Historia de Crímenes Reales: Dean Corll

Hay asesinos metódicos que estudian a su «presa», son fríos, calculadores, especuladores y actúan de vez en cuando. Su modus operandi rara vez es tenido en cuenta por la policía justamente por esto, no llaman la atención, sus asesinatos parecen casos aislados hasta que después se encuentran puntos en común entre todos, o al menos eso pasaba en los 70 en Estados Unidos, «capital mundial» de los asesinos en serie. Después fueron perfeccionando la manera de investigar, tanto en el Norte como en el resto del mundo, y también aprendieron en base a las declaraciones de los asesinos en serie.

Pero también estaban los «desesperados» en aquella época. Los que a pesar de una planificación previa tenían aún menos autocontrol que el resto. Este podría ser el caso de Dean Arnold Corllel Candy Man de Houston que, en un período de casi 3 años, entre septiembre de 1970 y agosto de 1973, asesinó a 28 adolescentes o jóvenes. Es decir, 28 jóvenes en 36 meses, prácticamente 1 asesinato por mes, al menos confirmados porque se presume y se cree que fueron muchos más

Sus víctimas eran atraídas gracias a dos cómplices, que siempre fueron conscientes de lo que estaba haciendo. Estos utilizaban promesas de fiestas interminables con todo lo que se te ocurra y lo que querían los adolescentes en la época. Y si no, eran llevados por la fuerza aunque resulte increíble que nadie viera nada ni le apuntara al trío por los secuestros. Por eso y por la compañía que poseía su familia, se lo conoció en la jerga policial como «Candy Man» (el hombre de los dulces) o The Pied Piper (el flautista), haciendo alusión a que inducía a los demás a imitar a su ejemplo siendo persuasivo con promesas irresponsables. La familia tenía una compañía de dulces, «Corll Candy Company», de la que él era vicepresidente, y por ello la prensa lo apodó «Candy man», también por la cantidad de muertes que provocó.

Sus cómplices eran David Owen Brooks y Elmer Wayne Henley y fue este último precisamente el encargado de frenar la racha asesina de Corll, al confrontarlo y matarlo el 8 de agosto de 1973.

La motivación de Corll, según se supo después, era sexual: ataba y violaba a sus víctimas, todos hombres. Secuestró, violó, torturó y asesinó a 28 hombres, aunque se presume que hubo, al menos, 4 víctimas más.

Su infancia y negocio familiar

Dean Arnold Corll nació el 24 de diciembre de 1939,en Fort Wayne, Indiana. Fue asesinado por uno de sus secuaces conocidos, Elmer Wayne Henley, el 8 de agosto de 1973, cuando tenía 33 años, en Pasadena, dentro del área de Houston, Texas.

Sus padres fueron Mary Emma Robinson y Arnold Edwin Corll, un hombre estricto con sus dos hijos. La pareja se divorció en 1946, cuando Arnold tenía 7 años. La madre se mudó con sus dos hijos (Dean Arnold y su hermano Stanley Wayne) a Memphis, Tennessee, donde Arnold fue reclutado para la fuerza aérea de Estados Unidos después de su divorcio.

Dean fue un niño tímido y serio que rara vez socializaba. A los 7 años le hallaron fiebre reumática que no fue correctamente diagnosticada hasta 1950 por lo que le ordenaron tratamiento psicológico, año en que sus padres volvieron a casarse y se mudaron a Pasadena. En 1953 volvieron a divorciarse y su madre volvió a casarse con un relojero (Jake West). La familia se mdó a Vidor donde nació la media hermana de Dean, Joyce, en 1955.

Fue con esta segunda pareja que su madre inició un pequeño negocio de dulces, «Pecan Prince», inicialmente operando desde un garage. Allí Dean trabajó día y noche mientras asistía a la escuela. Les dieron la responsabilidad de manejar las máquinas de dulces y empacar los mismos, mientras su padrastro los vendía, mayormente en Houston.

Desde 1954 a 1958 Dean Corll asistió a la Vidor High School donde fue reconocido como un estudiante de buen comportamiento y sobresalientes notas. También era considerado un solitario aunque se lo vio salir con chicas en sus años de adolescente. En esa secundaria el único interés que parecía tener era la banda de música, donde tocaba el trombón.

