Historia de Crímenes Reales: El asesinato de Candace Newmaker

Candace Elizabeth Newmaker (Nacida como Candace Tiara Elmore, noviembre 19, 1989 – abril 18, 2000) fue una víctima de abuso Infantil, asesinada durante una sesión de terapia de apego de 70 minutos supuestamente para tratar el Trastorno reactivo del apego. El tratamiento usado aquel día incluyo un «guión de renacimiento», durante el cual Candace fue asfixiada. La historia tuvo cobertura internacional.

HISTORIA

Newmaker Nació en Lincolnton, Carolina del Norte, por Angela y Todd Elmore. Ella,su hermana y su hermano mas joven fueron retirados de la casa por negligencia y separados por servicios sociales. Cuándo ella tenia cinco años, los derechos parentales de sus padres fueron suprimidos. Dos años más tarde ella fue adoptada por Jeane Elizabeth Newmaker, una mujer soltera y pediatra practicante de enfermeria en Durham, Carolina del Norte.

user uploaded image

A los pocos meses de la adopción Jeane empezó a llevar a Candace a un psiquiatra, quejándose de su comportamiento y actitud en casa. Aunque Candace fue tratada con medicamentos, Jeane informó de que los comportamientos de Candace empeoraron durante los siguientes dos años, incluyendo supuestamente jugar con fósforos y matar peces de colores.

user uploaded image

Candace y Jeane Newmaker viajaron a Evergreen, Colorado en Abril del 2000 para una sesión «intensiva» de terapia de apego de $7,000 de 2 semanas con Connell Watkins, una remisión de una psicóloga autorizada en Carolina del Norte.[2]​[3]​

Candace murió durante la segunda semana de las sesiones intensivas con Watkins durante lo qué se ha llamado una sesión de «renacimiento». Participando en la sesión fatal como terapeutas estaban Watkins y Julie Ponder, junto con los «padres de crianza terapéutica» de Candace, Brita St Clair y Jack McDaniel, y Jeane Newmaker.

user uploaded image

Siguiendo el guión para el tratamiento de ese día, Candace fue envuelta en una sábana de franela Para simular un útero y decirle que se libere de él, Con la aparente expectativa de que la experiencia le ayudaría a «aferrarse» a su madre adoptiva. Cuatro de los adultos usaban sus manos, pies y almohadas grandes para resistir todos sus intentos de liberarse, mientras ella se quejaba, rogó, e incluso gritó por ayuda y aire. Candace declaró varias veces durante la sesión que se estaba muriendo, a lo que Ponder respondió: «¿Quieres morir? VALE, entonces muere. Adelante, muere ahora mismo» Veinte minutos después de la sesión, Candace había vomitado y excretado en la sábana; Sin embargo, ella se había mantenido retenida adentro.

user uploaded image

Cuarenta minutos después de la sesión, Jeane le preguntó a Candace: «Cariño, ¿quieres nacer?» Candace respondió débilmente «no»; Esta finalmente sería su última palabra. A esto, Julie Ponder respondió, «Quitter(cobarde), quitter, quitter, quitter! Quit(abandona), quit, quit, quit. Ella es una cobarde (she´s a quitter!»).[4]​ Jeane Newmaker, dijo más tarde que ella se sintió rechazada por la incapacidad de Candace para renacer, por lo que Watkins le pidió salir de la habitación, con el fin de que Candace no «Recogiera el dolor (de Jeane)». Al poco tiempo después, Watkins le pidió lo mismo a McDaniel y Brita St. Clair, dejando sólo a ella y a Ponder en la habitación con Candace. Después de hablar durante cinco minutos, los dos desempaquetaron a Candace y descubrieron que ella estaba inmóvil, de un color azul en las yemas de los dedos y los labios, y no respiraba. Al ver esto, Watkins declaró: «Ah, ahí está ella, está durmiendo en su vómito». Entonces la madre, que la había estado mirando en un monitor en otra habitación, corrió a la habitación, observó el color de Candace y empezó a darle RCPmientras Watkins llamó al 9-1-1. Cuándo los paramedicos llegaron diez minutos más tarde, McDaniel les dijo que Candace había permanecido solo durante cinco minutos durante una sesión de renacimiento y no estaba respirando. Los paramédicos supusieron que Candace había estado inconsciente y posiblemente no respiro durante algún tiempo. Los paramédicos fueron capaces de restablecer el pulso de la niña y ella fue llevada en helicóptero a un hospital en Denver; finalmente ella fue declarada con muerte cerebral el día siguiente, por la consecuencia de asfixia.[5]​

user uploaded image

Los 70 minutos completos de la sesión fatal, así como diez horas de las otras sesiones de los días anteriores, habían sido filmados por supuesto por el tratamiento de Watkins. Todos los vídeos fueron mostrados en el juicio de Watkins y Ponder.[6

user uploaded image

CasosMisteriosos

Por: Reporte Confidencial

Compartir:

SIGUENOS EN GOOGLE NEWS

Para combatir la censura en otras redes te invitamos a suscribirte a nuestro nuevo canal de Telegram

SUSCRIBETE A REPORTE CONFIDENCIAL EN TELEGRAM

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Usamos cookies para asegurar que te damos la mejor experiencia en nuestra web. Si continúas usando este sitio, asumiremos que estás de acuerdo con ello. Aceptar