Carlos Ocariz: los mirandinos no podemos evadir la responsabilidad de defender nuestro estado

Poco menos de un minuto duraron las declaraciones de la diputada Jacqueline Faría donde afirmó que llevaría una propuesta a la Asamblea Nacional oficialista de extender el territorio del Distrito Capital de Caracas, para abarcar los municipios Baruta, Chacao, El Hatillo y Sucre, del estado Miranda. Sin embargo, la polémica ya había sido sembrada en sus habitantes, que aunque caraqueños, ahora ven con incertidumbre y desconfianza el futuro de su gentilicio mirandino.

Desde esa entrevista al canal estatal Venezolana de Televisión, la entonces jefa de Gobierno del Distrito Capital no volvió a mencionar el tema ni explicar el alcance de su propuesta. Y ahora, este jueves, 28 de enero, Nicolás Maduro decidió nombrar como nueva autoridad capitalina al presidente del Concejo Municipal de Caracas, Nahum Fernández, quien hasta el momento tampoco ha hecho pronunciamientos sobre la medida.

Para el exalcalde del municipio Sucre, Carlos Ocariz, la opacidad y poca información con la que se ha manejado la propuesta para reformar el Distrito Capital no solo refleja lo que considera «caprichos» por parte de Faría, sino también una posible estrategia del gobierno de Nicolás Maduro para desviar la atención de los principales problemas de servicios públicos que atraviesa el país.

Ignora la razón del silencio repentino de la exfuncionaria, hoy dedicada solo a sus funciones legislativas, aunque no descarta ningún escenario, y junto a los alcaldes Gustavo Duque (Chacao) y Elías Sayegh (El Hatillo), además de organizaciones vecinales y sociedad civil, integra un movimiento ciudadano que busca impedir la separación de esos cuatro municipios del estado Miranda.

«Nosotros no estamos en una posición opositora, sino en una posición de defensa de nuestro estado, porque hay chavistas que son mirandinos y no la quieren dividida, y me han llamado para decírmelo. Sin embargo, creo que es un llamado a desviar la atención», señaló en una entrevista ofrecida a El Pitazo.

Desde la polémica entrevista de Faría, Ocariz se ha dedicado a recorrer el estado para informar a sus habitantes lo poco se sabe de la propuesta. Su campaña no se limita solamente a los municipios afectados, sino también a otras zonas cercanas a Caracas como el eje Guarenas-Guatire, los Altos Mirandinos y los Valles del Tuy, así como otras más alejadas, como Barlovento, Birongo, Río Chico y Curiepe. Dice que se trata de un problema que afecta a todos los mirandinos, por lo que se debe incluir hasta los sectores más remotos del estado.

LEE TAMBIÉN

Ramos Allup pide a la oposición evaluar su participación en las elecciones regionales

Afirma que de perderse los cuatro municipios del eje Metropolitano, Miranda sería el principal perdedor, pues pasaría de ser el segundo estado en importancia y densidad poblacional (3.739.845 de habitantes según el censo de 2016), a ocupar el puesto número 12. Según él, esto no solo reduciría a la mitad la población del estado, sino que tendría repercusiones económicas y presupuestarias, como una reducción significativa de su situado constitucional, que es una fracción de los ingresos percibidos anualmente por el Fisco Nacional, y del que se reparte 30% en partes iguales a cada estado, y el 70% restante en proporción a la población de cada una de dichas entidades. En el caso de Miranda, con esta medida podría perder hasta el 50% de sus ingresos por situado constitucional.

«Los problemas de los vecinos de Guarenas-Guatire, los Valles del Tuy o los Altos Mirandinos tendrán menos probabilidades de resolverse porque habrán mucho menos recursos. En los municipios Baruta, Chacao, Sucre y El Hatillo, lo que buscan es que se parezcan mucho al municipio Libertador y eso va a disminuir la calidad de vida en esos cuatro municipios. Ninguno de sus vecinos quiere eso, ni tampoco los vecinos de Libertador, porque también les van a dar a los problemas que ya tienen, la ineficiencia con la que ya conviven, la anexión cuatro municipios para multiplicar sus problemas«, explica.

Otra razón fundamental para Ocariz está en la propia Constitución, pues según él, impide la anexión de nuevos territorios al Distrito Capital, pues establece claramente sus límites solo al municipio Libertador. Alega que solo se pueden cambiar esos límites a través de una enmienda, una reforma, o de plano la redacción de una nueva Constitución, todos procesos que obligatoriamente deben pasar por un referendum consultivo.

