Nueva Esparta | Estudiantes dicen que hacen «magia» para seguir formándose

REPORTE CONFIDENCIAL – Carolina Arias | Los estudiantes universitarios sienten que aún siguen en un limbo, pues si bien iniciaron clases en el mes de enero las condiciones han sido muy inestables y el proceso engorroso por las propias fallas de la nueva modalidad online.

Ricardo Carvajal, representante de MoviUdo, organización estudiantil de la Universidad de Oriente en Nueva Esparta, dijo que tanto estudiantes como profesores hacen “malabares” para ir avanzando en el semestre, y les preocupa que su término debe ser en mayo, ya llegó marzo y todavía no hay mejoras para considerar una preparación más eficiente.

Explicó que a principio de año se intentó un regreso parcial, sin embargo, por orden de la decana se suspendió porque el Ejecutivo nacional no ha permitido la presencia estudiantil en ningún recinto y las condiciones sanitarias no se podían garantizar por las mismas circunstancias económicas que atraviesa.

Esto llevó a nuevos acuerdos, y aunque esperan el anuncio formal del Gobierno respecto al retorno a clases en los próximos meses, han intentado llevar un proceso de enseñanza aprendizaje online y reducidas asesorías o consultas particulares con los profesores, en días específicos.

“Lamentablemente la universidad ha sido muy golpeada. Los espacios abiertos, las aulas, el recinto general están muy descuidados porque los trabajadores tampoco están autorizados a asistir. Todas las unidades de transporte están paralizadas. La delincuencia ha acabado con todo, es difícil incluso pensar en volver en abril”, dijo Carvajal, esperando que se terminen de ajustar las piezas que hagan más factible estudiar en el ambiente necesario.

Asimismo, José Agreda, dirigente del Movimiento 100% udista, dijo que tienen grandes expectativas en lo que resultará este semestre pues, aunque estuvieron en desacuerdo con clases online, las circunstancias les han llevado a aceptar y adaptarse, pues el objetivo es seguir brindando oportunidad de formación.

Destacó que inclusive fue una sorpresa que en el último proceso de inscripción aumentara el número de interesados. La universidad mantiene 3 mil inscritos, 1200 nuevos, cuando lo previsto era 560, y por eso se vio obligada a ampliar los cupos para llevarlos a 700.

Agreda incluso lamenta que algunos quedaron por fuera, pero ni la infraestructura ni el plantel de profesores tiene capacidad para más.

Dijo que siguen a la espera de las decisiones nacionales porque hay materias, obligatoriamente prácticas, y es preciso el acercamiento profesor alumno, y como reconocen la necesidad de cumplir con las normas de seguridad necesarias esperan recibir el apoyo de las autoridades, porque hay medidas personales pero otras referidas a los espacios que debe organizar y proveer la propia universidad.

“Ha sido un esfuerzo muy grande, no olvidemos que la institución está orientada a una modalidad presencial y no se estipulaba un método virtual. Aunque ha habido adaptación el proceso es complejo, básicamente por las fallas de las herramientas tecnológicas y de servicios como internet, electricidad y el manejo de los programas de enseñanza totalmente nuevos para docentes y alumnos”.

Apóyanos Compartiendo :

SIGUENOS EN GOOGLE NEWS

Para combatir la censura en otras redes te invitamos a suscribirte a nuestro nuevo canal de Telegram

SUSCRIBETE A REPORTE CONFIDENCIAL EN TELEGRAM

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.