Llegó la graduación y la familia se mudó a las afueras de Houston, donde el negocio familiar iba a estar más cerca de la ciudad donde se vendía mayoritariamente el producto. Abrieron un local con el nombre original del producto, «Pecan Prince». Por pedido de su madre, en 1960, Dean se mudó con su abuela viuda a Indiana. Durante ese período tuvo una relación cercana con una chica que le propuso casamiento en 1962, a lo que Corll se negó y regresó con su familia que ya se había instalado en Houston Heights.

Más tarde se mudó a su propio departamento arriba del local del negocio familiar. En 1963 la madre se divorció de su padrastro pero abrió su propio negocio de dulces, que llamó «Corll Candy Company» del cual Dean se convirtió en vicepresidente. El mismo año, un joven empleado de la nueva firma se quejó con la madre de que Dean se le había insinuado sexualmente pero la respuesta fue despedir al joven.

En 1964 Corll fue reclutado para la Armada de Estados Unidos y asignado a Fort Polk (Louisiana) y después trasladado a For Benning (Georgia) para ser entrenado como reparador de radios, antes de su asisgnación permanente a Fort Hood, Texas. Según los reportes oficiales, el período de servicio fue catalago como impecable, a pesar de que Corll afirmaba que odiaba el servicio militar. Solicitó la baja por las dificultades económicas del negocio familiar y el ejército le dio la baja con honores el 11 de junio de 1965, una situación que llama la atención porque apenas estuvo 10 meses.

Fue en la armada que tuvo sus primeras experiencias homosexuales, según contaría él a sus conocidos.

Su paso por la marina fue impecable pero posiblemente haya sido el «click» que lo llevó a torturar, violar y matar. 

Como nunca se lo pudo interrogar, nada se supo de por qué pasó de ser un hijo y un alumno ejemplar a un asesino que disfrutaba de violar, torturar y matar. Sin embargo y luego de conocerse que había tenido su primera relación homosexual en la marina, también se elaboró la teoría de que en el mismo ejército había obtenido esas «habilidades». 

La cámara de tortura que utilizaba Corll con sus víctimas. 

Después reasumió el cargo de vicepresidente de su compañía cuya mitad reclamaba su expadrastro que seguía con su propia compañía y la competencia era feroz. En 1965 la compañía se mudó a la calle 22, enfrente de la Helms Elementary School. Corll se hizo conocido por darle dulces gratis a los niños de esa escuela, particularmente a los adolescentes y ahí se ganó el apodo en esa escuela, que luego lo usaría la prensa. Fue esa época cuando, quizás, empezó su «cacería». Contrató preferentemente empelados adolescentes hombres y se lo veía coquetear con ellos.

En 1967 conoció a David Brooks, que apenas tenía 12 años para ese entonces. Solían ir a la playa con otros niños (ya a esta altura Dean tenía 27 años) más tarde Brooks comentó que Corll fue el primer hombre adulto que no se burló de su apariencia. Brooks necesitaba dinero que proveía Corll, a quien empezó a ver como una figura paterna, aunque luego terminó siendo una relación sexual que llevó a dejar la escuela y mudarse directamente a Houston, ayudado por el divorcio de sus padres.

David Brooks, en una foto reciente. Fue condenado a 99 años y podría recibir la libertad condicional. 

En 1968, la madre de Dean Corll y su media hermana se mudaron a Colorado, después de un tercer matrimonio fallido de la madre y de que cerrara la compañía de dulces en junio de 1968. Fue ahí cuando trabajó en la compañía eléctrica de Houston.

Conoce a Henley

Fue en el invierno de 1971 cuando Brooks le presentó a Corll a Elmer Henley. Si bien este último lo nego en entrevistas con el FBI posteriores, llegó como una posible víctima. Sin embargo, Corll creyó evidente que el adolescente podía ser un buen cómplice y le ofreció lo mismo que le daba a Brooks (200 dólares) por cualquier joven que llevara a su departamento. Y Henley aceptó.

