La sexagenaria Zaida Soto teje un nuevo futuro en Colombia

1153172

Caracas. Zaida Soto Paz, de 62 años, decidió irse de su ciudad natal, Maracaibo, en el estado Zulia, hace dos años y se radicó en la ciudad fronteriza de Ipiales (Nariño), donde se encuentra el puente internacional de Rumichaca, situado sobre el río Guáitara que separa a Colombia de Ecuador.

Una segunda cirugía de cadera de su hija hizo que la sexagenaria decidiera irse de su país natal, puesto que no podían realizársela. “No migré por Maduro, lo hice por mi hija”, cuenta la venezolana a Consejo de Redacción.

El reportaje publicado el 5 de abril por la asociación de periodistas colombianos destaca que los adultos mayores en Venezuela se han visto obligados a dejar a un lado la idea de vivir sus años de vejez en retiro debido a la crisis humanitaria que soporta el país, lo que los obliga a comenzar una vida lejos de su país natal.

LEE TAMBIÉN

«No los he visto por dos años»: niño venezolano pide ayuda a Biden para reunirse con sus padres

En su caso, la maracucha decidió viajar con su máquina de coser y sus agujas de tejido, actividad que le ha permitido subsistir en Colombia y que no podía ejecutar en Venezuela debido al alto costo de los materiales. «¿A qué voy a volver si no hay qué comer?, ni tampoco medicinas«, comentó a Consejo de Redacción.

La hija de Zaida logró obtener su cirugía gracias a la gestión de Médicos del Mundo, la cual hace parte de las organizaciones de cooperación internacional que apoyan a los migrantes en temas de salud en Colombia.

Según un informe publicado en noviembre de 2019 por las organizaciones HelpAge International y Convite, en el que se evaluaron las necesidades de las personas mayores de 50 años en Venezuela, 77% manifestó no poder conseguir suficiente comida, obligándoles a ir a los países que acogieron a sus hijos y familiares.

En busca de protección

Luis Francisco Cabezas, director de Convite, dijo a Consejo de Redacción que otra de las razones por la que la población mayor recurre a esta decisión es por protección, puesto que al quedar solos en sus casas se exponen a diferentes escenarios de violencia por parte de las personas encargadas de su cuidado o se vuelven blanco de la delincuencia común, situación que se ha encrudecido por la pandemia de COVID-19.

LEE TAMBIÉN

«Saca a tu hijo del país» aconsejaron a padres de bebé barquisimetano

Según la encuestadora More Consulting, cuatro de cada diez hogares venezolanos tienen un familiar viviendo fuera del país y quienes se quedan en Venezuela son mayores de 50 años. De acuerdo con el Centro para el Desarrollo Económico (Equilibrium CenDE), una vez establecidos en países como Colombia, los migrantes deciden llevar a sus familiares.

Ahora el siguiente paso de Zaida es enseñar a tejer a otros adultos mayores para que se distraigan y superen la nostalgia de estar lejos de su país natal debido a la crisis.

Lea la nota completa de Consejo de Redacción aquí.

Daniela CarrascoMigración

Daniela CarrascoMigración

Apóyanos Compartiendo :

SIGUENOS EN GOOGLE NEWS

Para combatir la censura en otras redes te invitamos a suscribirte a nuestro nuevo canal de Telegram

SUSCRIBETE A REPORTE CONFIDENCIAL EN TELEGRAM

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.