Denuncian que Fontur y la GNB ocupan E/S que atienden al transporte público

Encargados de las estaciones de servicio de venta de gasolina y diésel a precio subsidiado deben lidiar de manera obligada con la presencia de funcionarios de Fontur, de la GNB y de la Zodi, quienes prácticamente se han apoderado de estos negocios.

Fuentes ligadas a estas E/S denunciaron a Tal Cual, que han registrado una caída importante de sus ingresos y que funcionarios de Fontur permanecen día a día en las bombas, dejándolos por fuera de la operatividad.

Desde junio de 2020, existen 3 tipos de E/S como consecuencia del plan de ajuste en el precio de los combustibles: las que venden gasolina a precio internacional de $0,50 el litro, las que expenden a precio subsidiado de 5.000 bolívares el litro y las bombas que atienden al transporte público, el cual está exonerado 100% por el combustible (gasolina y diésel). Son precisamente éstas últimas las que llevan la peor parte.

Fuentes del sector explican que no existe un oficio o documento en el cual se especifique la forma en que Pdvsa, debe ejecutar la conciliación del pago a los gasolineros que suministran el combustible a los transportistas y por lo que no reciben ingreso alguno.
Denuncian que al estar el transporte exonerado del pago del diésel, las bombas que venden este combustible están prácticamente ocupadas por funcionarios de Fontur, adscrito al ministerio del Transporte, por lo que «hay temor de que les quiten la concesión en cualquier momento». Sin embargo, ya es común ver en la mayoría de las bombas subsidiadas funcionarios de la GNB, de las ZODI y del INTT.

«Las estaciones de servicio que atienden al transporte público son las que están en el peor estado de todas. Ahora están ocupadas principalmente por Fontur, quien ha tomado la dirección operativa de estas estaciones», dijo la fuente consultada que solicitó el anonimato por temor a represalias.

Explicó que los funcionarios militares están en las E/S para prestar seguridad y apoyo para el orden civil, por lo que no deben tener injerencias de otro tipo, «pero en el caso de la gente de Fontur se vuelve más difícil porque ellos son civiles que con la justificación dada o la asignación dada por la Comisión Alí Rodríguez Araque de que sean garantes de la distribución justa del combustible 100% subsidiado, elaboran unas listas, se apostan en las estaciones y son los que controlan la entrada y el suministro de combustible de acuerdo a esas listas. Esto crea un vicio a todo nivel, que causa además retrasos en el servicio».

Un concesionario de una E/S de Caracas relató que se sienten prácticamente confiscados por Pdvsa o por el Estado venezolano.

La mayoría de estos negocios pertenecen a terceros o a personas del sector privado, propietarios que pusieron su infraestructura, su terreno y recibieron una concesión o permiso de expendio de combustible y en los cuales han trabajado por unos 20 años. «Ahora están tomadas principalmente por Fontur, quien ha tomado la dirección operativa de estas estaciones», reprochó.

Al menos 8 estaciones de Caracas se encuentran en manos de Fontur. Aunque existen otras bombas mixtas con suministro de gasolina y diésel.

Compartir:

SIGUENOS EN GOOGLE NEWS

Para combatir la censura en otras redes te invitamos a suscribirte a nuestro nuevo canal de Telegram

SUSCRIBETE A REPORTE CONFIDENCIAL EN TELEGRAM

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Usamos cookies para asegurar que te damos la mejor experiencia en nuestra web. Si continúas usando este sitio, asumiremos que estás de acuerdo con ello. Aceptar