#España | Dinamarca deja a una gran España fuera de la final del Mundial

Fue bonito mientras duró. Una gran España dio la cara hasta al final contra Dinamarca pero acabó sucumbiendo (33-35) ante la actual campeona del mundo en las semifinales del mundo. Los Hispanos no pudieron con un genial Mikkel Hansen que dominó el partido y Marchán tuvo el empate en el último segundo pero el balón dio en el larguero. Ahora se jugarán la medalla de bronce en el Mundial de Egipto contra Francia, que cayó contra Suecia. en la primera semifinal disputada este viernes.

España pisó el parqué del Pabellón de El Cairo después de una racha impoluta de resultados (cinco victorias y un empate) que le ha llevado a las semifinales del campeonato del mundo. La vitola de campeona de Europa en 2020 le catalogaba como una de las favoritas pero el juego mostrado en todos los partidos del Mundial le dieron potestad suficiente como para sentirse segura de sí misma. Aunque en frente estuviera un miura como Dinamarca, la defensora del título conquistada en 2019 y la gran favorita para volver a subirse al cetro Mundial. Así que la afrenta del equipo de Jordi Ribera no iba a ser nada sencilla aunque el combinado nacional llegara con la moral por las nubes después de un genial encuentro de cuartos de final contra Noruega.

El balonmano en España es un deporte cada vez minoritario pero este tipo de partidos siempre recuperan la vieja esencia de un deporte que en antaño fue popular como el que más. Porque el duelo era de órdago: España, campeona de Europa en 2018 y 2020, contra Dinamarca, la campeona mundial en 2019. Partido de los que hacen afición y con Suecia esperando en la final después de arrollar a Francia, otra de las grandes favoritas, en el primer partido de semifinales.

Mikkel Hansen, leyenda total y absoluta de Dinamarca, se encargó de meter miedo a los Hispanos con dos goles en sus dos primeras apariciones. La victoria de España pasaba por parar a uno de los mejores jugadores del mundo apodado como El Martillo de Thor. Dinamarca quiso dar un golpe sobre la mesa desde que el balón fue al aire pero Alex Dujshebaev demostró en los primeros compases del choque porque está considerado uno de los mejores jugadores del mundo en su posición. Los daneses siempre iban por delante pero sin despegarse en el marcador. Llegados al minuto 10 de la primera parte España estaba dos abajo (5-7). Esto hasta Mikkel Hansen quiso y abrió el partido a 7-10 con tres goles en un par de minutos. España debía mejorar mucho en defensa si quería estar en la final del domingo.

Cuando Dinamarca ganaba de cinco y España parecía que se iba del partido, dos goles rápidos de los Hispanos volvieron a meterlos en el partido. Corría el minuto 20 de la primera parte y los de Jordi Ribera volvían a dejar claro que para derrotarlos hay que ganarles dos veces. A falta de cinco minutos para llegar al descanso la diferencia sólo era de dos (14-16) gracias a los hermanos Dujshebaev, que estaban manteniendo a España durante el partido. Y no era tarea fácil, porque Olsen y Hansen estaban rozando la matrícula. Finalmente, España se fue al paso por los vestuarios dos abajo (16-18). Había mucha tela que cortar en el pabellón de El Cairo. España había salvado la primera mitad y seguía muy viva. Eso sí, había que mejorar en defensa para estar en la final. Tenía tarea Jordi Ribera.

España lucha hasta el final

Y la segunda parte no pudo empezar de peor manera. Dos fallos de España se tradujeron en dos contragolpes de Dinamarca que pusieron a la actual campeona del mundo cuatro arriba en el marcador (16-20). Los primeros minutos tras el paso por los vestuarios seguían la misma tónica: Hansen ampliaba y los Dujshebaev mantenían a los Hispanos en el partido. Los Hispanos seguían con un buen nivel ofensivo pero la defensa le estaba volviendo a condenar a 20 minutos de la conclusión de la semifinal (22-25). Y cuando España mejoró en defensa le faltó tino en faceta ofensiva para igualar el marcador. Los Hispanos estaban ahí pero les faltaba un pasito definitivo para dar un golpe de autoridad en el partido. A falta de 15 para el final España estaba a uno (25-26) y podía pasar cualquier cosa.

A falta de 9 minutos España seguía a un gol y más a tiro que nunca… pero Dinamarca seguía anotando con mucha facilidad. Hansen puso un diferencia de cinco en el luminoso a falta de menos de cinco minutos. El partido parecía acabado pero España no tiró la toalla y pasados menos de 60 segundos ya habían tenido bola de ponerse a uno. Y finalmente la tuvieron, y la aprovecharon. A falta de dos para el final Dinamarca estaba uno arriba (33-34) y con las dudas propias del que ha dominado todo el partido y puede perder. Gonzalo paró el ataque danés pero Marchán mandó un balón al larguero en el ataque español. Ahí se fueron las esperanzas de una gran España que ahora se jugará el bronce contra Francia en el tercer y cuarto puesto del domingo.

Por: Ok Diario
Autor: Pedro Antolinos
Fecha de publicación: 2021-01-29 16:56:54
Fuente

Compartir:

SIGUENOS EN GOOGLE NEWS

Para combatir la censura en otras redes te invitamos a suscribirte a nuestro nuevo canal de Telegram

SUSCRIBETE A REPORTE CONFIDENCIAL EN TELEGRAM

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia, Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea Aceptar