Monagas registra novena muerte por explosión de bombona de gas en Piar

Maturín.- La explosión de 161 bombonas en Monagas dejó otro fallecido. Rutselis Leonett murió la mañana de este sábado, 6 de febrero, en el Hospital Universitario Dr. Manuel Núñez Tovar. La información fue difundida por el director de Cáritas Monagas, presbítero Gerónimo Sifontes, a los medios de comunicación.

Sifontes explicó que la joven de 34 años fue reingresada al hospital de Maturín tras permanecer en una clínica de la ciudad. Tenía quemaduras de tercer grado en gran parte de su cuerpo y sufrió una recaída. En reiteradas oportunidades, su familia solicitó a las autoridades gubernamentales mejorar las condiciones en las que todos los heridos estaban internados.

LEE TAMBIÉN

Al menos 43 heridos deja explosión de bombonas de gas doméstico en Monagas

Por este incidente, la familia Leonett ha perdido a otros dos de sus integrantes: una adolescente de 13 años y un niño de 4 años que estuvo internada en el Hospital Ruiz y Páez de Ciudad Bolívar, estado Bolívar. El traslado fue logrado tras una serie de denuncias realizadas por los familiares de las víctimas ante los medios de comunicación.

Por su parte, el diputado por Monagas a la Asamblea Nacional (AN) electo en 2015, José Antonio Mendoza, aseguró que esta noticia forma parte de la cadena de desgracias que viven los pobladores de la entidad ante el colapso de los servicios públicos y la falta de mantenimiento de los cilindros de gas.

La explosión en Caño Los Becerros, municipio Piar de Monagas, ocurrió pasadas las 2:00 pm del 28 de diciembre de 2020 después de que empleados de la empresa Gasmaca descargaron los cilindros en la casa de acopio. La comunidad tenía 10 meses esperando la distribución de cilindros. Ese día, al menos, 46 personas resultaron heridas y 15 se salvaron porque quedaron atrapadas en la casa; lograron salir porque un joven derribó la puerta trasera. 11 de los heridos siguen hospitalizados en Maturín. Sus parientes insisten en solicitar apoyo a las autoridades gubernamentales para comprar los suministros médicos y los tratamientos que requieren para su atención.

Sobre este hecho, las autoridades gubernamentales aseguraron que fue causado por una colilla de cigarrillo arrojada por un habitante que supuestamente estaba fumando. La afirmación corresponde a la presidenta de Gasmaca, Luisana Betancor.

Durante un programa radial de la gobernadora Yelitze Santaella, Betancourt dijo que de acuerdo a las evidencias recolectadas por los Bomberos de Monagas, se determinó que la fuente de ignición o punto de incendio y posterior explosión fue producto de una persona que arrojó la colilla de cigarro encendida al pavimento donde estaban acopiados los cilindros.

LEE TAMBIÉN

Muere niño herido en explosión de bombonas en Maturín

Al respecto, Mendoza asegura que las bombonas de gas doméstico que son distribuidos en el estado Monagas carecen del mantenimiento adecuado y no cuentan con medidas de seguridad, lo que pone en riesgo a quienes los manipulan.

Posterior al hecho, Gasmaca informó que unos seis mil artefactos han sido desincorporados en el estado. Tras este siniestro, al menos otros seis han ocurrido en el estado. El ocurrido en el sector Costo Abajo, parroquia Boquerón de Maturín, en enero de este 2021 cobró otra víctima: Adriana Figueroa, de 31 años. Adriana era la madre de Ricardo Espinoza, el niño de 4 años que falleció el mes pasado como consecuencia de las quemaduras en 95% de su cuerpo.

LEE TAMBIÉN

Nueva explosión de bombona de gas deja un herido en Maturín

Servicios colapsados

El asambleísta monaguense electo en 2015, José Antonio Mendoza, denunció que no solo el gas constituye un peligro para los pobladores, también reiteró las denuncias por la escasez de gasolina y los riesgos a los que se enfrentan los ciudadanos por tratar de obtener el combustible.

Recordó además que el transporte público ya no funciona como debería. Mencionó que por esta razón nuevamente circulan por las calles «las perreras», medios de transporte improvisados que no cuentan con condiciones mínimas de seguridad y que ponen en riesgo la vida de los usuarios.

«Volvieron las perreras porque desaparecieron los autobuses, no hay agua, anuncian inversiones y no se resuelven el problema, no hay gas y los cilindros sin el mantenimiento de seguridad requerido ocasionan las explosiones. Tampoco hay gasolina, porque se está desviando a las minas y se ha convertido en el negocio de la gobernación-. En Anzoátegui se observa mejoría, incluso han disminuido las colas y en nuestro estado no por ese nuevo negocio», alertó el parlamentario.

Con redacción de Jesymar Añez, Yoselin González

Jesymar AñezVista_1

Jesymar AñezVista_1

Por: El Pitazo
Fecha de publicación: 2021-02-06 16:24:13
Fuente

Compartir:

SIGUENOS EN GOOGLE NEWS

Para combatir la censura en otras redes te invitamos a suscribirte a nuestro nuevo canal de Telegram

SUSCRIBETE A REPORTE CONFIDENCIAL EN TELEGRAM

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia, Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea Aceptar