Cómo cuidar la Sansevieria: consejos y remedios caseros

La planta Sansevieria (también llamada lengua de tigre, de vaca, de suegra y espada de San Jorge) es una de las plantas que mejoran el aire de casa y se caracteriza por tener unas hojas listadas y veteadas. Es una planta muy habitual tanto en jardines, como en el interior de los hogares o decorando espacios públicos, y esto es debido a que se propaga muy fácilmente. Es originaria de África y Asia y pertenece a la familia de las Liliaceae. Suelen cultivarse dos variedades principalmente: una alta con hojas en forma de espada, y una baja con las hojas formando una roseta. ¿Quieres aprender a cuidar de la planta Sansevieria? ¡Te contamos cómo cuidar la Sansevieria: consejos y remedios caseros!

Variedades de la planta Sansevieria

Lo principal a tener en cuenta es que, si bien cuidar de la planta Sansevieria es fácil ya que se trata de una planta resistente, tiene la particularidad de que si se dañan los extremos de sus hojas, deja de crecer. Estas son las variedades más destacadas de esta planta:

Sansevieria trifasciata

Tiene las hojas gruesas y en forma de espada, de un color verde intenso con los márgenes más claros formando líneas entre grises y blanquecinas en brácteas.

Sansevieria trifasciata laurentii

Al igual que la anterior, sus hojas son largas y en forma de espada, pero los sectores en lugar de ser blancos son de color verde dorado intenso y recorren toda la superficie de la hoja.

Sansevieria trifasciata hahnii

Esta variedad es más compacta y sus hojas son puntiagudas y ovaladas. Además, están dispuestas en espiral formando una roseta de un color verde intenso con líneas en un tono más claro.

Consejos y trucos caseros para cuidar de la Sansevieria

1. Cuidar de la planta Sansevieria según la estación del año

Primavera y verano

Durante estos meses debes cambiar la planta de tiesto si ha superado la capacidad de la maceta anterior. Asegúrate de que tenga un buen drenaje, y puedes colocarla directamente bajo la luz solar. El riego tendrás que hacerlo igual que el de las suculentas, es decir, debes dejar que la tierra se seque por completo antes de volver a regarla. Además, riega controlando que no caiga demasiada agua en exceso, y es recomendable agregar un fertilizante líquido en el agua, al menos, cada tres semanas.

Otoño e invierno

En los meses más fríos, la planta Sansevieria tiene que estar ubicada en un lugar con bastante luz y no necesitará tanta agua. Por lo general, con un riego al mes será suficiente.

2. Propagación de la Sansevieria

División. Cuando tu planta Sansevieria alcance los 15 cm de altura si es una variedad alta, y los 5 cm si es baja, puedes realizar una propagación por división. Este proceso es muy beneficioso, sobre todo, si la planta ha crecido demasiado. Esta división debe realizarse en primavera, antes de que se inicie el nuevo crecimiento. En las variedades altas, debes cortar el rizoma con la ayuda de un cuchillo y dividirlo, dejando raíces y un par de hojas en cada trozo. En las variedades con forma de roseta, corta el rizoma de tal modo que en cada parte quede una roseta que ya esté desarrollándose a lo largo de sus estolones. Después, espolvorea los cortes con azufre e insértalos de inmediato en la tierra, intentando que la temperatura interior no baje de los 21 ºC hasta que haya agarrado.

Esquejes

Los esquejes se toman de las hojas en verano, cuando la planta crece con más fuerza. Para ello, debes cortar sectores de unos 5 cm de la hoja y dejarlos que formen callos. Acto seguido, introduce cada sección cortada hasta la mitad inferior en la tierra correspondiente. Cabe destacar que en la variedad Sansevieria trifasciata, con este sistema de propagación no se reproducirán los dibujos de las hojas, que siempre serán lisas. Por lo tanto, conviene que esta variedad se reproduzca mediante división o con semillas.

Semillas

Para la propagación de la planta Sansevieria por semillas, debes plantarlas en los meses de invierno hasta la primavera en una tierra compuesta por una parte de arena gruesa húmeda y tres de compost. El recipiente debe mantenerse entre 24 y 27 °C, así que mejor que lo cierres hasta que broten las plántulas. Cuando estas se puedan manipular, destapa el recipiente y deposita las plantas en el lugar seleccionado.

3. Problemas comunes de la Sansevieria

Para cuidar de la planta Sansevieria debes saber que un exceso de agua provoca que se pudran las hojas en la base y aparecerán manchas marrones. Si esto ocurre, debes cortar las partes del rizoma podridas y dejar que la tierra se seque durante unos días.

Otro cuidado a tener en cuenta es que las hojas dañadas tienen que ser retiradas, poniendo después un poco de azufre en los cortes.

Si tienes una variedad de la planta Sansevieria jaspeada y pierde su dibujo, tendrás que llevarla de inmediato a una zona donde reciba más luz solar.

El último de los consejos y trucos caseros para cuidar de la Sansevieria es que cuando aparezcan manchas de color blanco velludas o marrones, es un indicio de que la planta está infectada de cochinillas. Pero tranquilo, esta plaga se controla con facilidad en estas plantas, así que lo único que tendrás que hacer será limpiar las hojas con un algodón empapado en metanol o alcohol metílico.

Consideraciones para cuidar de la planta Sansevieria

Después de estos trucos caseros para cuidar de la Sansevieria, solo queda añadir que las más altas tenderán a caerse si las coloca en macetas de plástico y demasiado pequeñas, así que lo ideal es que el tiesto sea grande y pesado.

Además, antes de adquirir un ejemplar debes comprobar que la base de las hojas estén sanas, descartando aquellas en las que se aprecien indicios de podredumbre. El resto de la hoja también debe estar sana.

Para terminar, la planta Sansevieria mejora mucho la calidad del aire, por lo que resulta una planta ideal para ponerla en el dormitorio.

El Español

Por: Reporte Confidencial

Compartir:

SIGUENOS EN GOOGLE NEWS

Para combatir la censura en otras redes te invitamos a suscribirte a nuestro nuevo canal de Telegram

SUSCRIBETE A REPORTE CONFIDENCIAL EN TELEGRAM

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Usamos cookies para asegurar que te damos la mejor experiencia en nuestra web. Si continúas usando este sitio, asumiremos que estás de acuerdo con ello. Aceptar