#España | el 65% de los concesionarios prevé reducir sus plantillas en 2021

El hundimiento del sector de la automoción ya afecta al empleo. El hundimiento de las matriculaciones en el primer mes del año motivado por el fin del programa de renovación del parque circulante español -más conocido como plan Renove- y el alza del impuesto de matriculación ha gestado el coctel perfecto para que comience una sangría de despidos en todo la cadena de valor del automóvil, que afectará de lleno a los concesionarios.

Así lo ha explicado en un rueda de prensa el presidente de la Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción (Faconauto), Gerardo Pérez, que asegura que «según la encuesta VCON, elaborada por la consultora MSI para la patronal, el 65% de los concesionarios prevé reducir sus plantillas en el año 2021 por los efectos derivados de la crisis del coronavirus en el sector de la automoción». Una destrucción de empleo que ya ha comenzado en 2020 con la pérdida de 8.075 puestos de trabajo, lo que se traduce en un 5% del total, quedando en 153.425 trabajadores.

«El mecanismo de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) -cuya vigencia se ha alargado hasta el mes de mayo- ha sido esenciales para mantener el empleo en el sector, pero ha advertido que difícilmente podrán mantener sus actuales estructuras si en los próximos meses la matriculaciones no rebotan y continúan a la cola de los mercados Europeos», apunta Pérez.

No obstante, el presidente de Fanconauto avisa de que estos expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) se podrían convertir en a partir del mes de mayo en expedientes de regulación de empleo (ERE), por los efectos de la cláusula que obliga a mantener el empleo durante seis meses. «Como no hayamos conseguido reactivar la demanda del mercado y recuperar la confianza del consumidor comenzaremos a ver importantes ajustes en las plantilla de toda la cadena de valor del sector de la automoción y, sin duda, destrucción de empleo», apunta Pérez.

Además, el informe arroja que las reestructuraciones por los efectos de la crisis del coronavirus no serán menores e incluso en algunos casos alcanzarán el 20% de los empleados.

Los concesionarios hunden su facturación

Los concesionarios de automoción facturaron 35.895 millones de euros en España en 2020, lo que supone una caída del 19% en comparación con los 44.207 millones que ingresaron en el ejercicio anterior debido a la crisis sanitaria y económica causada por la pandemia, que provocó la pérdida de más de 8.000 puestos de trabajo en la distribución.

Por áreas de negocio, la que más sufrió fue la de vehículo nuevo, con una caída en su facturación del 19,8%, seguida de la posventa (-18,8%), mientras que el negocio del vehículo usado cayó un 14,7%. Con estas cifras, la rentabilidad media de las redes oficiales de concesionarios fue del 1,2% sobre su facturación, aunque 49% de los concesionarios se habrían quedado el año pasado con una rentabilidad media inferior al 0,5%.

«Pese al fuerte impacto que ha tenido la pandemia y la crisis económica, los concesionarios hemos sido capaces de mantener la rentabilidad positiva de nuestros negocios, aunque con un margen muy estrecho, raquítico», ha lamentado el presidente de Faconauto. No obstante, avisa de que «de lo que pase hasta junio dependerá, en gran medida, el que esta crisis coyuntural no se convierta en estructural y que los concesionarios podamos seguir invirtiendo en futuro: en la transición ecológica y digital en la que está inmerso el sector».

¿Recuperación? Sí, pero en 2022

Por todo ello, la asociación prevé que habrá que esperar hasta el año próximo para que el sector de la automoción se recupere. Así, en 2022 se volverá a alcanzar los 1,2 millones de matriculaciones, una cifra similar a la de 2019. Para el actual ejercicio, Faconauto baraja dos escenarios: uno optimista, en el cual espera que se rebase el millón de matriculaciones, y otro pesimista, con un mercado inferior al millón de entregas.

«No podemos, ni como sector ni como país, perder el tiempo. Por eso, para atajar los retos a corto y a largo plazo, es necesario que el Gobierno de Pedro Sánchez active los 3.750 millones de euros que comprometió vinculados al Plan de Impulso de la Cadena de Valor de la Industria de la Automoción», ha reivindicado Pérez.

De ellos, desde la federación de concesionarios han calificado como «urgente» que el Ejecutivo reactive los 200 millones sobrantes del Plan Renove 2020, que podría acompañarse con un plan de achatarramiento sin compra. La reforma de la fiscalidad, con un impuesto medioambiental que sustituya al impuesto de matriculación y que grave el parque según sus emisiones de dióxido de carbono (CO2) con una cuota anual es otra de las peticiones que hacen desde el sector.

Por: Ok Diario
Autor: Andrea Aguado Robles
Fecha de publicación: 2021-02-15 23:57:57
Fuente

Compartir:

SIGUENOS EN GOOGLE NEWS

Para combatir la censura en otras redes te invitamos a suscribirte a nuestro nuevo canal de Telegram

SUSCRIBETE A REPORTE CONFIDENCIAL EN TELEGRAM

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia, Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea Aceptar