Elmer Wayne Henley tenía 17 años cuando fue arrestado. Fue sentenciado a perpetua y se le atribuyen 7 asesinatos. 

Después de que se uniera a la «banda», llegaron los asesinatos.

Hasta que el 7 de agosto de 1973, Henley, que ya tenía 17 años, invitó a Timothy Cordel Kerley a una fiesta en la casa de Corll en Pasadena. Después ir a esa casa volvieron a Houston, donde recogieron a Rhonda Williams, amiga de Henley, quien quería abandonar su casa porque su padre borracho le había pegado. Henley le ofreció pasar la noche en casa de Corll y ella aceptó y volverion. Aproximadamente a las 3 del 8 de agosto volvieron a la casa de Dean Corll, que se puso furioso al ver una mujer en su casa. Aparentemente entró en razones al escuchar las explicaciones del caso, les dio alcohol y marihuana y los drogó. Cuando se desmayaron los ató. Henley fue el primero en despertar cuando le estaban poniendo las esposas; sus dos amigos estaban boca abajo y maniatados, incluso Kerley estaba desnudo.

Corll dejó hablar a Henley pero le dijo que estaba enojado por llevar a una chica a su casa y que ahora los iba a matar a los tres. Finalmente Henley calmó a Corll prometiéndole que iba a participar de la tortura y los asesinatos; por eso lo desató; le dio un cuchillo de cazador y le dijo que cortara a la adolescente mientras él mataba a Kerley. Cuando las dos víctimas se despertaron una conversación con Williams fue determinante para Henley. «¿Es esto real?» le preguntó la chica de 15 años. «Sí». «¿Y no vas a hacer nada al respecto?» Allí fue hasta la habitación contigua, tomó un arma calibre 22 y empezó a gritarle a Corll. «Tuviste suficiente Dean», le gritó. «No puedo creer que hayas matado a todos mis amigos», le gritó varias veces. «Mátame Wayne» le dijo y se acercaba a él diciéndole «no lo vas a hacer». Entonces le disparó en la cabeza pero no le traspasó el cuero cabelludo por lo que siguió caminando y entonces Henley le disparó tres veces más. Allí murió Corll con su rostro hacia abajo y la pared y su cuerpo desnudo.

Así halló la policía a Corll. 

Después de haberle disparado a Corll, Henley liberó a Kerley y Williams del tablero de tortura, y los tres adolescentes se vistieron y discutieron qué acciones deberían tomar. Henley sugirió a Kerley y Williams que simplemente se fueran, a lo que Kerley respondió: «No, deberíamos llamar a la policía». Henley estuvo de acuerdo y buscó el número de la Policía de Pasadena en el directorio telefónico de Corll y así llegó la policía al 2020 de Lamar Drive.

Elmer Wayne Henley tenía apenas 17 años cuando fue arrestado. 

Víctimas confirmadas: 28

1970
1-25 de septiembre: Jeffrey Konen, de 18 años. Estudiante de la Universidad de Texas; secuestrado en Austin. Fue enterrado en la High Island Beach
2-13 de diciembre: James Glass, de 14 años. Un conocido también de David Brooks. Fue estrangulado con una cuerda y enterrado en el cobertizo de un bote.
3-13 de diciembre: Danny Yaes, también de 14. Fue visto por última vez junto a Glass; fueron llevados juntos por Brooks al departamento de Corll en Yorktown. También fue estrangulado y se lo sepultó en una tumba en común con Glass.

El cuerpo de Corll fue hallado así. 

