Imputan cargos a fiscal de Cali que habría frenado captura de presunto narco

El fiscal seccional de Cali Jorge Iván Ríos y el abogado Héctor Alirio Rojas, cuyo cliente era una persona investigada por homicidio y secuestro, se habrían concertado para frenar una orden de captura contra Juan David Rengifo Mendoza , alias La R. La Fiscalía asegura que hubo un pago de más de $100 millones de por medio, desembolsados desde una organización criminal.

Jorge Iván Ríos, fiscal seccional de Cali, habría recibido un soborno de $100 millones para frenar una investigación por homicidio y secuestro. Así lo declaró la propia Fiscalía General, entidad para la que trabaja, que lo capturó y lo puso a disposición de un juez de garantías este 12 de marzo. Ahora Ríos, junto al abogado Héctor Alirio Rojas Cruz, quien habría pagado la coima, serán investigados por los delitos de cohecho por dar u ofrecer, cohecho propio y soborno en actuación penal.

Estas maniobras ilegales habrían tenido lugar entre diciembre de 2019 y enero de 2020. Según informó la Fiscalía antes de que se conocieran las identidades de los capturados, “un fiscal seccional de Cali (Valle del Cauca) y un abogado penalista, se habrían concertado con otros funcionarios judiciales para dilatar e impedir que avanzara un proceso por homicidio y secuestro”. Los procesados fueron capturados ayer durante el día, con órdenes judiciales que luego fueron legalizadas por el juez de garantías.

De acuerdo con el fiscal del caso, Juan David Rengifo Mendoza, un supuesto miembro de un grupo criminal de Cali, conocido por el alias de La R o J, estuvo a punto de ser capturado en las fiestas decembrinas de 2019. La orden judicial no se materializó, pues al interior de la Fiscalía de Cali se habría organizado toda una red para tumbar el trámite, en la cual habrían participado el abogado de alias La R, Rojas,y el fiscal seccional Ríos, en compañía de la abogada Zulema Bonilla.

Según relató la Fiscalía en la imputación de cargos, en diciembre de 2019 el abogado Héctor Alirio Rojas contactó a su colega Zulema Bonilla, quien era amiga personal del fiscal seccional Jorge Iván Ríos. Ambos, Bonilla y Ríos, supuestamente eran muy cercanos al entonces coordinador de fiscalías especializadas, quien llevaba las investigaciones contra alias La R, a quien le seguían la pista como presunto responsable del secuestro y homicidio de un ciudadano en la región.

“Generado el contacto, usted, Héctor Alirio Rojas, en compañía de Zulema Bonilla, procedió a plantear la posibilidad de ofrecer unos dineros procedentes de la organización criminal a la que pertenecía Rengifo Mendoza -alias La R– para lograr los fines ilícitos que ya se plantearon. Usted, Jorge Iván Ríos, luego de contactar al funcionario que tenía la indagación ya referida, solicitó una cifra de $100 millones para sí, como para terceros”, expuso el fiscal del caso.

Aunque el fiscal Jorge Iván Ríos había, supuestamente, pedido y obtenido $100 millones, el abogado Héctor Alirio Rojas le habría pedido a su cliente, Rengifo Mendoza, la suma de $200 millones para tumbar la orden de captura que estaba próxima a ejecutarse. El dinero, dijo la Fiscalía, fue suministrado por la organización criminal a la que pertenecía alias La R. Por otro lado, Rengifo Mendoza es un hombre conocido en la zona tras haberse fugado previamente de una estación de Policía de Cali, en enero de 2020.

Alias R, según la Fiscalía, habría pactado su primer pago así: el mismo investigado por secuestro y homicidio le habría dado $50 millones, en pleno Palacio de Justicia de Cali, a su abogado Héctor Alirio Rojas. Luego, el defensor habría contactado a la abogada Zulema Bonilla, quien a su vez le habría entregado el botín al fiscal seccional Jorge Iván Ríos, en un taller de mecánica ubicado al sur de la capital del Valle..

La última semana de diciembre de 2019, relató hoy el fiscal en la audiencia de imputación de cargos, la fiscal Zulema Bonilla habría recibido otros $140 millones de parte del investigado por homicidio y secuestro alias La R. De ese dinero, dijo el fiscal en audiencia, quien durante meses le siguió la pista a su mismo colega, el fiscal seccional Jorge Iván Ríos habría recibido $90 millones en su apartamento, ubicado cerca de un centro comercial.

El abogado Héctor Alirio Rojas, aseguró la Fiscalía, el año pasado habría citado en varias oportunidades a su amiga Zulema Bonilla, en asociación con el fiscal seccional Ríos, para indicarle que, en caso de investigaciones penales, faltara a la verdad o dilatara el proceso. Sin embargo, como lo reveló el fiscal, Bonilla ya había decidido colaborar con la justicia. La abogada contó, por ejemplo, qua la esposa del fiscal seccional Ríos la habría citado en un centro comercial de Cali y trató de asegurar su silencio con respecto a la captura frenada de alias La R.

La defensa del fiscal seccional Ríos interpeló al investigador del caso, indicando que su cliente no podría ser investigado por cohecho -soborno- propio, dado que su función era la de un fiscal de reacción inmediata, que trabaja en una URI, y no conocía del proceso de alias La R. Sin embargo, la Fiscalía confirmó su imputación por ese delito, así como el de soborno en actuación penal. Ninguno de los procesados, ni Ríos ni Rojas, aceptó cargos.

El Espectador 

Reporte Confidencial

Compartir:

SIGUENOS EN GOOGLE NEWS

Para combatir la censura en otras redes te invitamos a suscribirte a nuestro nuevo canal de Telegram

SUSCRIBETE A REPORTE CONFIDENCIAL EN TELEGRAM

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Usamos cookies para asegurar que te damos la mejor experiencia en nuestra web. Si continúas usando este sitio, asumiremos que estás de acuerdo con ello. Aceptar