Nueva Esparta | Gobernación: paralización de plantas de tratamiento provocan contaminación del mar

Compartir:

La inoperatividad de las 11 plantas de tratamiento ubicadas en la geografía del estado Nueva Esparta activó las alarmas de la gobernación debido a que las aguas residuales están desembocando en el mar sin ser tratadas, provocando así contaminación.

La denuncia fue elevada a El Pitazo este lunes 22 de febrero por parte del secretario de gobierno, Nicola Penna. «La inoperatividad casi absoluta en que se encuentra el sistema de aguas servidas del estado Nueva Esparta amenaza con una contaminación al mar, así como a las lagunas cercanas, toda vez que las aguas están siendo vertidas crudas, es decir, sin ningún tratamiento», afirmó.

La autoridad gubernamental detalló que a la fecha las plantas de tratamiento de Los Cerritos, Aricagua, Juangriego, Los Bagres, Punta de Piedras, Boca del Río, San Pedro de Coche, La Isleta, La Guardia, El Cardón y El Yaque, se encuentran en condiciones deplorables.

«A pesar de las millonarias inversiones que se hicieron para tener estás plantas de tratamiento, hoy todo está perdido por falta de mantenimiento. Se encuentran en total abandono al igual que las estaciones de bombeo de aguas servidas, mientras el sistema de recolección y disposición está prácticamente inoperativo, consecuencia tanto de la desinversión, como por desmantelamiento de los mismos a manos de la delincuencia», subrayó Penna.

Refirió que la responsabilidad de ese sistema corresponde a la Hidrológica del Caribe (Hidrocaribe) y le exhortó tanto a las autoridades de dicha empresa, así como a las del Ministerio de Ecosocialismo y Agua, a actuar de manera inmediata para frenar el daño a las costas neoespartanas.

LEE TAMBIÉN

Vecinos denuncian ​que 40 viviendas están anegadas de aguas servidas en Carúpano

Manchas negras empañan el mar

El azul del mar se ve opacado por una mancha oscura que a distancia observan en la costa de Pampatar, municipio Maneiro, sus habitantes. David Bottome, residente de esta jurisdicción, calificó la situación como una tragedia ambiental y de salud pública.

Bettome explicó a El Pitazo que las aguas puras que llegan a la bahía de Pampatar tras viajar entre cinco y seis mil kilómetros atravesado el Atlántico, son contaminadas a tan solo cuatro kilómetros con la descarga de aguas servidas.

«El sistema de bombeo está deficiente y todo lo que se recolecta de las seis subestaciones llegan al mar, aproximadamente a 600 metros de la costa y se diluyen, pero no deja de ser algo dramático», comentó este 23 de febrero.

También recordó que la responsabilidad de estás estaciones y subestaciones está en manos de Hidrocaribe, y que es una realidad que se registra desde varios años.

Solución requiere inversión

Aunque para David Bottome, la alcaldía de Maneiro ha hecho esfuerzos para atender está situación, manifiesta que sigue latente por lo que considera que la solución amerita de una inversión que debe ser realizada por la Hidrológica del Caribe y no caer en un silencio que se haga cómplice de la contaminación del mar.

Lisbeth MiquilenaOriente

Lisbeth MiquilenaOriente

Por: El Pitazo

Compartir:

SIGUENOS EN GOOGLE NEWS

Para combatir la censura en otras redes te invitamos a suscribirte a nuestro nuevo canal de Telegram

SUSCRIBETE A REPORTE CONFIDENCIAL EN TELEGRAM

Este sitio web utiliza cookies para mejorar su experiencia, Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no participar si lo desea Aceptar