El cuerpo de Corll fue hallado así. 

dean-corll-1

dean-corll-1

dean-corll-2

dean-corll-2

dean-corll-3

dean-corll-3

dean-corll-4

dean-corll-4

dean-corll-5

dean-corll-5

dean-corll-6

dean-corll-6

1971
4-30 de enero: Donald Waldrop, de 15 años. Desapareció cuando iba a hablar con un amigo suyo sobre una liga de bowling.
5-30 de enero: Jerry Waldrop, de 13 años. La víctima más joven de Corll. Tanto él como su hermano mayor fueron estrangulados y enterrados en una fosa en común en el mismo lugar que los anteriores cuerpos. David Brooks confesó que el padre de Donald, constructor, había estado trabajando en el departamento contiguo de Corll cuando sus hijos fueron asesinados.
6-9 de marzo: Randell Harvey, de 15 años. Desapareció camino a su trabajo en una estación de servicio. Le dispararon en la cabeza y fue enterrado en el mismo lugar que las demás víctimas. Sus restos fueron identificados recién en octubre de 2008.
7-29 de mayo: David Hilligiest, de 13 años también, uno de los primeros amigos de la infancia de Henley, el otro cómplice de Corll. Fue visto por última vez con su amigo Gregory Malley Winkle, en una pileta, subiendo una «van» blanca.
8-29 de mayo: Gregory Malley Winkle, 16 años. Un antiguo empleado de la Corll Candy Company y novio de la hermana de Randell Harvey, otra víctima. El último contacto que tuvo con su familia fue un llamado a su madre para decirle que estaba en la pileta con Hilligiest, en Freeport. Su cuerpo fue entrado en la fosa en común con la cuerda que se usó para estrangularlo incluso en su cuello.
9-17 de agosto: Ruben Watson Haney, 17 años. Dejó su casa para ir al cine en la tarde de ese mismo día. Luego llamó a su madre para avisarle que estaba pasando la tarde con Brooks, uno de los cómplices del asesino. Fue amordazado, estrangulado y enterrado con el resto de las víctimass.
1972
10-9 de febrero: Willard Branch Jr, 17 años. El hijo de un policía de Houston que murió después de un ataque al corazón en la búsqueda de su hijo. Le sacaron los órganos y como todavía estaba vivo le dispararon en la cabeza. Fue enterrado en la misma fosa en común. Sus restos fueron identificados en julio de 1985.
11-24 de marzo: Frank Aguirre, 18 años. Aguirre estaba comprometido para casarse con Rhonda Williams, cuya presencia en la casa de Corll provocó la confrontación fatal entre Henley y Corll, en 1973. Aguirre fue estrangulado y enterrado en High Island Beach, con el mismo modus operandi.

Varias de las víctimas de Corll.

12-20 de abril: Mark Scott, 17 años. Un amigo de los dos cómplices que fue asesinado en la casa de Corll en la calle Schuler. Fue forzado a escribir una carta para sus padres afirmando que había encontrado un trabajo en Austin. Henley declaró que Scott fue estrangulado y enterrado en la misma playa, pero sus restos nunca fueron encontrados.
13-21 de mayo: Johnny Delome, 16 años. Le dispararon en la cabeza y luego, según declaró Henley, fue estrangulado por este, debido a que no había fallecido.
14-21 de mayo: Billy Baulch Jr., 17 años. Otro exempleado de la compañía familiar de Corll. Fue forzado también a escribir una carta a sus padres afirmando que él y Delome habían encontrado trabajo en Madisonville, antes de ser estrangulado por Henley y enterrado en la misma fosa en común de High Island Beach.
15-19 de julio: Steven Sickman, 17 años. Sufrió varias fracturas producto de los golpes y torturas antes d eser estrangulado con una cuerda de nylon y enterrado en la fosa en común del cobertizo del bote de Corll. Sus restos fueron identificados errónamente en diciembre de 1993 y correctamente identificados recién en marzo de 2011.
16-21 de agosto: Roy Bunton, 19 años. Desaparició camino al trabajo en una zapatería. Le dispararon dos veces en la cabeza y lo enterraron en el cobertizo. Sus restos fueron erróneamente identificados en octubre de 1973 y correctamente identificados en noviembre de 2011.
17-2 de octubre: Wally Jay Simoneaux, 14 años. Se subió junto a un amigo atraido por el Corvett de Brooks en la noche de ese día. Intentó llamar a su madre desde la cabaña de Corll cuando el teléfono fue desconectado. Fue estrangulado y enterrado en el cobertizo del bote.
18-2 de octubre: Richard Hembree, de 13 años. Fue visto con su amigo Simoneaux en un auto estacionado en un minimarket de Heights. Le dispararon en la boca y fue estrangulado luego.
19-15 de noviembre: Richard Kepner, 19 años. Fue estrangulado y enterrado en la fosa común de High Islando Beach. Sus restos fueron identificados en septiembre de 1983.