«La tarea en esta primera ronda, porque van a ser varias, es informar lo que está pasando para que la gente esté pendiente, porque cuando tú se lo dices no se lo cree. Esto es parte de nuestra trabajo: informar, organizarse, y si esto sigue hacia adelante, presionar para que esto no pase. Ese es nuestro orden de trabajo. Y exigir que se respete la Constitución, que si hay la intención real de eliminar estos municipios del estado Miranda, que eso vaya a un referendo consultivo«, explica.

Ocariz hace referencia así al artículo 18 de la carta magna, aunque este no delimita de manera precisa al Distrito Capital, que solo establece que la unidad político territorial de Caracas se conforma por un sistema de gobierno de dos niveles, compuesto por los municipios del Distrito Capital y los del estado Miranda. No obstante, el panorama se aclara al leer el artículo 2 de la Ley Especial sobre el Régimen del Distrito Metropolitano de Caracas, que dicta lo siguiente:

Los límites del Distrito Metropolitano de Caracas, son los del municipio Libertador del Distrito Capital, el cual sustituye al Distrito Federal, y de los municipios Sucre, Baruta, Chacao y El Hatillo del estado Miranda. Cualquier controversia que pudiera surgir sobre los mismos será decidida por el Tribunal Supremo de Justicia de conformidad con la Constitución y las leyes de la República, en cualquier caso preservando la integridad territorial del estado Miranda.

LEE TAMBIÉN

García Carneiro inicia campaña a regionales para frenar candidatura de hijo de Maduro

Ocariz recuerda que en 1999 formó parte de la iniciativa liderada por el entonces gobernador de Miranda, Enrique Mendoza, que marchó hasta el Palacio Federal Legislativo para impedir que la Asamblea Nacional Constituyente incorporara en la nueva Constitución la anexión de esos municipios, algo que volvió nuevamente a ser planteado en la reforma constitucional impulsada por Hugo Chávez en 2007, y que fue rechazada mediante referendo consultivo.

El exalcalde señala que, a diferencia de esas dos ocasiones donde los mecanismos legales permitían cambios en la Constitución que facilitaran el reordenamiento de la capital, ahora la situación es distinta. «Ahora que ya está la Constitución, es decir, estamos un paso más adelante, es distinto, aunque la intención puede ser la misma. Ahora tenemos una cosa a favor los mirandinos y es que en la Constitución ya está establecido cuáles son los límites del Distrito Capital», señala.

Aclara que si bien están en una fase preliminar de la campaña, no descarta cualquier forma de presión ciudadana en caso de que se decida llevar adelante el proyecto. Aseguró que su equipo aún debate la pertinencia de acudir a la Asamblea Nacional oficialista, ente desconocido por el gobierno interino de Juan Guaidó, además de participar en una eventual campaña para someter la propuesta a referendum.

«Tendremos que hacer lo que tengamos que hacer para que esto no pase. No quiero adelantarme a eso, estamos apenas en una fase previa de información, pero nosotros como mirandinos no podemos rehusarnos ni evadir nuestra responsabilidad en la defensa del estado, en el escenario que sea. Yo quiero elecciones limpias, supervisadas con observación internacional para que no pase lo que pasó en Miranda en las elecciones regionales de 2017. En estas condiciones es muy difícil, pero nosotros como parte de esta lucha, también estamos luchando por condiciones justas para ir a elecciones», aseguró.

Ocariz, quien fue aspirante a la gobernación de Miranda en el año 2017, instó al momento de la entrevista al actual mandatario regional, Héctor Rodríguez, a pronunciarse luego de tres semanas de silencio y dar su opinión sobre la división del estado que gobierna. Este jueves, 28 de enero, Rodríguez apareció en un video difundido por las redes sociales, donde declaró su total rechazo por la propuesta de Faría.

«Les respondo: a Miranda nadie la divide. Cualquier postura individual no contará con nuestro apoyo y no sucederá. Vamos a seguir trabajando para mantener a Miranda unida», afirmó.

De este modo, a pesar de haber sido adversarios en los pasados comicios regionales, que este año se volverán a realizar, el gobernador oficialista y el dirigente político opositor parecen haber coincidido en una lucha común: evitar la división de Miranda.

Jordan FloresVista_3

Jordan FloresVista_3

Por: El Pitazo

Compartir:

SIGUENOS EN GOOGLE NEWS

Para combatir la censura en otras redes te invitamos a suscribirte a nuestro nuevo canal de Telegram

SUSCRIBETE A REPORTE CONFIDENCIAL EN TELEGRAM

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia, Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea Aceptar