¿Cuáles son las dietas peligrosas para la salud?

Algunas dietas prometen resultados sorprendentes en un periodo de tiempo reducido. Sin embargo, ponen en riesgo la salud al plantear un déficit calórico excesivo.

Existen una serie de dietas consideradas como peligrosas para la salud, ya que generan ineficiencias en el aporte de nutrientes y ponen en riesgo el buen funcionamiento del organismo. Identificarlas es clave para evitarlas y optar siempre por otras opciones más beneficiosas.

Lo primero que es bueno dejar claro es que la pérdida de peso se lleva a cabo gracias a una serie de buenos hábitos mantenidos en el tiempo. En este sentido, no es recomendable buscar el camino rápido y poner en marcha mecanismos exprés, ya que normalmente no ofrecen buenos resultados.

¿Cuáles son las dietas peligrosas para la salud?

Las dietas peligrosas para la salud son las excesivamente hipocalóricas

Casi todo el mundo es consciente de que, para provocar una pérdida de peso, hay que generar un déficit calórico. Si se gastan más calorías de las que se ingieren, con el paso del tiempo se oxidará grasa de los depósitos y se reducirá así la acumulación de lípidos en los tejidos subcutáneos.

Sin embargo, no por hacer más grande este déficit se conseguirán mejores resultados, sino más bien al contrario. Si se plantea una dieta demasiado restrictiva, se creará ansiedad y esto condicionará la adherencia a dicha planificación. Además, se puede poner en riesgo el buen funcionamiento del metabolismo.

Cuando estas situaciones se generan, aumenta el riesgo de experimentar un efecto rebote posterior. Este consiste en la recuperación de los kilos perdidos en un breve periodo de tiempo, junto con alguno más extra, debido al mayor consumo calórico inducido por la propia ansiedad.

Los vegetales de hoja verde están entre los alimentos que contienen más hierro.

El déficit de nutrientes esenciales es una característica de las dietas peligrosas

Este tipo de planes de alimentación que te hemos comentado, además de provocar los efectos ya expuestos, suelen generar un déficit de ciertos micronutrientes esenciales. Muchos de ellos son necesarios para prevenir el desarrollo de patologías crónicas. Por ejemplo, un aporte inadecuado de hierro causa anemia a medio plazo, según un estudio publicado en The Medical Clinics of North America.

Otro de los déficits clásicos es el de vitamina D, un nutriente ya bastante difícil de conseguir en el contexto de una alimentación variada. Algunos ensayos recientes, como uno publicado en In Vivo, relacionan un nivel bajo de este nutriente con un mayor riesgo de desarrollar patologías con base inflamatoria, como las de tipo cardiovascular.

Por estos motivos, es importante plantear una dieta equilibrada, ya que si se genera un déficit de calorías excesivo, pueden no cubrirse los requerimientos diarios de nutrientes esenciales, lo que deriva en problemas de salud.

La variedad es importante

Otra característica de las dietas peligrosas, aparte de las comentadas, es la presencia de un alimento que cuenta con excesivo protagonismo. Un ejemplo sería la dieta de la piña. Enfatizar demasiado el consumo de un determinado producto no suele ser adecuado, ya que una de las bases de la dieta saludable es la variedad.

Lo óptimo es comer de todo, aunque en las proporciones adecuadas. Puestos a restringir alimentos, es bueno evitar los ultraprocesados industriales, los refrescos y el alcohol, pero no grupos de productos frescos como las carnes o los pescados. De lo contrario, se podría generar un catabolismo de la masa muscular poco adecuado a nivel de salud.

La dieta de la piña permite perder peso rápido, pero no es saludable.

Lo mejor para garantizar una buena alimentación es acudir a un profesional

Es habitual encontrar dietas peligrosas promovidas en los medios de comunicación. Por este motivo, si careces de los conocimientos necesarios para detectar cuándo un plan no es adecuado para la salud, lo mejor es acudir a un especialista.

Este será capaz de plantear una dieta adecuada para las características de cada sujeto, teniendo en cuenta su estilo de vida y sus necesidades y su historia clínica. Además, acompañará la pauta con recomendaciones de hábitos saludables, como la práctica de ejercicio físico de forma regular.

Evita las dietas peligrosas para salvaguardar la salud

Perder peso es una prioridad para mucha gente. Sin embargo, no por correr más se conseguirá un mejor resultado. En este sentido, es fundamental evitar las dietas peligrosas y plantear un método de alimentación basado en la variedad, que asegure un buen aporte de todos los nutrientes esenciales.

Además, hay que acompañar la dieta con buenos hábitos como el ejercicio físico o el buen descanso nocturno. De esta manera, será posible asegurar que el organismo funcione correctamente.

Fuente: Mejor con Salud

Por: Reporte Confidencial

Compartir:

SIGUENOS EN GOOGLE NEWS

Para combatir la censura en otras redes te invitamos a suscribirte a nuestro nuevo canal de Telegram

SUSCRIBETE A REPORTE CONFIDENCIAL EN TELEGRAM

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Usamos cookies para asegurar que te damos la mejor experiencia en nuestra web. Si continúas usando este sitio, asumiremos que estás de acuerdo con ello. Aceptar