Cómo preparar baños para suavizar los pies

Los cambios bruscos de clima, las fluctuaciones hormonales y la falta de cuidados pueden verse reflejados en el estado de los pies. Estos factores inciden en la sequedad de su piel, además de otros problemas como la aparición de hongos, callos y grietas. ¿Quieres aprender a preparar baños para suavizar los pies?

Aprovechando las propiedades de una serie de ingredientes de origen natural, podemos preparar baños para suavizar y embellecer los pies. Su aplicación es idónea para aliviarlos ante el dolor de un día muy pesado, o bien, para mantener su piel libre de células muertas.

1. Baños para suavizar los pies con vinagre y aceite de almendras

Añadiendo un poco de vinagre de manzana y aceite de almendras al agua del baño para los pies puedes tener importantes beneficios. En primer lugar, el vinagre ayuda a inhibir el crecimiento de hongos y bacterias, evitando infecciones.

Por otro lado, el aceite de almendras tiene un efecto hidratante que permite combatir la sequedad de esta zona, según afirma este estudio realizado por el Hospital General de Salisbury (Reino Unido). Además, en conjunto, ambos ayudan a desprender las células muertas para dejar los pies con un aspecto renovado.

Ingredientes

  • 1/2 taza de vinagre de sidra de manzana (125 ml)
  • 4 tazas de agua caliente (1 litro)
  • 2 cucharadas de aceite de almendras (30 ml)

Preparación

  • Para empezar, diluye el vinagre de manzana en el litro de agua caliente.
  • Posteriormente, agrega el aceite de almendras y mezcla.

Modo de uso

  • Sumerge los pies en la preparación, durante 15 o 20 minutos.
  • Repite su uso 2 veces a la semana.

2. Baño con sal marina, bicarbonato de sodio y aceite de lavanda

Además de suavizar la piel de los pies, este baño resulta muy relajante y revitalizante. Su aplicación 2 o 3 veces a la semana disminuye la sensación de tensión en los pies y mejora la circulación. Esto se debe a la acción antiinflamatoria de la lavanda, según afirma este estudio realizado por la Universidad Estatal de Maringá (Brasil).

Además, elimina las células muertas y ayuda a mantener la piel limpia y libre de asperezas.

Ingredientes

  • 4 cucharadas de sal marina (60 g)
  • 6 cucharadas de bicarbonato de sodio (90 g)
  • 10 gotas de aceite esencial de lavanda
  • 6 tazas de agua (litro y medio)

Preparación

  • Primero, calienta las tazas de agua.
  • Cuando estén a una temperatura soportable para la piel, viértela en un barreño y agrégale la sal, el bicarbonato y el aceite.

Modo de uso

  • Remoja los pies en el líquido, durante 20 minutos.

Información completa en Mejor con Salud 

Por: Reporte Confidencial

Apóyanos Compartiendo :

SIGUENOS EN GOOGLE NEWS

Para combatir la censura en otras redes te invitamos a suscribirte a nuestro nuevo canal de Telegram

SUSCRIBETE A REPORTE CONFIDENCIAL EN TELEGRAM

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.