#EEUU | Madre de niño latino hallado muerto en la casa del padre espera justicia

Compartir:
Jordan Piper, y su madrastra, Lindsay Piper,
Román López, de 11 años, fue hallado muerto durante una segunda búsqueda de la Policía un día después de que su padre, Jordan Piper, y su madrastra, Lindsay Piper, denunciaran la desaparición del menor.

Algunos dolorosos detalles que rodearon el fallecimiento ocurrido hace más de un año de un menor hispano que fue hallado muerto en el sótano de la residencia de su padre y su madrastra, quienes fueron arrestados el jueves, ya eran conocidos por la madre, para quien se abre una nueva y dolorosa etapa en espera de justicia, informó este viernes una portavoz de la familia.

Román López, de 11 años, fue hallado muerto durante una segunda búsqueda de la Policía un día después de que su padre, Jordan Piper, y su madrastra, Lindsay Piper, denunciaran la desaparición del menor el 11 de enero de 2020 en Placerville, noreste de California.

La Policía de Placerville anunció el jueves el arresto de los Piper, quienes están acusados de “múltiples cargos criminales”. La detención ocurrió en el condado de Calaveras y se espera que a más tardar el fin de semana los acusados sean trasladados al condado de El Dorado.

Contra Jordan Piper, de 36 años de edad, y Lindsay, de 38, pesan los cargos de “abuso infantil en circunstancias de producir daño corporal o muerte, envenenamiento y tortura”, señaló la Fiscalía de El Dorado en un comunicado enviado a Efe.

“Ha sido todo un año emocionalmente muy difícil para todos”, señaló en declaraciones a Efe Kristin Jabs-Ellenburg, portavoz de la familia de Rochelle López, la madre biológica del niño.

Detalles como el hallazgo del cuerpo del menor en un recipiente en el sótano de la residencia luego de que la Policía regresara a la vivienda el día siguiente a la denuncia de la desaparición, y el grave estado de desnutrición que presentaba, ya habían sido informados a la madre.

No obstante, para no poner en riesgo la investigación, las autoridades pidieron a la familia que estos detalles no fueran revelados, detalló la portavoz.

Los detalles de la autopsia del menor, que fue completada el 15 de enero de 2020, tampoco fueron revelados de su momento por las autoridades para no arriesgar la investigación.

Durante los casi 13 meses transcurridos desde la muerte del niño, las autoridades de Placerville y la Fiscalía del condado trabajaron conjuntamente sin descanso para lograr resultados, declaró a Efe Miguel Saragosa, concejal de esa ciudad de un poco más de 11.000 habitantes con 18 % de residentes latinos.

“No pasó un solo día en el que las autoridades no hubieran trabajado en el caso para llegar hasta donde estamos hoy”, aseguró Saragosa, cuya residencia está ubicada frente a la casa donde Román fue hallado muerto.

Al momento del deceso de Román, los Piper tenían bajo su cuidado a otros siete menores, tres de los cuales no eran familiares de la pareja y fueron devueltos a sus familias biológicas, mientras los otros tres fueron puestos bajo la jurisdicción de los servicios de protección infantil.

Aunque para la familia la noticia de los arrestos es algo “ciertamente significativo”, también representa el comienzo de una nueva etapa dolorosa.

“Es solo el principio de un recorrido que llevará a que Román reciba la justicia que tanto merece”, concluyó Jabs-Ellenburg.

El caso de López se suma al de otros menores latinos que han fallecido por abusos en California, como Gabriel Fernández, de 8 años, Anthony Ávalos, de 10, y Noah Cuatro, de 4 años de edad. EFE News

Por: Impacto Latino
Autor: Impacto Latino
Fecha de publicación: 2021-02-05 19:23:39
Fuente

Compartir:

SIGUENOS EN GOOGLE NEWS

Para combatir la censura en otras redes te invitamos a suscribirte a nuestro nuevo canal de Telegram

SUSCRIBETE A REPORTE CONFIDENCIAL EN TELEGRAM

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia, Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea Aceptar