Vecinos informan que murió paciente en escuela habilitada para asintomáticos con COVID-19

Miranda.- La muerte de un hombre que se encontraba recluido en la escuela Cristóbal Rojas del municipio Urdaneta, en los Valles del Tuy, junto a otros pacientes asintomáticos que dieron positivo a la prueba de COVID-19, encendió las alarmas en las comunidades cercanas a esta institución, ubicada en el casco central de Cúa.

A través de mensajes por WhatsApp, Twitter y Facebook los vecinos expresaron su preocupación, este 19 de febrero, ya que temen que el virus se propague, al tiempo que denunciaron que hubo falta de atención médica.

Ingrid León, habitante del casco central, conversó con El Pitazo y recordó que la comunidad se opuso al alojamiento de pacientes en la mencionada escuela, ya que estas instalaciones carecen de agua, luz y condiciones higiénicas.

“En este sector pasamos hasta 22 días sin agua. Entonces uno se pregunta ¿Cómo puede garantizarse así la salud de las personas que necesitan lavarse las manos continuamente y estar en un espacio higiénico?, se preguntó.

Dijo además que el personal sanitario que se encuentra en la escuela Cristóbal Rojas no cuenta con insumos básicos. “El miércoles en la noche la médica integral destacada en el lugar, sin tapabocas ni traje sanitario, estaba de casa en casa solicitando unas pilas doble A para activar un Glucómetro”, acotó.

LEE TAMBIÉN

CLAVES | ¿Cuántas personas pueden alcanzar a vacunarse con Sputnik V tras llegada de 100.000 dosis?

Se alumbran con linternas

El Pitazo conoció que el paciente que falleció, quien respondía al nombre de Ever, fue ingresado al colegio Cristóbal Rojas el lunes 15 de febrero. Testigos contaron que lo vieron entrar con dificultad para respirar, no quería comer y muchas veces estuvo a punto de caerse cuando iba al baño.

“A los tres días de estar aquí su cuadro empeoró. Le sugerimos a la doctora encargada que lo trasladara a un hospital, pero prefirió colocarle suero. Como ya era de noche, tuvimos que ayudarla con las linternas de nuestros celulares para que le agarraran la vía, porque todo estaba oscuro. De hecho, ella mismo dijo que no veía y pidió ayuda. Ya el señor Ever tenía las manos blancas y los dedos morados”, señaló la declarante, quien pidió mantener su nombre en reserva.

Indicó además que, pese a que una de las doctoras solicitó que enviaran un vehículo para llevar al paciente al hospital, nunca llegó. Al día siguiente, el enfermo amaneció muerto. “Nos dimos cuenta que había fallecido a las cinco de la madrugada y no fue sino doce horas después cuando vinieron a buscar el cadáver. Las personas que se lo llevaron no tenían el traje de seguridad requerido”, añadió.

¿Quién es el responsable?

La vecina Ingrid León dijo que, en conversación con un vocero del Gobierno local, éste le manifestó que el incidente suscitado escapaba de las manos de la alcaldía. “Me indicó que eso es competencia del Estado Mayor de Salud, cuyos funcionarios ya estaban al tanto de lo ocurrido”, acotó León, al tiempo que lamentó que se tome a la ligera la vida y la salud de las personas.

El Pitazo estableció contacto con representantes de la Alcaldía de Urdaneta para conocer la versión oficial; sin embargo, para el momento se estaba coordinando una reunión donde se trataría el tema.

Rosanna BattistelliVista_3

Rosanna BattistelliVista_3

Por: El Pitazo

Compartir:

SIGUENOS EN GOOGLE NEWS

Para combatir la censura en otras redes te invitamos a suscribirte a nuestro nuevo canal de Telegram

SUSCRIBETE A REPORTE CONFIDENCIAL EN TELEGRAM

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia, Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea Aceptar