1973
20-1 de febrero: Joseph Lyles, 17 años. Un conocido de Corll que vivió en la misma calle de Brooks. Fue enterrado en la playa Jefferson County Beach. Sus restos fueron hallados en agosto de 1983 e identificados en noviembre de 2009.
21-4 de junio: William Ray Lawrence, 15 años. Un amigo de Henley. Llamó por teléfono a su padre para pedirle permiso para ir a pesar con «algunos amigos». Esta vez Corll lo mantuvo vivo por 3 días hasta estrangularlo con una cuerda y enterrarlo en el lago Sam Rayburn.
22-15 de junio: Raymong Blackburn, 20 años. Un joven casado de Baton Rouge, Louisiana, que desapareció mientras hacía dedo en Heighst. Iba a ver su hijo recién nacido. Había llegado 3 meses antes de su secuestro a Houston para trabajar en un proyecto de construcción. Fue estrangulado por Corll en una de sus tantas casas (de calle Lamar Drive) y enterrano en el Lago Sam Rayburn.

El  Lago Sam Rayburn. Un huracán en 2008 dejó inundado el lugar donde Corll enterraba a sus víctimas. Puede haber más cuerpos peor nunca más se buscaron. 

23-7 de julio: Homer Garcia, 15 años. Conoció a Henley mientras ambos estaba en la escuela de manejo Bellaire. Le disparon en la cabeza y en el pecho y lo dejaron desangrar hasta morir en la bañadera. Fue enterrano en el mismo lago que las víctimas anteriores.
24- 12 de julio: John Sellars, 17 años. Fue asesinado dos días antes de su cumpleaños 18. Era un adolescente de Orange County. Le dispararon 4 veces y fue enterrado en High Island Beach. Fue la única víctima a la que hallaron totalmente vestido.
25-19 de julio: Michael Baulch, 15 años. Corll ya había matado a su hermano mayor, Billy, el año anterior. Michael fue estrangulado y enterrado en el lago de costumbre. Sus restos fueron identificados recién en septiembre de 2010.
26-25 de julio: Marty Jones, 18 años. Jones había sido visto por última vez con su compañero de cuarto, Charles Cobble, caminando sobre la calle 27 y en compañía de Henley. Nunca hallaron su cuerpo.
27-25 de julio: Charles Cary Cobble, 17 años. Un amigo de la escuela de Henley que ya tenía esposa y estaba por ser padre antes de ser asinado. Cobble alcanzó a hablar por teléfono con su padre diciéndole que él y Jones habían sido secuestrado por traficantes de drogas. Le dispararon dos veces en la cabeza. Su cuerpo fue encontrado en el cobertizo del bote de Corll.
28-James Dreymala, 13 años. Hijo de fervientes creyentes de la Iglesia Adventista, fue visto por última vez en su bicicleta en el sur de Houston. Llamó a sus padres para decirles que estaba en una fiesta en la otra punta de la ciudad. No se hallaron sus restos.

Víctima 24

En 1974 la policía de Houston redujo la cantidad de víctimas a 26, porque no se habían hallado todos los cuerpos y porque había un problema con la víctima 24. Ni Brooks ni Henley, los cómplices de Corll, lo habían indicado como víctima. Sin embargo, el arma con la que Henley mató a Corll, coincidía con el arma que había asesinado a Corll. Por eso, y por la declaración de un camionero que vio a la víctima con los 3 perpetradores, se le atribuyó nuevamente este asesinato.

Posibles víctimas que no se le atribuyen 

Durante el período de este asesino serial, 42 adolescentes y jóvenes desaparecieron en el área de Houston. Justamente la policía de esa ciudad fue duramente criticada por esto, porque no se hallaron pistas y por dar por terminada la búsqueda de las víctimas, de los restos, una vez que se superó el récord de Juan Corona, conocido como «machete kyller» (el asesino del machete), un jardinero mexicano que como empleado doméstico asesinó a 25 personas en Houston. 

