#España | España lidera en enero el desplome de las ventas de coches en Europa tras el golpe fiscal de Sánchez

Compartir:

El mercado automovilístico español no levanta cabeza. Las matriculaciones han comenzado el nuevo año liderando el hundimiento de las ventas de coches en Europa tras el hachazo fiscal del Gobierno de Pedro Sánchez, hasta registrar una caída del 51,5% en el mes de enero, lejos de los datos del resto de países europeos. Alemania, Italia, Francia y Reino Unido han registrado una caída menor al conseguir mitigar los efectos derivados del alza del impuesto de matriculación en plena crisis de la industria por la pandemia.

Así lo han confirmado fuentes de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac) a este diario que han explicado que «las matriculaciones de turismos y todoterrenos en España se situaron en 41.966 unidades durante el primer mes del ejercicio, lo que se traduce en un 51,5% menos en comparación con los 86.442 coches contabilizados en enero de 2019 por el fin de las ayudas del programa de renovación del parque circulante español y la entrada en vigor de la normativa europea de medición de emisiones WLTP».

«Recuperar la demanda es urgente para romper con esta espiral negativa. Y teníamos la herramienta para conseguirlo: Si se hubiera dado continuidad al Plan Renove que estaba operativo, con algún retoque para mejorarlo, seguramente estaríamos hablando de caídas menores y de mejores perspectivas para los próximos meses», explican.

Unos datos que alejan a España de los mercados líderes del sector de la automoción, ya que Francia, Italia, Alemania y Reino Unido han cerrado el primer mes del año con caídas pero mucho más moderadas gracias a las ayudas para incentivar la demanda y la neutralización del alza del impuesto de matriculación para evitar una subida de los precios de los vehículos en un contexto de caída de la confianza del consumidor por el golpe de la crisis del coronavirus.

Francia lidera un ranking en negativo

Un ranking que lidera el mercado francés, que ha registrado en enero un total de 126.381 unidades matriculadas, lo que representa una disminución del 5,8% respecto a las 134.229 unidades registrada en enero de 2020. Unos datos que desde el Comité de Constructores Franceses de Automóviles (CCFA) han calificado de positivos ya que los niveles de ventas se comparan con los niveles previos al impacto de la crisis del coronavirus.

Francia ha conseguido contener la caída de las ventas de coches por la neutralización del impuesto de matriculación dos meses antes de la entrada en vigor de la normativa WLTP -en sustitución de la antigua homologación de Nuevo Ciclo de Conducción Europeo (NEDC)-. Con esta corrección, el Gobierno de Emmanuel Macron ha conseguido mejorar la confianza del consumidor a la hora de comprar un vehículo en plena tercera ola de la pandemia.

Seguido por Italia, cuyas matriculaciones de automóviles sufrieron un retroceso del 14,03% durante el pasado mes de enero en comparación el primer mes de 2020, hasta 134.001 unidades. No obstante, el Archivo Nacional de Vehículos explica que la caída podría haber sido aún mayor de no haberse corregido los efectos derivados de la entrada en vigor de la normativa WLTP. El Gobierno saliente de Giuseppe Conte aprobó ‘in extremis’ un acuerdo para salvar al automóvil de un hachazo fiscal por el alza del impuesto de matriculación en un contexto de caída de las ventas de vehículos nuevos en el mercado europeo.

Mercado automovilístico alemán

Por su parte, el mercado alemán de turismos y todoterrenos cerró el primer mes del año actual con un volumen de 169.754 unidades, un 31,1% de retroceso en la comparativa con el mismo mes del año precedente. Además, las entregas de vehículos industriales en Alemania alcanzaron un volumen de 19.516 unidades en el primer mes del año que acaba de comenzar, lo que se traduce en una disminución del 19,1% respecto a los datos contabilizados en enero de 2020.

Mientras, el mercado británico del automóvil registró el mayor descenso interanual desde la Segunda Guerra Mundial. No obstante, el hundimiento del mercado británico no ha conseguido superar el desplome de las matriculaciones en España. Las matriculaciones de automóviles en el mercado en Reino Unido alcanzaron un volumen de 90.249 coches en el cierre del mes pasado, lo que representa una disminución del 39,5% en comparación con las 149.279 unidades comercializadas un año antes, según datos publicados por la patronal británica SMMT.

Ante este escenario, la patronal británica SMMT ha destacado que la industria del automóvil europea se enfrente a un «difícil primer trimestre» por los efectos de la tercera ola de la crisis del coronavirus en el sector, que sólo en Reino Unido ha perdido más de 20.400 millones de libras -lo que se traduce en 23.181 millones de euros-.

Por: Ok Diario
Autor: Andrea Aguado Robles
Fecha de publicación: 2021-02-04 23:57:32
Fuente

Compartir:

SIGUENOS EN GOOGLE NEWS

Para combatir la censura en otras redes te invitamos a suscribirte a nuestro nuevo canal de Telegram

SUSCRIBETE A REPORTE CONFIDENCIAL EN TELEGRAM

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia, Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea Aceptar