12 ideas para dar un nuevo aire a tu salón, sin obras ni grandes presupuestos

Dado que pasamos gran parte de nuestro tiempo en casa, en el salón, es normal que, de vez en cuando, necesite un cambio de aires, que le actualice y le sumerja de lleno en las tendencias de decoración del momento. No se trata de deshacerte de todo lo viejo y empezar de cero, sino de darle un aire distinto con una mano de pintura, una nueva distribución, un toque ‘cocooning’… Estas 12 ideas de decoración te dan las pautas a seguir, para estrenar salón sin morir en el intento ni gastar en exceso.

1. Da una vuelta a la ‘deco’ de siempre

No te compliques demasiado. A veces, para renovar la decoración del salón basta con mover el sofá, crear un rincón de lectura en un rincón, cambiar la distribución y los muebles de sitio o renovar el aspecto de las paredes con un papel pintado tan especial como este de Harlequin (en Pepe Peñalver).

Salón moderno con grandes ventanales con salida directa al jardín, sofás beis y lámpara de cobre

2. Cree en el poder del ‘feng shui’

¿Y si este año nos inspiráramos en la sabiduría oriental para vivir mejor? Para ello, pon en marcha algunas de las reglas básicas y más sencillas de’ feng shui’: no dejes nada fuera de su lugar, para que la energía circule, asegúrate de que el sofá está colocado en una posición ‘dominante’, establece un equilibrio entre los elementos de madera y metal, añade algunas plantas verdes y llena tu interior de energía zen, como en esta propuesta de estilo japandi de BoConcept “con zonas de tránsito despejadas, muebles de líneas simples, colores naturales y plantas estratégicamente situadas”.

Salón con sofá gris, alfombra de estilo nórdico blanca y negra, estantería de hierro y lámparas de techo doradas y negras

3. Haz limpieza, a lo Marie Kondo

Aunque el ‘desorden organizado’ (‘cluttercore’) es tendencia, si quieres que la energía fluya libremente por esta estancia, nada mejor que someterse a la ‘tiranía’ del método de Marie Kondo. Siguiendo los consejos de esta gurú del orden, es preciso clasificar y deshacerse de todos los objetos que no nos dan placer y no necesitamos y guardar el resto. Además, ten en cuenta que un salón despejado, como este de Habitat, se verá más luminoso y equilibrado. Sin olvidar, lo cómodo que es contar con recorridos y espacios sin obstáculos.

Salón decorado con muebles 'vintage' de madera oscura y alfombra en tonos verdes

4. Pon plantas verdes por todos los rincones

Ahora que hemos despejado el espacio, todo se ve diferente. Aprovecha este buen ‘clima’ para añadir plantas, ya que tienen el poder de cambiar totalmente el ambiente de una habitación a la vez que nos proporcionan una auténtica sensación de bienestar. Puestos a elegir, mejor especies fáciles de cuidar y llamativas.

Salón con cuadro en la pared del sofá, mesa de centro de mármol y puf de lana rizada blanca

5. Toma como referente el ‘hygge’ y el lagom’

Todas estas plantas encontrarán su lugar ideal en un interior ‘cocooning’ como los que vemos (y soñamos) en Instagram. Para ello, establece cierto equilibrio visual con colores relajantes, alfombras que abriguen tus suelos, texturas que te envuelvan, una luz que te acompañe, el poder de las velas…

Estar con pared pintada en dos colores (verde y rosa) y sofá en burdeos

6. ¡Pinta!

Porque ni la vida, ni el salón de tu casa, tienen que ser en blanco y negro, aunque podrían serlo, el color se convierte en una nueva forma de expresión, más positiva y alegre. Puedes apostar por introducir una paleta cromática intensa, con azules o verdes, o, simplemente, jugar con las combinaciones, como en esta propuesta de Dfs, que contrasta el sofá rojo con una pared en verde con un zócalo alto rosa.

Lounge Chair de los Eames

7. Hazte con una pieza de diseño

Sin volverte loco (para mantener el espíritu ‘lagom’), date un capricho ‘deco’ y adquiere una pieza especial, como el Lounge Chair de los Eames (en Vitra), que marque la pauta en el salón durante los próximos años. Incluso si eso significa ahorrar en pequeños accesorios decorativos innecesarios. Eso sí, si no puedes tener el original, mejor déjalo para el año que viene.

Salón decorado en tonos verdes con papel pintado con motivos vegetales y detalles en dorado

8. Presta atención a la luz

Para que el año sea resplandeciente y tu salón sea ese lugar que necesitas, da una vuelta a la iluminación del salón. Así, podrás realizar cualquier actividad cómodamente (incluso trabajar) y lograrás que las tardes sean realmente más relajantes. La clave: apagar la luz del techo y multiplicar las fuentes de luz. Es recomendable contar con, al menos, tres que ayuden a crear atmósferas distintas, según el momento.

Salón de estilo moderno con salida al jardín, chimenea tipo cassette y sofá y alfombras grises

9. Pon a la televisión en su sitio

No se trata de eliminarla de la sala de estar sino de darle un papel secundario, en lugar de concederle el papel protagonista que ha tenido todos estos años en la decoración de salones. La idea es tenerla a mano, pero no en el centro de la estancia ni de la vida familiar. Para ello, puedes ponerla en una esquina, ocultarla en un mueble con puertas, disminuir el tamaño…

Mueble de televisión blanco con cajones y cestas de mimbre

10. Crea un rincón para los niños

Que os permita disfrutar del lugar en familia, juntos, pero no revueltos. “Está bien que los niños puedan tener su espacio en el salón, pero lo ideal es contar con un mueble con puertas o cajones cerrados para guardar sus juguetes o materiales, de manera que no queden a la vista. Esto nos potenciará la idea de orden y visualmente el espacio quedará recogido”, aconsejan desde LaiaUbia Studio.

Salón clásico con chimenea, sofá blanco, butacas naranjas y cortinas verdes

11. Pon cortinas

Si estás cansada de ver y ser vista o necesitas un plus de estilo, nada mejor que vestir las ventanas como se merecen con cortinas o estores. Procura ser generosa con la tela, cuidar la caída del tejido y, como tienen tanta presencia, ser precavida, para que tampoco se conviertan en el centro de atención, como en esta propuesta de El Corte Inglés.

Salón con sofás grises y cojines morados y un cuadro XL con marco dorado apoyado en el suelo

12 Déjate seducir por el arte

El arte ha llegado a la decoración de la casa para quedarse y se ha hecho un hueco de honor en el salón. A la hora de colgar los cuadros, recuerda siempre que, antes que pegados al techo, es mejor ‘colocarlos’ en el suelo, como en este ambiente de Roche Bobois, y que el tamaño de la obra debe ir en proporción a la pared donde vayas a ubicarla.

Hola

Compartir:

SIGUENOS EN GOOGLE NEWS

Para combatir la censura en otras redes te invitamos a suscribirte a nuestro nuevo canal de Telegram

SUSCRIBETE A REPORTE CONFIDENCIAL EN TELEGRAM

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia, Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea Aceptar