Nueva cepa de ransomware se aprovecha de un fallo de seguridad de Microsoft Exchange

Investigadores de seguridad detectaron una nueva cepa de ransomware que se aprovecha de un fallo en los servidores de Microsoft Exchange, lo que indica las consecuencias potencialmente perjudiciales de un hackeo de alto nivel.

Microsoft y otros investigadores de seguridad dijeron que el nuevo ransomware (programa que deshabilita sistemas informáticos para exigir el pago de un rescate), apodado «DearCry», aparecía en los servidores afectados por la brecha atribuida a un grupo de hackers chinos.

«Hemos detectado y estamos bloqueando una nueva familia de ransomware que se está utilizando después de un ataque inicial a servidores Exchange no parcheados«, dijo un tuit de Microsoft Security Intelligence.

Otros investigadores, como Michael Gillespie, fundador del servicio ID Ransomware, anunciaron el jueves la existencia de la nueva cepa de malware, que podría dar lugar a una nueva oleada de ataques de ransomware que cifran los sistemas informáticos y tratan de extraer pagos de los operadores.

Este es el último indicio de que el fallo de seguridad que se hizo público este mes podría abrir la puerta a diversos hackers, ciberdelincuentes y operadores de ciberespionaje. 

«Mientras que aplicar parches para evitar el peligro será fácil, no lo será arreglar los sistemas que ya han sido comprometidos», explicó Brent Callow, de la empresa de seguridad Emsisoft.

«En este punto, es absolutamente crítico que los gobiernos presenten rápidamente una estrategia para ayudar a las organizaciones a asegurar sus servidores Exchange y remediar cualquier compromiso antes de que una situación que ya es mala se vuelva aún peor». 

A principios de esta semana, el FBI y el Departamento de Seguridad Nacional advirtieron que la vulnerabilidad del servidor Exchange puede ser explotada con fines nefastos. 

En un comunicado conjunto, las agencias afirmaron que «los adversarios podrían explotar estas vulnerabilidades para comprometer las redes, robar información, cifrar datos para pedir un rescate o incluso ejecutar un ataque destructivo».

La Agencia de Ciberseguridad y Seguridad de las Infraestructuras del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) ha estado presionando para que se apliquen parches a las redes tanto del gobierno como del sector privado. 

Este hackeo potencialmente devastador, que se cree que ha afectado al menos a 30.000 servidores de correo electrónico de Microsoft, se produce apenas unos meses después de las revelaciones de que Rusia estaba probablemente detrás del hackeo masivo de SolarWinds que sacudió la seguridad del gobierno estadounidense y de las empresas el año pasado.

Los dos incidentes aumentan la presión sobre el gobierno de Biden mientras sopesa las opciones de «contraataque» u otras medidas para proteger el ciberespacio.

                

Por: El Deber
Fecha de publicación: 2021-03-12 16:30:00
Fuente

Apóyanos Compartiendo :

SIGUENOS EN GOOGLE NEWS

Para combatir la censura en otras redes te invitamos a suscribirte a nuestro nuevo canal de Telegram

SUSCRIBETE A REPORTE CONFIDENCIAL EN TELEGRAM

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.