El teatro se replantea para tratar de sobrevivir a la pandemia

Distintas obras teatrales estaban programadas, e incluso algunas entradas ya estaban compradas, cuando el 13 de marzo de 2020 tocó bajar el telón ante el estado de alarma por la pandemia del coronavirus.

No fue sino hasta el miércoles 20 de enero de 2021 en la noche que Nicolás Maduro autorizó la reapertura de cines, teatros, museos y centros culturales durante la semana de flexibilización bajo el esquema 7 más 7. 

Según los infectólogos, los espacios cerrados están entre los de mayor riesgo de contagio de Covid-19 y a esta realidad les tocó enfrentarse a los teatros tanto en Venezuela como en el resto del planeta, por lo que ahora han buscado formas para reinventarse. Ese fue el caso de la Asociación Cultural Humboldt, que desde el año pasado ofrece obras grabadas en su canal de YouTube.

Procesos de desinfección, cierres al público en semanas radicales, señalizaciones y pérdidas económicas son la nueva realidad. Pero no todo es malo, pese a esto innovar con la ayuda de plataformas digitales es parte del nuevo escenario que se viven en los teatros de Caracas y el resto del país.

Javier Vidal, actor, dramaturgo, director de teatro y TV, dijo a 800Noticias que la afectación a causa de la pandemia ha sido «fatal», «letal», pero que sin embargo nacieron nuevas formas de llevar un espacio cultural al ciudadano.

«Se instaló el teatro en streaming que lo coloca en una posición de globalización y documentación. Es decir, por una parte pueden ver teatro a través de las plataformas desde cualquier rincón del globo y por otra se documenta la puesta en escena para el acervo histórico y cultural de nuestra identidad teatral, cosa que no se hacía», explica.

Vidal aclara que esta nueva forma no se trata de teatro, sino de un video-teatro o cine-teatro o teatro grabado. Igualmente dice que casi a la vez nació el «teatrozoom», a falta de otro nombre, que llegó para quedarse.

«Es una modalidad de teatro doméstico, fuera de su estructura tanto clásica como contemporánea del ‘espacio escénico’ que se transmite en vivo, directo, al instante (como las primeras transmisiones teledramáticas antes de la llegada del videotape). Esta modalidad creará, con el tiempo y a su tiempo, una nueva dramaturgia y expresión escénica que está en pleno proceso de exploración y experimentación», agrega.

El director de Comunicaciones del Trasnocho Cultural, Rafael Barazarte, coincidió por su parte en lo trastocado que fue la llegada del SARS-CoV-2 al teatro y señala que además la falta de planificación de las autoridades los mantiene en alerta para poder ajustarse a las semanas flexibles de las cuarentenas.

“Hay un momento de planificación importante que tienen que seguir. Nosotros no podemos estar como centro cultural esperando hasta un domingo en la noche para saber cómo van a cambiar las reglas de la próxima semana. Creo que es fatal y no solo para el teatro sino para todo el sector privado en general”, cuestionó Barazarte en cuanto a la modalidad de llevar la pandemia y por el hecho de las dos semanas radicales que fueron extendidas ante el incremento de contagios de Covid-19.

A pesar de considerar que la administración chavista no tiene una planificación concisa, Barazarte aseguró que el Trasnocho Cultural está preparado para abrir al público con todas las medidas de bioseguridad y hasta los momentos solo trabajan de miércoles a domingo en días flexibles. Dijo que se han visto obligados a reprogramar obras y mantienen activa su plataforma online donde desde mayo de 2020 hay un catálogo de películas, obras teatrales y conciertos.

“Sin duda es una situación difícil para nuestro sector porque ya necesitamos los recursos. Recursos que el Gobierno no nos da, recursos que da el mismo público porque en el caso de Trasnocho Cultural se vive del público, de la entrada en taquilla. También tenemos una plataforma web por el tema de la innovación y por supuesto que no es ni la cuarta parte de lo que ingresa presencialmente”, explicó Barazarte.

Agregó que en la página web se pueden encontrar películas e incluso ahora, “tratando de ver el lado positivo”, se grabaron obras de teatro y las personas pueden pagar para verlas desde sus hogares, algo que la organización para la que trabaja no hacía con anterioridad.

“Se está experimentando con un teatro por zoom, se estaba experimentando con teatro por WhatsApp, aunque en realidad no podemos llamar teatro a estas representaciones, pero son proyectos interesantes que juegan con el audiovisual y tratan de entretener al público».

