#España | Las desavenencias entre Generalitat y Gobierno encallan la reindustrialización de Nissan Barcelona

La planta de Nissan en Barcelona se juega su futuro con la llegada de un nuevo inversor, tras la decisión del fabricante automovilístico japonés de irse de la Zona Franca por la baja competitividad de la factoría -sólo 120 vehículos al día- y las grandes pérdidas que generaba. Sin embargo, las desavenencias entre la Generalitat de Cataluña y el Gobierno central han encallado las negociaciones de la Comisión de Trabajo para la reindustrialización.

Así lo han denunciado fuentes sindicales en conversaciones con OKDIARIO que aseguran que «después de seis meses de la puesta en marcha de la Comisión de Trabajo para la reindustrialización, seguimos viendo que las administraciones n0 están trabajando de forma coordinada para buscar un nuevo inversor que ocupe las factorías de la Zona, ya que se sigue usando de forma electoralista el cierre de Nissan pese a estar en juego el trabajo de miles de trabajadores».

«En los últimos meses, el Gobierno ha solicitado al consejero de Empresa de la Generalitat, Ramon Tremosa, que trabaje de una forma más clara por la reindustrialización de Nissan y deje a un lado la parte política», explican. Una petición que también han realizado desde las administraciones catalanas que han acusado directamente al presidente del Ejecutivo, Pedro Sánchez, de no poner encima de la mesa la cantidad suficiente de dinero para asegurar la permanencia del fabricante automovilístico japonés.

En concreto, respecto a la crisis en el sector de la automoción provocada por la decisión de Nissan de cerrar su planta en la capital catalana, Tremosa culpó en una entrevista directamente al Gobierno de no haber hecho todo lo posible por retener la fábrica: «Nissan se ha ido a Gran Bretaña porque el Gobierno británico ha puesto un cheque sobre la mesa y España no».

Unas declaraciones que se han sucedido en las últimas semanas y que han provocado que la relación entre ambas administraciones se enfríe aún más hasta provocar que la Comisión de Trabajo para la reindustrialización de Nissan funcione al ralentí. La última muestra de ello es el retraso en la presentación de la consultora que se iba encargar de la parte técnica del proceso, que en un principio se iba a cerrar antes de finales de 2020 y que finalmente terminó el pasado 25 de enero.

Además, han denunciado la falta de comunicación de las administraciones con el Comité de Empresa de Nissan: «Nos hemos enterado por la prensa de gran parte de las noticias que han resultado determinantes para la reindustrialización, pese al conocimiento tanto del Gobierno central, como de la Generalitat». Pero van más allá, acusan a la exconsejera de Empresa de JxCt, Angels Chacón, de filtrar información privilegiada a la televisión TV3 -controlada por los independentistas-, pese a estar fuera del proceso.

«Desde los comités de empresa, insistimos, no vamos a permitir ningún retraso en el avance de la mesa de reindustrialización y mucho menos que una cuestión de índole administrativa retrase el avance de este proceso», avisan. Además, recuerdan que la primera reunión de la mesa fue en septiembre del 2020 -en la que se constituyó la Comisión de Trabajo para la reindustrialización-.

«Nos encontramos en la mitad del proceso para atraer nueva inversión a la planta de la Zona Franca con el objetivo de garantizar el empleo a todos y cada uno de los trabajadores, pero a día de hoy tenemos muchas preguntas sin respuestas y decisiones pendientes de cerrar de carácter urgente», critican.

La última acusación de la Generalitat

El conseller de Empresa de la Generalitat ha reclamado al Ejecutivo que ponga una oferta económica sobre la mesa para conseguir que España cuente con un fábrica de baterías para coches eléctricos y ha alertado que el país corre el riesgo de perder el actual estatus de «potencia automovilística» que tiene en Europa.

El responsable de empresa de la Generalitat cree que «la inversión de Volkswagen es suficientemente fuerte como para pensar que la fábrica de baterías acabará llegando» a Cataluña, y ha pedido al Gobierno tiempo y «discreción porque las cosas se tienen que hacer bien». No obstante, todo parece apuntar a que finalmente se quedará en la Comunidad Valenciana, ya que tras la crisis de independentismo que azota a la región, se ha convertido en uno de los destinos clave para los inversores.

Precisamente, uno de los proyectos que está en estudio en la mesa para la reindustrialización de Nissan en Barcelona está vinculado a la producción de baterías. En esta mesa participan el Gobierno, la Generalitat, los sindicatos de Nissan y la propia empresa, y a ella han llegado también otros proyectos relacionados con la nueva movilidad, con el ensamblaje de vehículos eléctricos y un hub de electromovilidad.

Por: Ok Diario
Autor: OKDIARIO
Fecha de publicación: 2021-02-18 23:57:41
Fuente

Compartir:

SIGUENOS EN GOOGLE NEWS

Para combatir la censura en otras redes te invitamos a suscribirte a nuestro nuevo canal de Telegram

SUSCRIBETE A REPORTE CONFIDENCIAL EN TELEGRAM

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia, Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea Aceptar