Juan Carlos Meneses, testigo clave contra Santiago Uribe, fue detenido de nuevo

El día miércoles 17 de marzo de 2021, en la ciudad de Cúcuta, el mayor retirado de la Policía Nacional Juan Carlos Meneses, se presentó ante las instalaciones de la Sijín de la Policía preguntando si había algún requerimiento en su contra. Allí le informaron que un juez de Buga había impartido una orden de captura por supuestos delitos cometidos entre 2001 y 2003, en socio con las Autodefensas Unidas de Colombia. Por esa razón, quedó nuevamente detenido. Meneses es el testigo estrella en el juicio que se adelanta contra Santiago Uribe Vélez, hermano del expresidente Álvaro Uribe Vélez, por presunta conformación de grupos paramilitares, específicamente del grupo “Los 12 Apóstoles”.

El abogado de Meneses, Carlos Toro, confirmó la detención a este diario. La orden de captura en contra del expolicía se dio por los delitos de hurto de hidrocarburos, concierto para delinquir con fines de homicidio, lavado de activos y enriquecimiento ilícito. Ahora, Meneses tendrá que rendir indagatoria el viernes próximo. Se trata de un nuevo proceso en contra de Meneses quien fue condenado en 2017 a pagar una pena de 27 años de cárcel por el asesinato de Camilo Barrientos en Antioquia en 1994, que es uno de los casos claves en las pesquisas que adelantan las autoridades con respecto a “Los 12 Apóstoles”.

Dicho crimen ocurrió el 25 de febrero de 1994 cuando Barrientos manejaba una chiva entre el Yarumal y Campamento (Antioquia) y dos de los pasajeros que transportaba le pidieron que detuviera la marcha del vehículo y le dispararon. Las pesquisas evidenciaron que en el sector existía un grupo de paramilitares quienes, con ayuda de la fuerza pública y ganaderos de la zona, estaban asesinando a personas que eran señaladas de pertenecer o auxiliar a las Farc. Meneses dijo que supuestamente él sabía queBarrientos estaba en la lista de “no deseados”, que sabía del plan y que le pidió a los hombres bajo su mando en la Policía de Yarumal que se quedaran “quietos”.

“Oportunamente Meneses tuvo conocimiento sobre el atentado que sobre la humanidad de Barrientos, y su “aporte” fue ‘no hacer nada’ para salvaguardar la vida de este ciudadano, a pesar de que sobre él se cernía en concreto el deber de protección”, dice la sentencia en su contra. Meneses estaba detenido y quedó en libertad condicionada por orden de la Sala de Definición de Situaciones Jurídicas de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) en abril de 2019, luego de aceptar su sometimiento a esa justicia especial.

Meneses es uno de los testigos claves en el caso en contra Santiago Uribe Vélez. En ese caso, la Fiscalía sostiene que Santiago Uribe Vélez participó y apoyó a la banda de Los 12 Apóstoles, que habría ejecutado un “plan de exterminio” en contra de sectores marginales de la población civil, como delincuentes, drogadictos o supuestos auxiliadores de la guerrilla. Para ello, cuenta con registros de casi 400 campesinos y pobladores asesinados entre 1990 y 1998. La defensa del ganadero niega todos estos hechos y considera a Meneses con un testigo no creíble.

“Encontrar una verdad en el testimonio de Juan Carlos Meneses es prácticamente imposible”, afirmó el abogado Jaime Granados, defensor de Santiago Uribe Vélez, en audiencia de alegatos finales el pasado 28 de enero. Durante el juicio contra el hermano expresidente, la representación del ganadero cuestionó línea por línea de la declaración del expolicía, insistiendo en que se trata de un testigo “interesado”, que en medio de un juicio penal “busca beneficios”.

Para Granados resulta “sospechosa” la llegada de Meneses al proceso, por el cual se dictará sentencia en los próximos meses. “Se pudieron establecer 19 graves mentiras estructurales en su declaración que muestra esa profesión que tiene para mentir y el modus operandi con el que actúa para mezclar pocas verdades con sus mentiras”, explicó la defensa del ganadero. Una de las supuestas contradicciones sería, según Granados, decir que Uribe Vélez estaba en la finca La Carolina, donde supuestamente operaba “Los 12 Apóstoles”, cuando se perpetró el asesinato de Camilo Barrientos.  La defensa del acusado tendría pruebas que demostrarían que estaba en Manizales.

Sin embargo, Juan Carlos Meneses, quien fue comandante de Policía de Yarumal, a inicio de la década del 90′, ha dicho ante la Fiscalía que el colega saliente, el capitán Pedro Benavides, lo primero que le dijo era que tenía que colaborar con un “grupo de personas que hacía limpieza social”. A través de un audio, Meneses le entregó a la Fiscalía supuestas pruebas que lo involucrarían a él y al entonces capitán Benavides, hoy coronel en retiro, con “Los 12 Apóstoles”, en donde se menciona al hermano del expresidente Álvaro Uribe. Durante el proceso, el ente investigador ha dicho que Santiago Uribe habría intentado sobornar a Meneses a través de terceros.

El Espectador

Compartir:

SIGUENOS EN GOOGLE NEWS

Para combatir la censura en otras redes te invitamos a suscribirte a nuestro nuevo canal de Telegram

SUSCRIBETE A REPORTE CONFIDENCIAL EN TELEGRAM

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Usamos cookies para asegurar que te damos la mejor experiencia en nuestra web. Si continúas usando este sitio, asumiremos que estás de acuerdo con ello. Aceptar