacional que venga a Venezuela. Esta medida es más transaccional, para facilitar los pagos, que una mejora significativa en las condiciones económicas de Venezuela.

Por: Noticiero Digital
Autor: Anaisa Rodríguez
Fecha de publicación: 2021-01-28 14:12:22
Fuente

Compartir:

SIGUENOS EN GOOGLE NEWS

Para combatir la censura en otras redes te invitamos a suscribirte a nuestro nuevo canal de Telegram

SUSCRIBETE A REPORTE CONFIDENCIAL EN TELEGRAM

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia, Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea Aceptar