La medida contra Farmatodo es demagógica e ineficiente, pero no afectará la apertura económica

La medida que tomó el Ejecutivo de Nicolás Maduro ayer de obligar a Farmatodo a bajar sus precios, es política, ideológica, reprochable, ineficiente, demagógica y por demás amedrentante; pero no afectará en lo absoluto los procesos de diálogo ya iniciados, por cuanto son “acciones aisladas” que ya se han visto antes.

Así lo consideró el analista económico Tomás Socías López, a quien ND recurrió para tratar de entender qué hay detrás de esa medida que obliga a la principal cadena de farmacias del país a rebajar el costo de unos 740 rubros.

“La medida es política, ideológica, reprochable, ineficiente, inoportuna, demagógica, amedrentante; pero ello no evita los procesos iniciados de diálogos en los que habrá que plantearle al Ejecutivo: no sigas amenazando o tratando de lograr acuerdos concertados mientras no se active la economía”, dijo Socías López.

Para él, “estas son acciones aisladas del Ejecutivo, porque hay dos razones: Las medidas de mayor libertad económica, que son más de 10; y la actitud del Ejecutivo de conversar con los sectores productivos, del comercio y la industria”, sugirió.

Afirma que no es un retroceso en el proceso de apertura económica que lleva adelante la administración socialista, pues, asegura, Maduro y su tren ejecutivo han tomado decisiones positivas como la apertura del control cambiario, la eliminación de la regulación de precios, la dolarización, las cuentas en dólares y una ley de inversiones extranjeras.

“Entonces, la orientación del Ejecutivo, sea por necesidad, porque se le acabó el dinero; parece decidido a continuar adelante con una política de amplitud económica, pero está contaminado del tema político en Caracas y el interior del país, donde gobernadores, alcaldes y ministros se aparecen en las empresas a supervisar los precios, como si las empresas fueran responsables del ajuste de precio”, criticó.

Ayer lunes, funcionarios del Ministerio de Comercio Nacional obligaron a Farmatodo a rebajar el precio a unos 742 productos, así como a mejorar la operatividad de la empresa, con el 100% de las cajas trabajando e incluso, dando vuelto en dólares en efectivo.

“Siguiendo instrucciones de la ministra Eneida Laya nos encontramos en la sede de Farmatodo y llegamos a una serie de acuerdos, los cuales la empresa se compromete en bajar el precio a todos sus productos, crear un sistema de vuelto en divisas y funcionar el 100% de sus cajas”, informó el viceministro de política de compras, Daniel Gómez.

Tal medida, dice Socías López, “es una medida intimidante que el Ejecutivo mantiene ante el empresariado, con un lenguaje que debe cesar en los planteamientos de diálogo”.

“El diálogo de amenaza del Ejecutivo nacional, debe cesar. Si es verdad que ya no se aparecen soldados en un negocio, está política de acordar los precios no conllevan a nada porque no reducen la inflación. La única forma es aumentando la producción nacional. El aumento de la producción generará empleo, contralará la inflación y ofertará más productos”, apuntó.

Medidas inaplicables

Explicó Socías que estas medidas, en esencia, son inaplicables. Y ahondó:

“El tema de la obligatoriedad de funcionar todas las cajas no depende de la empresa, tiene que ver con la pandemia por un lado, con la búsqueda y rotación del empleo y los costos, porque todavía hay precios regulados en el país”.

“Existe una canasta básica donde las empresas obligatoriamente no pueden vender a un precio mayor a ese y eso es un extraordinario puñal en el centro del pulmón de la industria nacional y del comercio, porque esos productos (…) tienen que procesarse en el país y eso tiene un costo y mano de obra que no la tiene el producto importado”, señaló.

Y sobre el vuelto en dólares, aclaró que no hay manera de dar vuelto en bolívares o dólares, porque no los hay.

Aun así, advierte, no le quedará otra medida a Farmatodo “que no vender ciertos productos si no les dan la cantidad exacta”, porque la política ya está en curso, afectando, como siempre, al consumidor.

Insisten en los precios acordados

Tomás Socías López apunta que el Ejecutivo, con la medida contra Farmatodo, insiste en la imposición de precios acordados, para así minimizar los costos, “pero este no es un proceso viable en Venezuela por los sistemas de inflación tan grandes”, advierte.

“No depende del empresariado, de las farmacias o alimentos; la fijación de los precios, sino del costo, y el primero que precipita ese costo es el Estado”, explicó.

Sostiene que el costo se refleja por el tipo de cambio que fluctúa y la liquidez que en Venezuela “el mismo Ejecutivo crea poniendo dinero en el mercado, lo que acelera la inflación”.

Por tanto, señala, “no puede haber acuerdos, sino situaciones parciales; recibes visitas del gobierno, a veces intimidantes y se hace un ajuste de precios concertados de momento, que antes de 30 días tiene que modificarse, porque se dispara el precio del dólar o porque el costo de los servicios en Venezuela es muy grande”.

Finalizó el analista recordando que las medidas han sido reclamadas por el empresariado en nuevos acuerdos, en las visitas de la AN, en la reunión con Fedecámaras, con los gobernadores, pero el Ejecutivo –alerta- “continúa una acción más que todo política de anunciar de vez en cuando ciertos acuerdos con diversos sectores, como si fueran estos los que ajustan los precios sin ninguna razón”.

@jherreraprensa.

Por: Noticiero Digital
Autor: Jesús Herrera
Fecha de publicación: 2021-02-23 12:39:01
Fuente

Compartir:

SIGUENOS EN GOOGLE NEWS

Para combatir la censura en otras redes te invitamos a suscribirte a nuestro nuevo canal de Telegram

SUSCRIBETE A REPORTE CONFIDENCIAL EN TELEGRAM

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia, Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea Aceptar