#España | Llegó tu tiempo, Madre

Querido lector, amigo y hermano: ya nos lo dijo Jesús hace más de 2.000 años cuando vino a la Tierra para enseñarnos a AMAR con mayúsculas. Y fue claro en su mensaje: “Amaos los unos a los otros como yo os he amado”. La verdadera Fraternidad Universal como el Uno inseparable que somos en esencia original, en estado puro. Sin división y sin separación, pues el Amor Divino está vacío de todo eso.

Con esa enseñanza, el ‘Rey del Amor’, quiso resumir mucho de su paso por la Tierra, logrando dejar anclada (es decir, a nuestra disposición) la Sabiduría Divina: esa que solamente se logra como resultado de integrar el Conocimiento en el Corazón. Jesús, el Hombre que logró “poner el tiempo a cero” en la Tierra, lugar al que vino para mostrarnos en primera persona que el Camino de la Liberación es posible en este plano. Un camino que pasa únicamente por aprender a Amar y a nada más que a eso, pues es de la única manera en la que podremos recuperar nuestro ansiado y verdadero cuerpo de luz: el Divino.

Por eso vino y nos lo enseñó con Su Ejemplo. Y para ello tomó como vehículo un cuerpo (como has hecho tú ahora) para poder estar en este maravilloso planeta con el fin de enseñarnos que es posible “ser lo de allí, aquí” y que, de hecho, eso es a lo que hemos venido y para lo que estamos destinados. Una “transformación” que pasa inexorablemente por vaciarnos de todo el miedo para llenarnos solo de Fe. De una fe basada en la certeza absoluta del triunfo del Amor, porque has de saber que en verdad la Luz ha ganado y el Amor ha triunfado, y lo han hecho, para toda la Eternidad.

Un Amor, el Suyo, destinado a todos los corazones de la Tierra. A todos, sin excepción. Un Amor basado en el perfecto equilibrio del Padre y de la Madre; basado en Dios Padre Madre. Y ese perfecto equilibrio divino es el que, seas consciente o no, también tú deseas recordar. No en vano, es una de las poderosas razones por las que has elegido estar aquí y ahora transitando por el momento más importante de la historia de la Humanidad… su Ascensión. Y si lo has hecho es porque, en el fondo de tu corazón, tienes la certeza de que ya todo es posible. Por eso, y puesto que estás hecho a imagen y semejanza, has de saber que tú también puedes conseguir el perfecto equilibrio de tu divinidad masculina y femenina. Una armonía necesaria para despertar la Luz que Eres.

Y por eso querido lector, amigo y hermano: es Su Tiempo, el la Madre Celestial. El tiempo del Amor Divino Maternal, el Femenino. Un Amor tan incondicional, dulce, inmenso, intenso, amoroso, compasivo, sencillo, inocente, puro, infinito y tantas y tantas otras cosas bellas más, que el solo hecho de aceptarlo en tu corazón abriéndoselo de par en par, tiene la capacidad divina de transformarte mágica y profundamente de una forma amorosa y amable hacia aquello que aún no recuerdas que eres, pero que estás muy cerca de conocer: un Ser divinamente magnífico, espectacularmente bello e infinitamente amoroso. Y todo eso, ya para siempre.

Una energía, la de la Reina del Cielo, cada vez más fuerte, brillante, poderosa, amorosa y presente en nuestro plano gracias al trabajo de miles, millones de seres humanos de buena voluntad (y extraordinario corazón) que a lo largo de la historia han sostenido la Verdad y la Pureza acerca de Ella. Una Verdad que ha hecho posible el Anclaje de Su Energía aquí, conforme al Orden Divino que reina siempre por encima de todos y cada uno de nosotros y que confabula incansable y misericordiosamente en todo momento para nuestro mayor bien. Un Plan Divino, sencillamente Perfecto, del que todos formamos parte.

Y esa maravillosa Energía Amorosa Universal es la que está disponible para ti de una forma milagrosa a través de sus Rayos de Luz, proporcionándote la Sabiduría Divina, el Amor Incondicional, el Perdón, la Liberación y la Transmutación así como la Protección, la Fuerza, la Fe y la Voluntad necesarias para que puedas llevar a cabo el trabajo interior que sanará y despertará para siempre tu corazón.

Así que ha llegado la hora de que te maravilles con el Plan. El momento de que mires al Cielo y te deleites al percibir que ya no es el mismo de antes. El tiempo de que reconozcas el profundo Amor de la Madre Celestial que habita dentro de ti (pues de ese Amor procedes) y que, cuando lo sientas, le des tu “Sí” libre e incondicional con el fin de que pueda Despertar, Iluminar y Reinar en tu corazón para toda la eternidad.

La hora de que te conectes, de la manera que te dicte tu Ser Interno, con la Madre Universal (tu Madre) para pedirle, lleno de humildad y rendición, que Su Gracia Infinita te abrace y te ayude a transitar por este Camino Final de Revelación de la Verdad, así como a transformar tu ser facilitándote la tarea de disolver todos los “yoes” que tú mismo has fabricado y sostenido durante muchos años… muchas vidas. Unas caretas de las que, ahora ya sí, has de deshacerte total y completamente a través del perdón que libera al comprender que durante mucho tiempo te habían estado engañando para separarte poco a poco del Luminoso Amor del que procedes y que, muy pronto, recordarás que Eres y, que en verdad, nunca has dejado de Ser.

Por eso, también ha llegado el momento de que construyas de una forma consciente y de que te vuelvas un verdadero observador de tu propia mente (pues en verdad Todo es Mental) para que puedas entender y hacerte responsable de aquello a lo que estás dedicando tu tiempo, tu atención y tu energía pues en realidad eso es lo que estás Co-Creando. Así que ha llegado la hora de que te asegures de pensar, visualizar, proyectar y manifestar solo lo más elevado que te dicten tu mente, tu corazón y tu alma para tu mayor bien y el de todos los involucrados.

Por todo ello querido lector, amigo y hermano es tiempo de reconocer que una Humanidad sin Ella, sin Su Madre, jamás podría estar en el perfecto equilibrio del que procedemos. Y solo a través de esa Armonía Divina es que lograremos despertar en cada uno de nosotros el Reino Celestial del que Ella es la Puerta. Una Puerta que, la Reina de todos los Ángeles, está deseando abrirte para que puedas comenzar a morar con gozo en la Nueva Tierra.

Gracias. Gracias. Gracias.

Por: Ok Diario
Autor: Estefanía Leyva
Fecha de publicación: 2021-02-28 21:28:34
Fuente

Apóyanos Compartiendo :

SIGUENOS EN GOOGLE NEWS

Para combatir la censura en otras redes te invitamos a suscribirte a nuestro nuevo canal de Telegram

SUSCRIBETE A REPORTE CONFIDENCIAL EN TELEGRAM

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.