Después de hallar los cuerpos 26 y 27, la búsqueda de otras víctimas o cuerpos se terminó, incluso a pesar de la insistencia de Henley de que había dos cuerpos más enterrados en la playa, en 1972. La presencia de dos huesos extras (uno de un brazo y una pelvis) en las fosas en común eran indicios de, al menos, una víctima más, aunque luego se conoció que los huesos eran de dos personas diferentes.

Elmer Wayne Henley la última vez que dio una entrevista para un documental. 

Las dos víctimas que insistía Henley que existían eran Mark Scott y Joseph Lyles. El cuerpo de Scott todavía sigue sin encontrarse, mientras que el de Lyles se halló de casualidad en 1983. Si la búsqueda hubiera continuado, quizás habrían encontrado el cuerpo de Scott, pero no será posible debido a que el Huracán Ike, en 2008, dejó todo el área de High Island Beach, donde Corll enterró a la mayoría de sus víctimas, bajo el agua.

Por lo tanto, si hubo o no más de las víctimas que confesaron tanto como Brooks y Henley, jamás se sabrá, sobre todo porque la principal fosa en común que utilizaba Corll quedó bajo el agua.

Mientras que trabajadores de la Corll Candy Company declararon que Corll había estado liderando una excavación en su compañía en 1968, que coincidía con la baja en las ventas. El asesino les dijo a sus empleados que estaba enterrando los dulces que no se habían vendido y que ya estaban en mal estado, para evitar que los insectos se instalaran en la empresa. También fue observado cavando en lo que luego se convirtió en el estacionamiento de la compañía. También declararon que tenía muchos rollos de plástico transparente del mismo tipo utilizado para enterrar a sus víctimas.

En tanto que sus compañeros en la compañía Houston Lighting and Power, donde Corll trabajó, recordaron que repetidamente se dejaba cuerdas de nylon que iban a ser descartadas. Este tipo de cuerda es la misma que usaba para estrangular a sus víctimas y para atar a muchas de ellas.

Todo esto hace suponer que Corll comenzó su matanza y violanciones mucho antes de 1970, cuando comenzó a asesinar junto a sus dos cómplices.

Incluso Brooks afirmó que la primera víctima de Corll fue un joven asesinado en el complejo de departamentos de Judiway Street, donde vivió antes de septiembre de 1970. Según Brooks y según le contó Corll, las víctimas anteriores a 1970 habían sido este joven y dos adolescentes asesinados en Yorktown, donde Corll vivió después de mudarse a Judiway street. Y específicamente Brooks dio detalles sobre el doble-asesinato que presenció por lo que se presume que anteriormente hubo otro doble crimen.

También se halló una foto polaroid con un joven que jamás fue identificado y no era ninguna de las víctimas halladas.

Debido también a los saltos temporales entre víctima y víctima en dos años y siendo Corll un asesino compulsivo, se cree que hubo más víctimas, sobre todo porque nunca se hallaron todos los cuerpos de los 42 jóvenes o adolescentes desaparecidos.

Películas, libros y hasta en la TV

Películas

2003. Una película flojamente inspirada en los asesinatos en masa de Houston, «Freak Out», fue dirigida por Brad Jones, quien también actuó de Dean Corll. La película se basa estrictamente en la última noche de la vida de Dean. Las críticas fueron parejas pero la actuación de Jones fue aclamada.

2014. Se hizo una producción basada directamente en los asesinatos, dirigida por Josh Vargas. «In a madman´s world» está directamente basada en la vida de Elmer Wayne Henley antes, durante e inmediatamente después de su complicidad con Dean Corll y David Brooks. Limitadas ediciones de la película fueron liberadas recién en 2017.

UNO

Por: Reporte Confidencial

Apóyanos Compartiendo :

SIGUENOS EN GOOGLE NEWS

Para combatir la censura en otras redes te invitamos a suscribirte a nuestro nuevo canal de Telegram

SUSCRIBETE A REPORTE CONFIDENCIAL EN TELEGRAM

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.