Expresidente filipino en estado crítico por Covid-19

El expresidente filipino Joseph Estrada, de 83 años, se encuentra en estado crítico por la covid-19, que le obliga a respirar con la ayuda de ventilación mecánica después de que su neumonía se agravara en las últimas 24 horas.

«Ayer la condición de mi padre sufrió un revés a medida que empeoraba su neumonía. Debido al consiguiente aumento en el requerimiento de oxígeno sus médicos decidieron ponerle ventilación mecánica», informó este martes uno de sus hijos, el exsenador Jinggoy Estrada, en su perfil de Facebook.

Estrada, conocido popularmente como Erap, lleva más de una semana hospitalizado en un centro de Manila que no ha trascendido, y en los últimos días se recuperaba bien de neumonía, pero su estado empeoró el lunes.

El expresidente fue trasladado de urgencia el 28 de marzo al hospital, donde dio positivo por covid-19. Fue sedado y trasladado a la unidad de cuidados intensivos el 4 de abril, aunque entonces no requirió del uso de ventilador.

«El covid-19 es impredecible. Mi papá se estaba recuperando muy bien los últimos días cuando de repente su neumonía empeoró, de ahí la necesidad de usar un ventilador», indicó en un tuit otro hijo de Erap, el también exsenador JV Ejercito.

Estrada fue un popular actor de filmes de acción de serie B en los setenta y ochenta, una fama que aprovechó para dar el salto al sillón presidencial de Filipinas, que ganó en 1998 con un fuerte respaldo de votos y una agenda populista.

Sin embargo, Estrada no terminó su mandato por los escándalos de corrupción y una revuelta popular pacífica lo expulsó del poder en 2001 antes incluso de que se abriera un proceso judicial contra él ese mismo año por aceptar sobornos del juego ilegal, apropiación de fondos de los impuestos del tabaco y cobro de comisiones ilegales.

PRESIDENTE ENCARCELADO

Después de tres años encarcelado en un hospital militar, consiguió que el tribunal autorizara su traslado a la lujosa residencia familiar situada en las afueras de Manila, donde cumplió arresto domiciliario tres años más.

En 2007 fue condenado a cadena perpetua por corrupción, una sentencia de jamás cumplió porque a los pocos días fue indultado por la presidenta Gloria Macapagal Arroyo, que fue la vicepresidenta durante los tres años de Estrada al mando del país.

Aunque el perdón presidencial estaba condicionado a que Erap renunciara a sus aspiraciones políticas, en 2009 anunció su candidatura a las presidenciales que se celebraron al año siguiente, en las que quedó en el segundo puesto, detrás de Benigno Aquino.

Estrada sí logró convertirse en 2013 en alcalde de Manila con una campaña de nuevo populista basada en combatir el alto índice de criminalidad y el desempleo, puesto que ocupó dos términos hasta 2019.

800Noticias

Por: Reporte Confidencial

Apóyanos Compartiendo :

SIGUENOS EN GOOGLE NEWS

Para combatir la censura en otras redes te invitamos a suscribirte a nuestro nuevo canal de Telegram

SUSCRIBETE A REPORTE CONFIDENCIAL EN TELEGRAM

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.