#España | El Athletic de Bilbao incendia la Liga Santander tras ganar al Atlético de Madrid

El Atlético de Madrid cayó derrotado por 2-1 frente al Athletic y deja la Liga Santander al rojo vivo. Los goles de Berenguer e Íñigo Martínez contrarrestaron el de Savic y, aunque los colchoneros dormirán líderes, el Barcelona, si gana al Granada el próximo jueves, pasaría a encabezar la clasificación y convertirse así en el máximo favorito. Aunque eso sucediese, los hombres del Cholo Simeone seguirían dependiendo de sí mismos para cantar el alirón.

Cerrando el domingo se plantaba el Atlético en San Mamés conociendo los resultados de Real Madrid, que pinchó ante el Betis, y el Barcelona, que no falló ante un duro rival como es el Villarreal. Pese a que sin importar qué hubiera pasado en esos partidos los de Simeone estaban obligados a ganar, ahora lo estaban más, para sacarle una renta mayor al eterno rival y no dejar que los culés les puedan dar caza fácilmente.

Con sólo un cambio planteó el Cholo Simeone asaltar San Mamés. Oblak defendía el arco, Trippier y Lodi actuaban en las bandas y Savic y Felipe, que sustituía al sancionado Giménez, formaban la defensa. Saúl, Koke, Carrasco y Héctor Herrera actuaban en la medular y como hombres más adelantados, Correa y Marcos Llorente. A Joao Félix, Luis Suárez y Lemar, que volvían a la convocatoria les tocaba esperar su oportunidad en el banquillo.

Arrancó el encuentro y el Athletic parecía ser el equipo que se jugaba ganar la Liga Santander. Los locales arrancaron con una marcha más y eso se notó rápidamente, sobre todo en el marcador. Antes de cumplirse los diez minutos de juego ya ganaban 1-0 gracias a un testarazo soberbio de Álex Berenguer tras un centro de Capa tras una contra exquisita que no pudieron detener los jugadores del Atlético.

Un Atlético plano

El gol despertó, algo, a los colchoneros, pero la presión alta e intensa de los bilbaínos provocaba que fuese muy difícil sacar el balón de una forma ordenada y segura. Unai Simón ya tuvo que entrar en acción, pero tampoco tuvo grandes problemas. Primero, metió una mano arriba ante un cabezazo de Carrasco y luego otro testarazo de Savic fue a parar directamente a los guantes del portero de la Selección.

La más clara para los madrileños llegó tras un movimiento brillante de Correa, parecido al que firmó en la goleada contra el Eibar. El argentino la recibió de espaldas y realizó un giro soberbio, pero al que no acompañó su disparo final. Muy desviado se fue el lanzamiento de Angelito, ese que ha suplido a las mil maravillas a Luis Suárez estas últimas jornadas. A pesar de estas llegadas del Atlético, el Athletic no se cortaba tampoco. Dos llegadas seguidas, una de Villalibre, que aprovechó el descalabro de la defensa rival, y un voleón de Capa no acabaron el gol de milagro.

Al borde del descanso llegó la desgracia para el Athletic. Ander Capa caía lesionado tras un choque con un compañero y Lekue tuvo que entrar en su lugar. Una pena porque el lateral derecho vasco estaba siendo el hombre más destacado del partido y el que más daño estaba haciendo al Atlético. Llegó el descanso y si los líderes de la Liga Santander querían sacar algo positivo tendrían que cambiar, y mucho, la imagen que habían dado en la primera mitad.

Mejoría sin premio

Y es que en los últimos meses en el Atlético ha sido casi una rutina o un hábito hacer unos primeros 45 minutos pobres y mejorar la versión en el segundo acto. Todo estaba por ver y los primeros indicios hacían pensar que sería así. Un disparo de Llorente desde la frontal del área, parecido a los que hizo en Anfield o en otros campos de la Liga Santander, se marchó lamiendo el poste de la portería de Unai Simón. Avisaban los del Cholo Simeone también con otro disparo muy cruzado de Carrasco.

Se preparaban en la banda para entrar Joao Félix, Luis Suárez y Lemar, y desde allí vieron una contra espectacular del Athletic en la que Morcillo se recorrió el campo entero conduciendo el balón antes de dársela a Sancet y que éste acabase disparando a las nubes. Los tres susodichos ingresaron en el verde después de esta jugada sustituyendo a Trippier, Héctor Herrera y Saúl. Pasada la hora de juego le llegó la hora de abandonar el césped a Ángel Correa. Torreira ocupaba su lugar y desplazaba a Carrasco de banda. Llorente, otra vez al lateral derecho, puesto en el que se desaprovechan todas las virtudes ofensivas que descubrió el Cholo.

Se instalaba el Atlético de Madrid en zona de tres cuartos, pero ni los centros ni los pases al área encontraban buen término. De cualquier acción podía llegar un error o un mínimo hueco de una defensa, la bilbaína, bien plantada y que no daba ni una opción. Gastaba los cambios Simeone dando entrada a Hermoso en lugar de Lodi. Joao Félix, uno de los jugadores de refresco, comenzaba a aparecer pero todo seguía igual, nunca se encontraban rematadores, hasta que llegó un córner en el 76′. Fue Carrasco el que colgó el balón al primer palo, donde Savic lograba peinar el cuero y superar a Unai Simón para poner el 1-1.

Más de diez minutos por delante y el partido se abría por completo. El Athletic tuvo unos momentos de desconcierto, pero rápidamente se recompusieron y se atrevieron a la hora de ir a por el gol de la victoria. La gloria es para los valientes y los de Marcelino lo fueron. En el 86′, de otro córner, llegó el golazo de cabeza de Íñigo Martínez, que entró como un avión al área, sin oposición. Tal fue la fuerza con la que remató que Oblak no pudo hacer nada. Como tampoco pudieron hacer nada sus compañeros para igualar la contienda antes del pitido final.

Por: Ok Diario
Autor: Alberto Sarmiento
Fecha de publicación: 2021-04-25 16:56:44
Fuente

Apóyanos Compartiendo :

SIGUENOS EN GOOGLE NEWS

Para combatir la censura en otras redes te invitamos a suscribirte a nuestro nuevo canal de Telegram

SUSCRIBETE A REPORTE CONFIDENCIAL EN TELEGRAM

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.