Servicios públicos se han vuelto impagables: Monitor Ciudad

Compartir:

La calidad de los servicios públicos se ha deteriorado a niveles que rozan la precariedad, la falta de mantenimiento ha hecho que estos servicios ofrezcan la calidad más baja que puedan tener, pese a todas las adversidades, sus costos no dejan de afectar el bolsillo del venezolano.

 “En Venezuela ha habido un profundo retroceso en los servicios públicos, mientras que en lugares como Caracas se han estabilizado en la precariedad, lo cual no implica que podamos ver en los próximos meses fallas más graves. Además estos se han vuelto impagables para vecinos de sectores populares de la capital”, detalló este jueves el director de Monitor Ciudad y dirigente político, Jesús Armas.

En base a la última actualización del sistema de información geográfico que Monitor Ciudad maneja sobre la situación de los servicios básicos en el Área Metropolitana, el portavoz detalló que los habitantes de la ciudad capital pasan 70% del tiempo sin agua. “De las 168 horas de la semana, apenas tienen agua alrededor de 52 horas”, estimó.

Armas agregó que, en lo que va de año ya se han registrado más de 400 casos entre apagones y bajones y acotó que en el interior del país estas cifras son mucho peores.

El directivo también puntualizó que en materia de gas doméstico ha surgido un mercado negro que obliga a los vecinos de las zonas más vulnerables de la capital a pagar hasta $10 por bombonas de 10 kilos de gas. Según sus índices, en otras entidades del país, el gasto varía entre 20 y 30 dólares por unidad.

Por otra parte, el activista agregó que en los últimos meses ha habido un «incremento exacerbado» en algunos servicios públicos. Sobre esto, dijo que en el caso de internet ABA, ofrecido por Cantv, los ciudadanos están pagando hasta 23.000.000 de bolívares, pese a la precariedad del sistema.

Sobre esta materia, también abordó el tema del relleno sanitario que ha incrementado considerablemente las facturas de luz eléctrica. “Hemos visto aumentos de más de 1000%. Un condominio en Libertador está pagando entre 40 y 80 millones y no por la electricidad, sino por el aseo urbano”, sumó.

Armas agregó que es una dura realidad que golpea a los sectores más vulnerables de la sociedad que no tienen capacidad de adquirir plantas eléctricas, cisternas o tanques de agua. Apuntó que estos se ven afectados con horas de trabajo perdidas intentando solventar estas carencias.

Compartir:

SIGUENOS EN GOOGLE NEWS

Para combatir la censura en otras redes te invitamos a suscribirte a nuestro nuevo canal de Telegram

SUSCRIBETE A REPORTE CONFIDENCIAL EN TELEGRAM

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia, Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea Aceptar