#España | Interior suspende a los policías del vídeo de la detención sin investigar los hechos

El pasado 24 de marzo, pasadas las diez de la noche, una vecina de la localidad alicantina de Benidorm cumplía con el toque de queda impuesto por el gobierno de la Comunidad Valenciana. De repente unos gritos provenientes de la calle llamaron su atención y se asomó por la ventana. Al instante decidió grabar lo que estaba viendo: dos policías de Benidorm, perfectamente uniformados e identificables,  trataban de reducir a una mujer a la que acaban derribando antes de llevar a cabo su detención.

En el vídeo se aprecia que los policías se emplean con fuerza usando sus porras y llegan a hacer un barrido con sus piernas a la mujer que acaba cayendo al suelo.

La vecina escogió el momento en el que le dan varios porrazos y la tiran al suelo. Lo siguiente fue colgarlo en redes sociales y la consecuencia fue la misma que con otros hechos similares: brutalidad policial con motivo de la pandemia.

Lo más curioso es que los mismos medios que durante el fin de semana daban cumplida información del vídeo difundido aseguraban en sus titulares que los dos policías de Benidorm habían sido fulminantemente suspendidos de empleo y sueldo por orden directa del Ministerio del Interior. Esa suspensión cautelar no se hizo efectiva hasta el mediodía de ayer lunes 28 de marzo.

El atestado policial

OKDIARIO ha tenido acceso en exclusiva al atestado de la actuación de los agentes y en esa documentación no sólo parece más que descartable la ‘brutalidad’ policial, sino que queda acreditado que la violencia la comenzó y la ejerció en primer lugar la mujer detenida.

Según el atestado todo comenzó a las 22:15 horas, en el Paseo de Colón de Benidorm, cuando los dos agentes a bordo de sus motocicletas velaban por el cumplimiento del toque de queda impuesto en la Comunidad Valenciana, que comienza cada día a las 22 horas.

Según la textualidad del documento policial, “mientras los agentes realizaban labores propias de su cargo de uniforme y en vehículo motocicleta oficial rotulado con distintivos policiales, observan a una mujer la cual se encuentra sin mascarilla, fuera de la hora establecida según por incumplimiento del toque de queda por el decreto ley 11-20, con aspecto indigente y sin entender el castellano, hablando en italiano. Que los actuantes ante tal situación le explican que no puede encontrarse en la vía pública a esas horas y le proporcionan una mascarilla, abandonando la mujer el lugar”.

Entonces, ¿qué pudo suceder para que la policía se empleara tal y cómo grabó la vecina? Pues que cuando pasaron con las motos a su lado la mujer se abalanzó contra uno de ellos.

El primer envite no pudo tirar al suelo al agente, así que la mujer insistió y le hizo perder el equilibrio hasta que el policía acabó en el suelo y su moto encima de él. Cuando el compañero del agente pudo apartar a la mujer, que pretendía seguir pegando a su compañero, esta no dejó de lanzar golpes y resistirse.

Fuentes policiales explican a OKDIARIO que “este es el ejemplo de qué es la fuerza mínima indispensable con la que debe conducirse un agente. Aunque parezca un hecho violento no es más que poner tu fuerza a la altura de la resistencia del detenido”.

Lo que la vecina que grabó la escena no pudo difundir fue cómo los agentes trasladaron a la detenida a un centro de salud. Allí un doctor dijo que no presentaba lesiones.

Tampoco se supo que la mujer no quiso declarar y que no hubo manera de identificarla por ausencia de documentación y por su absoluta falta de cooperación en dependencias policiales.

Finalmente, la detenida acabó colaborando y se identificó como una ciudadana nacida en Suiza de 39 años y sin antecedentes penales. Acabó ante el juez declarando acusada por un delito de atentado a agente de la autoridad y fue puesta en libertad.

Este lunes los policías de Benidorm involucrados, sus compañeros y superiores estaban expectantes. Todos habían leído en prensa que estaban fulminantemente cesados, pero nadie, ellos los primeros, tenían ninguna notificación oficial. Se esperaba que durante el día llegara la confirmación de los que se había filtrado a los medios.

Y eso sucedió a cerca del mediodía de ayer lunes. Los dos policías dejaban sus placas y sus armas en comisaría. Eso se une a que su sueldo queda inmediatamente sin cobrar, y todo de manera cautelar y sin que se haya hecho ni una sola gestión de confirmación de datos.

Por ejemplo. Al parecer existe una grabación de los ocurrido a través de unas cámaras del ayuntamiento de Benidorm y que mostrarían el ataque previo de la mujer a uno de los agentes.

Para rizar el rizo a la detenida la juzgarán dentro de 10 días por un delito de atentado: pueden condenarla antes de que se resuelva el expediente de los agentes.

El malestar entre los policías de Benidorm y del resto del país es importante, sobre todo porque llueve sobre mojado. ¿Hay policías que se extralimitan?, por supuesto, pero también se están viendo comportamientos contra los policías difíciles de explicar, como los recientemente sufridos por los agentes agredidos en Pontevedra por pedir a unas personas que se pusieran mascarillas.

Representantes profesionales policiales se lamentan de que esta situación no es nueva: “El Ministerio del Interior ha sacado a los policías a la calle a cumplir normas anti Covid y cuando ejercemos fuerza sobre quienes se resisten nos suspenden antes de investigar los hechos”.

Por: Ok Diario
Autor: Alfonso Egea
Fecha de publicación: 2021-03-29 11:46:03
Fuente

Compartir:

SIGUENOS EN GOOGLE NEWS

Para combatir la censura en otras redes te invitamos a suscribirte a nuestro nuevo canal de Telegram

SUSCRIBETE A REPORTE CONFIDENCIAL EN TELEGRAM

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Usamos cookies para asegurar que te damos la mejor experiencia en nuestra web. Si continúas usando este sitio, asumiremos que estás de acuerdo con ello. Aceptar