El venezolano que pone rostro a la migración en Argentina mediante un código QR

1152865

Caracas.- Acompañadas de la frase «Sho soy de Venezuela», el pasado 11 de abril las calles de los barrios de Buenos Aires, Argentina, se vieron llenas de carteles con fotos de migrantes venezolanos junto a un código QR que invita a los ciudadanos a conocer su historia.

Oswaldo Avendaño, periodista venezolano egresado en 2014 de la Universidad Católica Andrés Bello (Ucab), contó a El Pitazo que creó el proyecto fotográfico en 2019 como una forma de contribuir a la difusión de lo que hace la migración venezolana en Latinoamérica.

El caraqueño de 30 años emigró en noviembre de 2017 tras haberse aprobado la Asamblea Nacional Constituyente. «Dije que era momento de migrar porque cambiarían la constitución y no quería vivir en un país en el que los poderes públicos no funcionan. Escogí Argentina porque considero que es un país que culturalmente está abierto a la migración y porque los trámites migratorios son sencillos«.

Oswaldo Avendaño, creador del proyecto Sho soy de Venezuela. Foto cortesía Oswaldo Avendaño

Avendaño apeló a un enfoque diferente a otros proyectos que contaban historias de migrantes venezolanos, queriendo salir de los largos textos para incluir retratos que transmitieran el sentir de sus compatriotas. «Muchos de los proyectos que he visto apelan un poco a la narrativa de la desgracia, historias conmovedoras y se enfocan más en el texto. Cuando pensé este proyecto se me ocurrió que podía mezclar mis hobbies que son la fotografía y la escritura«.

Sho soy de Venezuela (@shosoydevenezuela) busca por medio de retratos ponerle rostro a la migración venezolana y visibilizar las emociones con las que ellos conviven. «Las personas que somos migrantes convivimos con una dualidad de emociones. Podemos estar felices en una reunión, pero tristes por no estar en esa reunión con las personas que amamos; podemos estar nostálgicos por no estar en Venezuela, pero felices al mismo tiempo por desarrollarnos en el país que escogimos para vivir y empezar de cero».

Pausa para evolucionar

El periodista y fotógrafo venezolano comenzó su proyecto en 2019 por medio de un blog (http://shosoydevenezuela.wordpress.com/) en el que publicaba los retratos con una breve historia, pero se vio obligado a hacer una pausa ese mismo año para profesionalizarse como UX Writer.

Este 2021 Oswaldo decide retomar su proyecto, pero esta vez mezclando tecnología de escaneo para darle una evolución a su idea original. «Me puse a pensar ‘¿De qué forma puedo darle la vuelta a este proyecto?’ y eso me llevó a utilizar los conocimientos adquiridos de mi nueva profesión «.

La idea de Avendaño dio como resultado la creación de unos carteles que muestran los retratos de los venezolanos junto a un código QR que puede ser escaneado por medio de un teléfono inteligente. «Se me ocurrió hacer estos carteles y pegarlos por las calles de Buenos Aires para que la gente no tenga que llegar a las historias por medio de una cuenta de Instagram o una URL del blog; sino invitar a la gente desde la calle a que lean esas historias«.

Los carteles muestran el rostro de migrantes venezolanos en Argentina. Foto cortesía Oswaldo Avendaño

«Es un hobby que yo tengo no tengo financiamiento ni lo estoy buscando, es algo que me nace desde mi espacio como ciudadano para poner mi granito de arena. Comencé por algunas calles de Palermo, pero la idea es que los carteles estén presentes en todos los barrios de Buenos Aires«, explica el periodista venezolano.

Sentimientos captados por la cámara

Actualmente el proyecto tiene publicado 21 historias de migrantes, cada una de esas historias se conforma de siete retratos en blanco y negro desde diferentes encuadres. A su vez, todas las sesiones se fotos de realizan al aire libre con la intención de mostrar las calles de Buenos Aires.

¿Por qué migraron de Venezuela?, ¿Por qué escoger Argentina?, ¿A qué se dedican en el país Austral?, ¿Qué elementos reconocen los demás para hacerles saber que son venezolanos?, ¿Cómo mantienen vigente el sentimiento nacionalista fuera de Venezuela? y ¿Regresarían o no a su país? son las preguntas que Avendaño siempre hace a los participantes.

«Parte de lo que hago cuando estoy haciendo las sesiones de fotos, además de las preguntas fijas, es hacer contraste de emociones. Por ejemplo si se está hablando de temas lúdicos, de repente realizar una pregunta más fuerte como ‘¿Qué pasaría si te llaman por teléfono ahora para avisarte que falleció tu madre?’», explicó.

Avendaño espera llegar a más barrios de Buenos Aires. Foto cortesía Oswaldo Avendaño

Avendaño expresa que el mayor reto con este proyecto ha sido darle continuidad mientras que lleva una vida como migrante; así como encontrar una manera que haga que las personas se interesen y se diferencie de otros proyectos de migración.

«Me gustaría que el proyecto se convierta en una galería de fotos en algún museo o galería de arte, puede ser hasta una galería de fotos itinerante; que finalmente se transforme en un libro de registro fotográfico sobre la diáspora venezolana en Argentina», dice.

Daniela CarrascoMigración

Daniela CarrascoMigración

Apóyanos Compartiendo :

SIGUENOS EN GOOGLE NEWS

Para combatir la censura en otras redes te invitamos a suscribirte a nuestro nuevo canal de Telegram

SUSCRIBETE A REPORTE CONFIDENCIAL EN TELEGRAM

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.