“¿Qué van a estar planificando estos bárbaros, hijos y nietos de Atila, que por donde pisan no crece la hierba? Son y han sido los destructores de nuestra identidad cultural. Quizá eso sí que lo planificaron de algún modo con la asesoría de la cubanía comunista y su catecismo soviético trasnochado con muy buenos resultados para su supervivencia política y de poder», opina Vidal.

El reconocido dramaturgo sostiene que las medidas independientes y privadas tomadas por los teatros metropolitanos han sido las mejores, las más estrictas y seguras que en cualquier otro espacio: sea avión, restaurante o procesiones religiosas.

«Los espacios teatrales de representación presencial son los más seguros de todos los espacios públicos. Sin embargo, estamos sometidos a los caprichos de los irresponsables mensajes dominicales que se dictan desde el púlpito de Miraflores”, señala al  dejar de un lado la palabra “planificación” si del chavismo se trata. 

Desinfección y bioseguridad

Usar 100 butacas de 300, el distanciamiento social y la desinfección de las salas lunes y martes para empezar la jornada los miércoles, son algunas de las medidas aplicadas por el Trasnocho.

En el caso del Teatrex en El Bosque sólo permiten 30% de aforo por sala y señalan que en materia económica no ha sido fácil mantener el espacio con el telón abierto.

Alberta Centeno, gerente general y de programación del Teatrex, comentó a 800Noticias que aunque solo trabajan en semanas flexibles no consideran que hay números bajos en cuanto a espectadores, pero a pesar de sus declaraciones agrega que “el perjuicio en materia económica es innegable”.

“Estamos lidiando con que tenemos un teatro que trata de autogestionarse desde hace casi 5 años y permanecer cerrados durante más de un año no ayuda en la concreción de esa meta. Así que ha sido y sigue siendo difícil mantener los mínimos requeridos para seguir manteniendo este espacio de luz en nuestra ciudad”, añade Centeno.

En el Centro Cultural BOD invitan a quienes los visiten a cumplir con las señalizaciones y demarcaciones que colocaron en sus espacios, como las de mantener la distancia social.

No solo recreación y esparcimiento

El teatro es más que un momento de esparcimiento, considera Vidal, mientras que Barazarte expone que las modalidades en línea no tienen “ni la fibra ni la vibra” que se siente al estar en un teatro.

“El teatro, en específico, no es sólo ‘recreación y esparcimiento’. Es el tiempo y espacio donde el hombre se reconoce en su naturaleza civil y civilizada. Se identifica, se confronta, se refleja, se ‘espejea’. El desprecio demostrado por parte de estos asaltantes del poder con charreteras de zarzuela, viene de muy atrás, desde los días iniciáticos de la razzia del 2001, cuando descabezaron todos los entes tutelados de la cultura y los convirtieron en cuarteles de panfletos comunistas. Con la pandemia encontraron la mejor excusa para cerrar las puertas de la cultura y callar, silenciar, vigilar, someter, perseguir, cuartelar a los artistas e intelectuales”, sentencia Vidal.

Barazarte hace un llamado a la administración de Maduro para que entiendan que el teatro se trata de “contemplar” y que el arte funciona para la salud mental ante la situación de estrés que se vive por la pandemia.

Fallas de servicios

Venezuela atraviesa una crisis que se refleja en la decadencia de los servicios públicos y un ejemplo claro son las fallas de internet y la problemática de electricidad.

Ante este escenario los centros culturales fueron previsivos y dan de 24, 48 y hasta 72 horas de plazo a quienes compren entradas para ver una obra online.

Durante el año 2020 se registraron 157.719 apagones en el país, según el Comité de Afectados por Apagones.

Tratando de enfrentar las adversidades que supone el presente en el mundo, los dramaturgos y administradores de teatros esperan que la vida en las tablas también se salve de la pandemia. 

800Noticias

Por: Reporte Confidencial

Compartir:

SIGUENOS EN GOOGLE NEWS

Para combatir la censura en otras redes te invitamos a suscribirte a nuestro nuevo canal de Telegram

SUSCRIBETE A REPORTE CONFIDENCIAL EN TELEGRAM

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Usamos cookies para asegurar que te damos la mejor experiencia en nuestra web. Si continúas usando este sitio, asumiremos que estás de acuerdo con ello. Aceptar