“Si quieres cambiar el mundo, comienza por hacer tu cama”: El Hombre que enfrentó a Hussein y Bin Laden + Vídeo

“Si quieres cambiar el mundo, comienza por hacer tu cama”: El Hombre que supervisó a Hussein en su encierro y comandó el fin de Osama Bin Laden + Vídeo

Por Braulio Jatar

Nada es más poderosos que las palabras. El hombre encargado de cuidar de Sadam Hussein cuando fue atrapado por las fuerzas aliadas, quien tuvo la oportunidad de verlo como en realidad era, quien comandó la “Operación Lanza de Neptuno” que resultó en el asalto del complejo de Osama Bin Laden y su asesinato, es hoy más reconocido por un discurso de quince minutos, que por sus espectaculares acciones.

Cuando Sadam fue hecho preso se le encomendó a McRaven la supervisión de su cautiverio. En esas visitas diarias, reparó que el dictador nunca se hacía la cama. Se lo preguntamos y se ríe: «Quiero aclarar que no hacerse la cama no significa que seas una mala persona o te vayas a convertir en un Sadam Hussein».  

Pero si cada uno de ustedes cambia la vida de unos diez, y cada uno de ellos se la cambia, para mejor a otras diez, y esos a otros diez, en solo cinco generaciones esos primeros diez, habrán cambiado en 125 años, la vida a 800 millones de personas,  y con una generación más cambiar toda la población de la Tierra»

William Harry McRaven

William Harry McRaven (nacido el 6 de noviembre de 1955) es un almirante de cuatro estrellas retirado de la Armada de los Estados Unidos que se desempeñó como noveno comandante del Comando de Operaciones Especiales de los Estados Unidos (SOCOM) desde el 8 de agosto de 2011 hasta el 28 de agosto de 2014. Desde 2015 hasta 2018, fue rector del Sistema de la Universidad de Texas . McRaven se retiró de la Marina de los EE. UU después de más de 37 años de servicio.

 «Para mí fue una oportunidad de hacer justicia, no hablo de venganza. La Inteligencia no podía garantizar al 100% que ahí se escondía Bin Laden esa noche. Recibí la orden presidencial y cumplí mi misión. “.  Fue este último evento el que lo llevo a dar el discurso a los graduandos de la promoción de 2014  de la Universidad Texas. Quien grabó el evento nunca imaginó que el discurso y no las armas, serían el mejor legado del almirante de cuatro estrellas.

William H. McRaven narra en su discurso ante los graduandos sus experiencia, en su periodo de instrucción en las fuerzas especiales SEAL a continuación las ocho partes, recomendaciones o lecciones:

Lección 1: Si quieres cambiar al mundo, comienza por tender tu cama.

Hacer la cama de la manera correcta no era un motivo de elogio, sino algo que se esperaba de mí. Constituía la primera tarea del día y llevarla a cabo correctamente era importante. Era una demostración de disciplina. Luego haces otra y otra tarea. Y sabes que mañana será mejor.  

Lección 2: Si quieres cambiar al mundo, encuentra a alguien que te ayude a remar.

Esta lección propone que para que el bote llegue a su destino, todos deben remar.  Destaca la importancia del trabajo en equipo y de lo fundamental que resulta contar con las personas indicadas para realizar con éxito cualquier actividad. No puedes cambiar el mundo solo.

Lección 3: Si quieres cambiar al mundo, mide a las personas por el tamaño de su corazón, no por el tamaño de sus  chapaletas

Aquí McRaven habla que para cambiar el mundo, no se debe juzgar a las personas por su apariencia, narra como en un bote  con 7 aspirantes de distintos orígenes étnicos, educación, estatus social, y menor tamaño  de pies que los otros, terminaron siendo el primer grupo en llegar a la orilla, impulsados por la fuerza de sus corazones.

Lección 4: Si quieres cambiar al mundo, debes asumir que la vida va a ser muy dura.

