Se necesita un diccionario Demagogia-Español para entender al gobierno

Caracas. Escrutar el lenguaje que usan los burócratas locales para justificar lo que supuestamente hacen en sus cargos es  una  tarea que merece una traducción simultánea. Algo así como un diccionario Demagogia- Español que descifre en qué gastan su tiempo y  cuántas palabras utilizan para engordar cualquier pequeña acción y la hagan parecer una gran cosota.

Lea también: «Con uniformes de bioseguridad, Chile expulsa decenas de venezolanos que ingresaron tres meses atrás»

Tomemos  como ejemplo una nota de prensa enviada recientemente a los medios de comunicación por el ministerio correspondiente para informar sobre la intervención del  «vicepresidente sectorial de Obras Públicas y Servicios y ministro del Poder Popular para la Energía Eléctrica, Néstor Luis Reverol Torres» (cargo que incluye tantas palabras que se lleva  medio párrafo de la nota enviada)  en una reunión de trabajo para, supuestamente, mejorar todos los servicios públicos, nada menos.

Al inicio, la información asegura textual  lo siguiente:

«Con el propósito de optimizar el suministro de gas doméstico, electricidad y agua potable a la población, este lunes se instalaron mesas técnicas para abordar el tema de los servicios públicos en el país».

Traducción simultánea: Se instalaron mesas técnicas «para abordar el tema de los servicios públicos». Es decir, se reunieron para hablar de eso, como si se tratara de una novedad, una situación que solamente hablando se podría resolver.  Como si los medios no hubiesen revelado, denunciado, mapeado y demás sinónimos, el estado de deterioro absoluto en que se encuentran desde 2010 todos los servicios públicos, esos  que, según la nota, van a «optimizar» a punta de reuniones con el viceministro. De hecho, mientras se reunían, hubo apagones en Táchira, escasez de agua en Puerto Ordaz «por falta de inversión» como reveló Hidrobolívar, colapso en la tubería Guarenas Guatire, sequía en  Carora y Barquisimeto, colas perennes en todo el país para llenar bombonas de gas  y hasta  el mismísimo Nicolas Maduro reconocía que los sistemas de salud presentaban 13 fallas, básicamente por falta de luz y agua. Todo eso en una semana.

Según la nota » estas mesas estarán en debate durante todo el día hasta alrededor de las 5:00 de esta tarde para abordar aspectos como las necesidades del pueblo en materia de articulación para el suministro de agua potable, gas doméstico y electricidad, en medio del asedio por parte de factores de oposición internos y externos contra el país».  

Traducción simultánea: El debate – o sea, hablar y hablar- donde obviamente participó un gentío, terminará ese mismo día.

Según la nota «estuvieron la ministra para la Atención de las Aguas, Evelyn Vásquez; miembros de la Comisión de Servicios de la Asamblea Nacional (AN); representantes de Pdvsa Gas; del sector militar; gerentes de la Corporación Eléctrica Nacional (Corpoelec) de cada estado; de las hidrológicas; voceros de la Guardia del Pueblo; del poder comunal y secretarios generales de gobierno de las entidades del país, entre otros».  ¿Cuántos eran…40, 50 personas para debatir hasta las 5 de la tarde sobre cómo optimizar nada menos que todos los servicios públicos? Entonces cabe suponer que cada quien pudo apenas intervenir tres minutos para explicar  su incapacidad delante de sus jefes respectivos, quien previamente les había facilitado una excusa de lo más conveniente para la incapacidad de cualquier burócrata,  aquello de  «el asedio de factores de la oposición internos y externos». De modo que si una tubería se rompió por falta de mantenimiento, la culpa es de la oposición que la hizo estallar. O si el pueblo hace horas de cola para comprar gas, no es porque el gobierno quebró a Sidor y las empresas básicas y mucho menos porque un alto cargo chavista se las había apropiado y las estaba vendiendo en dolares. Y ni hablar de  las cientos de veces que han estallado plantas eléctricas por falta de mantenimiento incluida de la vegetación circundante, que según el gobierno han sido todas producto de un saboteador oscuro que hasta ahora nadie ha logrado atrapar.

Sigue la nota: «Reverol indicó que la idea es construir un mapa estratégico de soluciones en cada territorio e igualmente la instalación de una Sala Situacional que esté activa las 24 horas del día para contar con un sistema de alerta temprana y dar respuestas ante fallas o algunos eventos que se presenten en los servicios.»

Traducción simultánea: Señores, esto es para rato. Primero hay que construir un mapa estratégico en cada territorio, instalar una sala situacional y así sucesivamente. Solo les faltó nombrar una Comisión que nombre una Comisión para supervisar la gestión de la construcción del mapa estratégico que, después de 20 años en el poder, aún no han construido.

Anuncio. Desplácese para continuar leyendo.

Pero de lo más optimista, el viceministro Reverol aseguró que «En medio de la resistencia debemos garantizar los servicios públicos. Hay que buscar la solución coyuntural y establecer estrategias».

Traducción simultánea: La solución coyuntural es cambiar de gobierno. 

Por: El Cooperante
Autor: Elizabeth Fuentes
Fecha de publicación: 2021-02-10 13:35:48
Fuente

Compartir:

SIGUENOS EN GOOGLE NEWS

Para combatir la censura en otras redes te invitamos a suscribirte a nuestro nuevo canal de Telegram

SUSCRIBETE A REPORTE CONFIDENCIAL EN TELEGRAM

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia, Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea Aceptar