Braulio Jatar: «Inteligencia Espiritual para los que creen que no son más que carne»

Para aquellos no creen que no son más que carne, vamos a empezar hablando de la descomposición de un cadáver y como hacen los  perros K- 9 para localizar los restos humanos, cuando han sido abandonados.

El cuerpo humano tiene 478 componentes y 30 de ellos con un único componente humano de descomposición detectable por los perros. Los caninos pueden reconocer esa descomposición humana estando enterrada.

Veamos que pasa después de la muerte en el cuerpo humano. 

Minutos después el oxigeno se agota y el cerebro deja de regular diferentes funciones del cuerpo, incluyendo el corazón. Motivo por el cual, se detiene la circulación sanguínea y los cadáveres adquieren un semblante pálido y la sangre se empieza a almacenar en la parte mas cercana a la tierra en lo que se denomina “Livor Mortis”,  esto aparece en los primeros minutos después de la muerte y hasta tres horas. Luego los músculos pierden viscosidad y se pasa a lo denominado Rigor Mortis, que es cuando el cuerpo se pone duro o tenso. Este proceso va de las tres horas a los dos días. Luego vienen las bacterias las cuales van a descomponer tu cuerpo. Esas enzimas que antes se comían tu comida para generar energía a tu vida,  ahora se comen tus células corpóreas lo cual va a producir la expulsión de derivados químicos con ese hedor especial que la gente identifica como “Olor a Muerto”.  El cuerpo está siendo comiendo de adentro hacia afuera y  los gases, dan olor y expanden el cadáver. Luego los gusanos aparecen junto con algunos insectos. Finalmente las polillas se encargará de los últimos restos de lo que alguna vez fuiste. ¿O no?

La pregunta que le toca a los incrédulos por responder es ¿ Creen que tienen energía dentro de ustedes?

Si la respuesta, es afirmativa, porque no hay debate sobre eso, lo segundo es entender que la energía no se acaba nunca siempre se transforma.

“La energía no se crea ni se destruye, solo se transforma”, o, como dijo Antoine Lavoisier, padre de la química moderna, ya en el siglo XVIII: “La materia ni se crea ni se destruye, sólo se transforma”

“Nada se pierde, nada se crea, todo se transforma” 

El espíritu, el alma, es esa energía. La inteligencia espiritual les permite expandirla o reducirla a su menor expresión. ¿Ustedes son carne que se pudre o energía que existe eternamente?

La ley de la conservación de la energía afirma que:  la cantidad total de energía en cualquier sistema físico,  permanece invariable con el tiempo.

Si UDS alimentan con valores; virtudes humanas;  su ENERGÍA INTERNA; siguiendo la ley de conservación de la energía, esa CANTIDAD de ENERGÍA se mantendrá en el tiempo.  Mientras más alimenten su energía espiritual, mas VOLUMEN de ella tendrá.

Una vez más repetimos la inteligencia espiritual, no es cosa exclusiva de curas, monjas o  monjes, es una decisión personal.

Así como algunos de ustedes; hacen ejercicios para mantener esa figura que las polillas terminaran consumiendo desde sus últimos restos, también dentro de cada uno  de ustedes hay ENERGÍA; que como el fuego pueden hacer más poderoso o apagarlo casi hasta extinguirlo para siempre.

Ustedes deciden, no Dios por ustedes.

Compartir:

SIGUENOS EN GOOGLE NEWS

Para combatir la censura en otras redes te invitamos a suscribirte a nuestro nuevo canal de Telegram

SUSCRIBETE A REPORTE CONFIDENCIAL EN TELEGRAM

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Usamos cookies para asegurar que te damos la mejor experiencia en nuestra web. Si continúas usando este sitio, asumiremos que estás de acuerdo con ello. Aceptar