En el entrenamiento SEAL los instructores siempre tenían una excusa para castigar a los estudiantes por cualquier motivo. Cada semana había revisión de uniformes, nunca importaba el esfuerzo siempre terminaban, castigados, embadurnados en arena sobre sus mojados uniformes.  Esa era la prueba para demostrar que no importa lo bien que hagas una cosa, siempre vas a recibir una crítica. El mundo es injusto.

Lección 5: Si quieres cambiar al mundo, no tengas miedo a los «circos” de la vida.

En el entrenamiento SEAL, un “circo” son dos horas adicionales de ejercicio que ningún estudiante quería hacer, sin embargo todos en algún momento pasaban por ahí,  dejando en evidencia que quienes hacían las dos horas extras de ejercicios con más frecuencia, se hacían más y más fuertes. Lo que no te mata te hace mas fuerte.

Lección 6: Si quieres cambiar al mundo, algunas veces tienes que lanzarte de cabeza.

Para cambiar al mundo, dice MacRaven hay que intentar hacer cosas nuevas. En una de las pruebas llamada carrera de obstáculos, se mantenía con un récord que parecía imposible de romper, hasta que un estudiante en su promoción se lanzó de cabeza para deslizarse por la soga, en lugar de colgar sobre ella. Muchas veces para alcanzar la meta conviene tomar decisiones peligrosas o hacer cosas riesgosas como lanzarte de cabeza, por ejemplo.

Lección 7: Si quieres cambiar al mundo, tienes que ser la mejor versión de ti en los momentos más oscuros.

Cuando el entrenamiento los estudiante son enviados a la isla de San Clemente, frente a la costa de San Diego, sus aguas están infectadas de tiburones y tienen que nadar de noche. Esta lección sugiere que es en los momentos más difíciles de la misión, es donde uno debe estar más calmado y controlado. Hay muchos tiburones en el mundo, si lo enfrentas una vez, nunca tendrás que evitarlos.

Lección 8: Si quieres cambiar al mundo, nunca, NUNCA, hagas sonar la campana.

En el entrenamiento SEAL hay una campana. Una campana de bronce que cuelga en el centro del lugar, a modo de que todos los estudiantes la puedan ver. Para renunciar a todo, cuenta Willian H. lo único que se tiene que hacer es sonar la campana, algo que en verdad nunca, pero nunca deberías hacer.

El discurso de McRaven estaba supuesto a impartar a algunos de los 8 mil recién graduados presentes, pero ha terminado siendo uno de los de mayor impacto motivacional en las redes sociales. 

Como bien lo dijo el orador al momento de empezar sus extraordinarias palabras: “Lo que empieza aquí, cambia el mundo”,  frase que es lema de la Universidad de Texas, y continuación hizo la siguiente matemática. “Ask.com señala que el americano promedio conocerá a diez mil personas en su vida, pero si cada uno de ustedes cambia la vida de unos diez, y cada uno de ellos se la cambia, para mejor a otras diez, y esos a otros diez, en solo cinco generaciones esos primeros diez, habrán cambiado en 125 años, la vida a 800 millones de personas,  y con una generación más cambiar toda la población de la Tierra»

Empieza hoy con una persona, la recompensa será inmensa.

Braulio Jatar Alonso

Editor Reporte Confidencial l Abogado 18342 l Comunicador SNTP 8248 l Locutor 17210 I Profesor Inteligencias l Escritor l 7 libros amzn.to/2G3W6ja I Preso Político #ONU #OEA  Twitter @BrauliojatarA Facebook Braulio Jatar Alonso

Apóyanos Compartiendo :

Editor Reporte Confidencial / Abogado 18342 / Comunicador SNTP 8248 / Locutor 17210 / Profesor Inteligencias / Escritor / 7 libros amzn.to/2G3W6ja

Preso Político #ONU #OEA

Twitter @BrauliojatarA

Facebook Braulio Jatar Alonso

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.