Especial ND | “Sin mala vida” un transportista hace una cola de todo el día para intentar surtirse de gasoil

Un domingo, en teoría, es para descansar en casa tras una jornada difícil por la pandemia y la situación del país. Eso no le ocurrió a Josué*, un transportista caraqueño, quien tuvo que sacrificar su esparcimiento por intentar llenar el tanque de su camioneta con el escaso gasoil que hay en Venezuela.

Eran las 8:00 de la mañana del domingo 18 de abril cuando, en la Zona Central del 23 de Enero, al oeste de la ciudad capital, era visible una larga fila de unidades de transporte público, que aguardaban pacientes por llegar a la estación de llenado ubicada en la Zona Industrial de Los Flores de Catia. Se trataba de una cola de casi 2 kilómetros de distancia.

Entre conductores dormidos y recién levantados, ND pudo conversar con uno de ellos, Josué, quien señaló que hay chóferes que se quedaron toda la madrugada esperando, aunque él admitió haber llegado a las 6:00 de la mañana.

“Lo que pasa es que cierran la puerta de la E/S a las 4:00 p.m”, dijo, “y si al llegar allá cierran, te quedas viendo al cielo y diciendo: ¿Qué hice de malo yo hoy?”, lamentó.

A las 8:00 a.m ya estaban enfilados muchos autobuses | Fotos: Jesús Herrera / Noticiero Digital

“Diario debo llenar el tanque, porque trabajo todo el día. Generalmente lleno en esa E/S porque yo hago vida en el municipio Libertador”, añadió, y especificó que labora en la ruta Casalta – Chacaíto, una de las más movidas en Caracas.

Afirmó Josué que esa cola ya se ha visto antes y señala que ya se ha acostumbrado a hacerla, sin “mala vida”, dice, “porque con esta pandemia y todo lo que estamos viviendo”, no hay cabida para más preocupaciones, asegura.

Al preguntarle sobre si sabía que la escasez de diésel es consecuencia directa de las sanciones de Estados Unidos y la poca producción de Pdvsa, el transportista, con sonrisa en la cara, exclamó:

“Muchas personas entienden las sanciones al diésel, otras no. A mi juicio, las sanciones nos afectan de una manera o de otra. Por el gasoil, se afecta al transporte, suben los costos, y prolifera el matraqueo en las bombas, en las alcabalas. En las autopistas siempre hay matraqueos. Vienes de Barinas, por ejemplo, y en 16 alcabalas te quitan mercancía o te piden que pagues coimas, en dólares, porque no hay bolívares, y eso repercute en el consumidor, es una cadena”.

Una larga cola para surtirse de gasoil | Fotos: Jesús Herrera / Noticiero Digital

Y no tardó en aseverar que él ha tenido que pagarle coimas a los funcionarios de seguridad que custodian las estaciones de servicio. Sugiere que “depende” del efectivo policial o militar que se consiga en el lugar, pues, comenta, “puede que te pidan $3 o $5 para no hacer cola” o para enfilarlo en una que corre más rápido porque es paga.

“Esto es siempre, cada vez que voy a llenar el tanque, me encuentro con esta mafia. Ahorita sí. Con esta escasez sí. Antes se podía tardar un rato, pero ahora se pierde un día completo. Yo debo pagar la coima de mis ingresos, ellos te dicen $5, pero multiplícalos, o trata de comprar dólares con los bolívares. Es plata. Solo que mucha gente no lo ve”, criticó.

Josué dijo que iba a tener que durar todo el día para llenar el tanque, “y seguramente no pueda surtir” porque pueden cerrar la E/S, lo que lo llevaría a perder el día.

“Pero me voy tranquilito”, dice. “¿Qué hago poniéndome bravo? Ya está la pandemia, está la situación, prefiero irme a mi casa y mañana me vuelvo a meter en la cola y llevo la vida con calma, porque así es como hay que llevarla. La situación hay que saber llevarla con calma. Los problemas son grandes, pero se pueden minimizar”, sugirió.

“No es fácil, pero es una guerra distinta a las armas, solo que muchas personas lo ven como política y culpan a una sola persona”, remató.

Cola en la Zona Industrial de Los Flores de Catia | Foto: Jesús Herrera / Noticiero Digital

Desde que inició el año, Venezuela ha afrontado una severa crisis de gasoil, producto de la poca producción de las refinerías de Pdvsa y la cancelación del canje de crudo venezolano por ese combustible, un negocio de la estatal que le permitió surtir al parque automotor por varios meses.

Como medida de presión, una de las últimas movidas del expresidente Donald Trump contra el gobierno de Nicolás Maduro fue precisamente cortar tal intercambio. Si bien la medida fue rechazada, aun así el republicano la llevó adelante.

El tema es que en Venezuela, el gasoil es usado, además del transporte público, por el transporte de carga pesada, las maquinarias agrícolas y de producción, las plantas eléctricas y otros artefactos que ameritan del carburante para funcionar.

De hecho, hay estimaciones de letrados como Francisco Monaldi, que señalan que en Venezuela se consumía, antes de la pandemia, entre 60.000 y 65.000 barriles diarios de diésel, y más de la mitad eran importados, reseñó la BBC Mundo.

Vale decir que el intercambio de crudo por diésel lo hacía Pdvsa con la italiana Eni, la india Reliance y la española Repsol, que tras la decisión de Trump, cedieron en la negociación.

No obstante, está previsto que el nuevo presidente estadounidense Joe Biden reanude tal intercambio, como parte de sus medidas para alivianar la presión sobre Venezuela, pero, hasta la fecha, nada ha cambiado.

“Es provocado”

Según Josué, toda la crisis del gasoil, y la crisis generalizada del país, es provocada y tiene sus estrategias “por donde lo veas”.

“Nosotros somos privilegiados y al tener los recursos minerales que necesitan los países que se llaman desarrollados, siempre vamos a estar así”, consideró. “Los países donde no hay nada, viven tranquilos, como República Dominicana, que hay cuatro playas, ¿los tocan? No”, ejemplificó.

Considera que el tema de las sanciones contra los países “ya lo han practicado mucho y no lo han logrado” porque “el pueblo está claro”.

Aproximadamente 2 kilómetros de cola | Fotos: Jesús Herrera / Noticiero Digital

“Cualquier persona le preguntas que es un Producto Interno Bruto y lo saben, anteriormente no. Ahora no, ahora cualquier niño te dice cuánto está el dólar”, aseguró, y señaló que el próximo presidente que se siente en Miraflores, “sea de izquierda o de derecha”, tiene que “informar al pueblo”.

Josué comentó, para finalizar, que mientras se mantengan la sanciones “se mantendrán los problemas con el gasoil, con los alimentos, el dinero para comprarlo”, que es lo contrario al 2018, “cuando le pagaban a las empresas para que no produjeran”.

 

*Josué es el nombre del transportista que no quiso que su nombre real fuera identificado.

 

@jherreraprensa.

Apóyanos Compartiendo :

SIGUENOS EN GOOGLE NEWS

Para combatir la censura en otras redes te invitamos a suscribirte a nuestro nuevo canal de Telegram

SUSCRIBETE A REPORTE CONFIDENCIAL EN TELEGRAM

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.