Historia de Crímenes: El pazo de Suevos y el asesinato de Rita

Según la información que maneja el Arquivo do Reino de Galicia, allá por 1920 vivía en Arteixo una familia adinerada en la denominada fraga de Suevos. Del pazo que allí se había, solo queda un palomar. Acaba de ser descubierto tras los trabajos de desbroce que realizó el Concello para albergar un parque infantil y un área saludable para adultos. Los más antiguos del lugar sabían de su existencia, como también del crimen que allí ocurrió y que podría haber inspirado las páginas de la novela negra de la época. Según la información que maneja el propio Ayuntamiento, la holgada vida de esta familia arteixana se vio truncada por el asesinato de la mujer, Rita Fernández, a manos de su marido, Bernardo del Río, ingeniero de profesión. El criado, Manuel Folgar, participó en el crimen al ayudar a su señor a golpear hasta la muerte a Fernández.

Ocurrió la noche del 18 de marzo de 1920. A pesar de las discusiones frecuentes del matrimonio, esa tarde habían decidido dar un paseo en carruaje. Después de visitar a unos amigos, regresaron al anochecer a su casa. Y en su declaración, tanto Del Río como Folgar, explicaron que unos encapuchados los habían asaltado con la intención de robarles en la carretera que une Arteixo con Suevos, alegando que al marido lo habían maniatado y que Rita Fernández había sido golpeada al ponerse a pedir socorro.

Según narra la crónica de la época, la presión del juez y el fiscal hizo que Del Río y su criado terminasen por rectificar y contar la historia que les llevaría a la cárcel. Folgar se retractó de lo dicho anteriormente, al saber que el marido de Rita Fernández lo acusaba a él de lo sucedido.

En las tres versiones dadas al juez, todas comienzan igual hasta llegar a la carretera de Arteixo a Suevos. Cuando el matrimonio se bajó del carruaje para recorrer los últimos metros a pie hasta la vivienda, golpearon con una piedra a la mujer, que sufrió nueve heridas en la cabeza. El forense calificó tres de ellas de mortales.

Bernardo del Río mantuvo en su segunda versión que intentó detener al criado, pero que este le empujó con tal virulencia que lo dejó aturdido. También añadió que el pánico hizo mella en los dos y que el criado le había propuesto inventarse la historia de los atacantes y atar por las manos a la mujer.

lavozdegalicia

reporte confidencial

Compartir:

SIGUENOS EN GOOGLE NEWS

Para combatir la censura en otras redes te invitamos a suscribirte a nuestro nuevo canal de Telegram

SUSCRIBETE A REPORTE CONFIDENCIAL EN TELEGRAM

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Usamos cookies para asegurar que te damos la mejor experiencia en nuestra web. Si continúas usando este sitio, asumiremos que estás de acuerdo con ello. Aceptar